↑ Volver a Quién es quien

♦ Maestro de París

El Maestro de París ascendió hace más de quinientos años. Es el jefe del Consejo de Francia, aunque no es francés. Se lo describe como un hombre alto, apuesto, de refinada elegancia. El Maestro de París sostiene un foco de la voluntad de Dios en la Sainte-Chapelle, en la Isla de la Cité, en el mismísimo corazón de París, lugar de nacimiento de Francia. Tiene un etérico sobre el foco físico donde sostiene la acción de la .

la-sainte-chapelle-paris-q

También sostiene un foco físico en la ciudad de París, que frecuenta a menudo en forma física. Su retiro es una hermosa residencia antigua al estilo de un castillo, con muchas ventanas que miran hacia la ciudad. Este foco lo mantienen sus discípulos y los maestros lo utilizan frecuentemente como sitio de reunión en París, desde donde pueden dirigir las energías necesarias para sostener el equilibrio de los gobiernos de Europa.

Este maestro jugó un papel decisivo en el establecimiento de las escuelas esotéricas de la en esta ciudad, en los siglos XVIII y XIX. Trabaja, entre otros, con , , el Alexander Gaylord y la maestra ascendida . La radiación de Saint Germain y , la Diosa de la Justicia, se siente con intensidad en el interior de la Sainte-Chapelle y las colindantes salas de justicia (el Palais de Justice). En la Isla de la Cité también se encuentra la catedral de Notre Dame, un foco de la Madre .

ha hablado del deseo de Saint Germain de tener focos físicos de en las ciudades del mundo, como el del Maestro de París:

Saint Germain no está satisfecho con instruir a las s en los retiros etéricos de la Hermandad. No, está decidido a tener focos como el del Maestro de París, un hogar de luz en la octava física, un hogar de luz en la ciudad, un hogar de luz donde las almas puedan ser recibidas.

Los maestros necesitan estudiantes que mantengan estos focos. Morya ha pedido que los fieles y leales, los constructores y los pioneros den un paso al frente.

Los es y también han hablado de los focos de luz en Europa y alrededor del mundo, y de su deseo de abrir el retiro del Maestro de París:

Nuestro mensaje, pues, de la gran luz descendente (de Pablo el Veneciano, del Gran y de la , de la expansión de esta luz) es nuestro ofrecimiento a vosotros: dimensiones de la conciencia de Dios expandiéndose como una habitación estrecha que se convierte en una mansión de luz.

Amados, vosotros que apreciáis los santuarios, las catedrales, la historia, la cultura del en Europa, ¡abrid vuestro corazón! Dad vuestra vida y todo vuestro apoyo en abundante medida. Porque, hoy mismo, abriríamos nuestro retiro en París si hubiera almas de luz que se ofrecieran a ser hosteleros de este santuario de Saint Germain y el Maestro de París.

© Summit University Press

 

 

115 Total vistas 1 Vistas hoy

El retiro de un maestro es su hogar de luz, su templo y su lugar de servicio. Los retiros son focos de la Gran Hermandad Blanca localizados principalmente en el plano etérico, que es donde presiden los maestros ascendidos. Los retiros anclan una o más de las llamas de la Divinidad así como el moméntum de servicio de los maestros y su realización espiritual para el equilibrio de la luz en los cuatro cuerpos inferiores de un planeta y sus evoluciones. Cumplen múltiples funciones para los consejos de la jerarquía que sirven a las ondas de vida de la tierra y algunos retiros están abiertos para individuos no ascendidos, cuya alma puede viajar a estos focos en su cuerpo etérico entre una encarnación y otra en la tierra, o en su cuerpo sutil durante el sueño o samadhi.

     Muchos de los retiros de los maestros, incluyendo sus escuelas de misterios, estuvieron en el plano físico durante las primeras eras de oro de la tierra e incluso después de la Gran Rebelión y la Caída de los ángeles caídos. Ante la destrucción y la profanación de sus templos, los maestros retiraron sus centros y sus llamas al plano etérico, de ahí el término “retiro”. Después de la ascensión del mensajero Mark L. Prophet el 26 de febrero de 1973, los Señores del Karma dieron otra oportunidad a los hijos de Dios de saldar su karma asistiendo a las clases en los retiros de los siete chohanes, el Maha Chohán y los Instructores del Mundo. El primero de enero de 1986, Gautama Buda y los Señores del Karma respondieron a la petición de los Señores de los Siete Rayos de abrir las universidades del Espíritu que se encuentran en sus retiros etéricos a decenas de miles de estudiantes para proseguir sistemáticamente el camino de la automaestría en los siete rayos. Los estudiantes viajan en su cuerpo sutil durante el sueño y pasan catorce días en el retiro de cada uno de los chohanes y del Maha Chohán. Véase Tabla de los ocho rayos.

