♦ Advertencia de Elizabeth Clare Prophet

feto
“…NUESTROS SALVADORES, LIBERTADORES, PROFETAS Y MAESTROS ESTÁN SIENDO DESTRUIDOS
ANTES DE NACER”

 

La sacralidad de la Vida

Cincuenta millones de abortos cada día en el mundo significa que a cincuenta millones de s que deberían estar encarnando y contribuyendo a la evolución del planeta se les está negando la entrada a la vida. Y los perdedores somos nosotros. Solamente Dios conoce la fórmula necesaria para perpetuar la civilización tal como la conocemos. Y el ingrediente decisivo para la fórmula es el individuo.

Una vida cancelada significa la extinción de una nación o de una raza por un periodo de dos mil años. el Cristo nos demostró el valor del individuo. Todos somos hijos de Dios. Cada uno de nosotros es único y muy necesario para el cuerpo entero de Dios que evoluciona en la tierra. El aborto es sólo una entre las múltiples tácticas de la élite del poder para cercenar el curso de la verdadera libertad de las personas que se están levantando para definitivamente desbancar a sus opresores.

Nuestros salvadores, libertadores, profetas y maestros están siendo destruidos antes de nacer. Herodes se está saliendo con la suya. ¿Quién puede decir que uno de los cincuenta millones de niños abortados anualmente no es un mesías? ¿Qué persona temerosa de Dios se atreve a tomar en sus manos el cuchillo que asesinará al individuo enviado por Dios con la cura del cáncer, o la solución para los problemas económicos, o la liberación de los pueblos asiáticos o africanos o cualquiera otra nación? Yo, por mi parte, no querría que la responsabilidad de semejante decisión estuviera en los registros de mi alma cuando me presente ante mi Creador al final de este periodo de vida.

El aborto es un crimen contra Dios y el hombre. Estamos permitiendo que nos manipulen hasta nuestra destrucción final, tanto física como espiritualmente. Las penalidades por la matanza en masa de nuestros niños son muy altas, tan altas que temo que no podamos pagar el precio. A un ser crístico que podría venir de nuevo para comprarnos con el precio de su propia vida —tal como Jesús pagó un precio por nosotros— simplemente no le permiten encarnar los archiimpostores de la humanidad que ahora tienen la total cooperación de la gente buena de la tierra. Las personas van a tener que superarse (como dijo la en Fátima) para alcanzar la salvación. Y el lugar donde empezar es la defensa de la sacralidad de la Vida.

© Church Universal and Triumphant

887 Total vistas 1 Vistas hoy

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.

El maestro ascendido Jesucristo . El avatar de la era de Piscis; la encarnación de la Palabra, el Cristo Universal; el ejemplo de conciencia crística que los hijos de Dios tendrían que haber manifestado durante la dispensación de dos mil años de la era de Piscis; aquel que manifestó la plenitud del Ser Crístico y que por tanto fue llamado Jesús el Cristo. Vino para revelar el Ser Crístico individual a la humanidad entera y para demostrar las obras del Padre (la Presencia YO SOY) que Sus hijos e hijas pueden realizar en y a través de la llama del Ser Crístico o Yo Crístico individual. Jesús ocupa el cargo de Instructor del Mundo en la jerarquía, que comparte con el maestro ascendido Kuthumi, quien estuvo encarnado como san Francisco. El retiro de Jesús es el Templo de la Resurrección, ubicado en el reino etérico sobre Tierra Santa. También presta su servicio en el Retiro Árabe, en el desierto de Arabia, al noreste del Mar Rojo. Véase “Jesucristo y Saint Germain vienen a señalar el camino en la era de Acuario”, en Alquimia II.

Arcangelina del quinto rayo, complemento divino del arcángel Rafael, Reina de los Ángeles y la bendita madre de Jesús. Su nombre significa Rayo de la Madre (inglés: Mother Ray, Ma Ray). Llamada por el Padre para encarnar en la tierra y dar nacimiento al Cristo que habría de salvar a aquellas almas que habían sido descarriadas por los rebeldes luciferinos, María es uno de los miembros de las huestes del SEÑOR que a lo largo de sus encarnaciones en la tierra ha ejemplificado ardientemen­te la Maternidad de Dios… Al concluir su vida de santidad como la Madre de Jesús, y habiendo cumplido su plan divino, María ascendió al corazón del Padre. Hoy presta servicio a la humanidad en la “Iglesia viviente” en niveles internos, muy cerca de las jerarquías de ángeles y maestros ascendidos que conforman la Gran Hermandad Blan­ca. La intercesión de la Madre María es inmediata cuando se da su Rosario de la Nueva Era, que dictó a la Mensajera Elizabeth Clare Prophet en 1972. Véase María, la madre de Jesús.