La llama del Cristo, la chispa de la vida que arde en la cámara secreta del corazón de los hijos e hijas de Dios. La sagrada trinidad de poder, sabiduría y amor que es la manifestación del fuego sagrado. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

Orden espiritual de santos occidentales y adeptos orientales que se han reunido con el Espíritu del Dios vivo; las huestes celestiales. Han trascendido los ciclos de karma y renacimiento y ascendido (acelerado) a aquella realidad superior que es la morada eterna del alma. En cada era, cultura y religión han surgido maestros ascendidos de la Gran Hermandad Blanca, unidos para los más altos propósitos de la hermandad del hombre bajo la Paternidad de Dios, para inspirar avances creativos en la educación, las artes y las cien­cias, el gobierno divino y la vida abundante en las economías de las naciones. La palabra “blanca” no se refiere a raza sino al aura (halo) de luz blanca que circunda su forma. La Hermandad comprende entre sus filas a ciertos chelas no ascendidos de los maestros ascendidos. Jesucristo reveló la existencia de esta orden celestial de santos “vestidos de blanco” a su siervo Juan. Véase jerarquía cósmica, Pléyades.

Apocalipsis 3:4, 5; 6:9-11; 7:9, 13, 14; 19:14

Chohán del séptimo rayo, de la libertad. Maestro ascendido. Jerarca de la era de Acuario y patrocinador de los Estados Unidos de América. Inicia a las almas en la ciencia y el ritual de la alquimia y la transmutación con la llama violeta, mediante el poder de la Palabra hablada, la meditación y la visualización. Su retiro en América del Norte es la Cueva de los Símbolos en Table Mountain, Wyoming. También utiliza el Retiro del Royal Teton en el Grand Teton, en Jackson Hole (Wyoming); el retiro de su guru, el Gran Director Divino, la Cueva de la Luz en la India; y la Mansión de Rakoczy, su foco en Transilvania. Las melodías clave de la Mansión de Rakoczy son: Cuentos de los Bosques de Viena y la Mar­cha Rakoczy. Véase Tabla de los ocho rayos .

Chohán del tercer rayo, del amor. Véase Tabla de los ocho rayos .

El que, a través del Cristo y por haberse revestido de la Mente que hubo también en Cristo Jesús, ha alcanzado la maestría del tiempo y el espacio y, en el mismo proceso, también del yo en los cuatro cuerpos inferiores y en los cuatro cuadrantes de la Materia, en los chakras y en la llama trina equilibrada. Ha transmutado cuando menos el 51 por ciento de su karma, cumplido con su plan divino y pasado las iniciaciones del rayo rubí para el ritual de la ascensión: la aceleración por medio del fuego sagrado hacia la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. Los maestros ascendidos habitan en los planos del Espíritu –el reino de Dios (la conciencia de Dios)– y pueden enseñar a las almas no ascendidas en un templo etérico o en las ciudades etéricas del plano etérico (el reino de los cielos).

Filipenses 2:5

La maestra ascendida Leto enseña a los estudiantes que están en el sendero a abandonar el cuerpo conscientemente y a volver a entrar a voluntad, y también a aprovechar las experiencias en los retiros de los maestros mientras el cuerpo físico duerme .
La llama gemela de Leto es el maestro ascendido Alexander Gaylord.

Maestra ascendida. A lo largo de miles de años de servicio a Dios en el séptimo rayo de la justicia, la libertad, la miseri­cordia, el perdón, la alquimia y el ritual sagrado, la amada Porcia alcanzó la personificación de la Llama de Dios y la conciencia divina de la Justicia divina como Oportunidad divina. Por tal motivo se le conoce como Diosa de la Justicia o Diosa de la Oportunidad. Representa el sexto rayo, el rayo del servicio y la ministración, en el Consejo Kármico y guarda la llama de la justicia y la oportunidad para las evoluciones de la tierra. La amada Porcia es la llama gemela y consorte divina de Saint Germain. Juntos dirigen el siguiente ciclo de dos mil años, la séptima dispensación conocida como era de Acuario.

la madre de Jesús. Véase arcángel, Madre María, Tabla de los ocho rayos.

Chohán del primer rayo, de la Voluntad de Dios. Maestro ascendido. Jefe del Consejo de Darjeeling de la Gran Hermandad Blanca, fundador de The Summit Lighthouse, instructor y patrocinador de los mensajeros Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet. Su extraordinaria devoción a la palabra y las obras de Dios es una poderosa corriente que ha permeado todas las encarnaciones de su alma en la tierra, durante las que permaneció firme en el papel de defensor, instructor y ejemplo delante de nuestro espíritu elevándose vertiginosamente hacia el Amor. Véase Tabla de los ocho rayos .

La luz espiritual es la energía de Dios; el potencial del Cristo. Como personificación del Espíritu, el término “Luz” puede utilizarse como sinónimo de los términos “Dios” y “Cristo”. Como esencia del Espíritu es sinónimo de “fuego sagrado”. Es la emanación del Gran Sol Central y de la Presencia YO SOY individualizada, y la Fuente de toda vida. Es lo que enciende la chispa divina, porque la Luz verdadera alumbra a toda manifestación de Dios que debe descender a un mundo oscurecido. El portador de Luz es el que desplaza la Oscuridad, y la Luz de su Presencia YO SOY proviene de los reinos del Día Eterno.

Juan 1:7-9

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.

Jerarca de las huestes angelicales; el rango más alto entre las órdenes de ángeles. Para cada uno de los siete rayos hay un arcángel que lo preside y que personifica, junto con una arcangelina (su complemento divino), la conciencia divina del rayo y dirige a las bandas de ángeles que bajo su mando prestan servicio en ese rayo. Para sus nombres, rayos y ubicación de sus retiros véase Tabla de los ocho rayos .

Jofiel y Cristina son el arcángel y la arcangelina del segundo rayo, el rayo de la sabiduría y la iluminación.
Véase arcángel, Tabla de los ocho rayos .

Véase arcángel, Tabla de los ocho rayos .

Los Señores del Karma. Los seres ascendidos que componen el Consejo Kármico. Su nombre y el rayo que representan en él son los siguientes: primer rayo, el Gran Director Divino; segundo rayo, la Diosa de la Libertad; tercer rayo, la Maestra Ascen­dida Nada; cuarto rayo, el Elohim Ciclopea; quinto rayo, Palas Atenea, Diosa de la Verdad; sexto rayo, Porcia, Diosa de la Justicia; séptimo rayo, Kuan Yin, Diosa de la Misericordia.

     Los Señores del Karma administran la justicia en este sistema de mundos, y adjudican karma, misericordia y juicio a todas las corrientes de vida. Todas las almas deben pasar delante del Consejo Kármico antes y después de cada encarnación en la tierra; reciben su asignación y su porción kármica para cada periodo de vida por anticipado y luego se pasa revista a su actuación al terminar. Gracias al Guardián de los Pergaminos y a los ángeles registradores, los Señores del Karma tienen acceso al registro completo de cada corriente de vida encarnada en la tierra. Ellos determinan quién ha de encarnar, así como cuándo y dónde. Asignan a las almas a una comunidad o a una familia, sopesando cuánta carga de karma debe saldarse, en cumplimiento de cada “punto y tilde” de la ley. El Consejo Kármico, en consonancia con la Presencia YO SOY y el Ser Crístico individuales, determina cuándo se ha ganado el alma finalmente el derecho a quedar libre de la rueda de karma y de las rondas de renacimiento.

     Los Señores del Karma se reúnen en el retiro del Royal Teton dos veces al año, en los solsticios de invierno y de verano, para revisar peticiones de la humanidad no ascendida y para otorgar dispensaciones con el fin de asistirla.

Maestra ascendida que guarda la conciencia divina de la libertad para la tierra. Mientras estuvo encarnada en la Atlántida erigió el Templo del Sol en lo que ahora es la isla de Manhattan. Con el hundimiento de la Atlántida el templo físico se destruyó, pero su contraparte etérica sigue estando en el plano etérico, donde ella sigue siendo el foco de la llama de la libertad en el altar central, rodeado por doce santuarios dedicados a las doce jerarquías solares. La Diosa de la Libertad (llamada así por su completa y entusiasta identificación con la llama divina de la libertad, su conciencia divina de la libertad) es la portavoz del Consejo Kármico y representa el segundo rayo en dicho consejo. Su estatua en la isla de la Libertad (antes isla de Bedloe) en el puerto de Nueva York representa la figura de la “Dama con una lámpara”, del poeta Longfellow, de quien éste predijo que “ocupará un lugar en la gran historia de nuestro país, noble tipo de femineidad digno y heroico”. Encarna el arquetipo de la Mujer vestida del Sol y de la mujer de la nueva era, que inspira a las naciones a la acción con la antorcha de la iluminación y el Libro de la Ley. Véase Tabla de los ocho rayos .

Conocido como el Maestro R, es un ser cósmico cuyo cuerpo causal es una gigantesca esfera azul que rodea al planeta. Manu de la séptima raza raíz, destinada a encarnar en Sudamérica, es el instructor de Saint Germain. Sus retiros son la Mansión de Rakoczy y la Cueva de Luz.