↑ Volver a Dios es matemático

♦ Por qué en inglés

Sanat Kumara

Las nuevas lenguas del Espíritu Santo

…Habiendo recibido el mandamiento de predicar el evangelio a toda criatura… y de arrojar a los demonios, llegamos a la segunda señal que sin duda seguirá a los que creen (meditan sobre mi día y noche): “Hablarán con nuevas lenguas.”

hablar con nuevas lenguas es un don del otorgado por iniciación a las almas que ardientemente ejercen la Palabra viva en la predicación de su evangelio… Las señales del Espíritu, de las cuales ésta es la segunda, deben ser deseadas por vosotros con todo vuestro corazón…

Hora tras hora los chelas de la voluntad de Dios comulgan con la Palabra. Entonan la Palabra y sienten el flujo del recorriendo su templo…

Comprenden el don supremo de hablar con nuevas lenguas tal como ha sido otorgado para la cristalización de la Palabra de Dios desde el al cosmos de la . Su celebración de la Palabra puede escucharse en la forma magistral en que dan el de la

…con la nueva lengua del fuego sagrado vencen al dragón mediante la Palabra (la Palabra sagrada, más afilada que una espada de doble filo) de su testimonio.

Los iniciados de la voluntad de Dios aprenden a precipitar esa voluntad mediante la de la . Buscan las iniciaciones del Señor del Primer Rayo, las iniciaciones del de la garganta, mediante las cuales se les confiere la nueva lengua. Al despojarse del hombre viejo y revestirse del nuevo, habiendo renacido a través del individual, también se despojan de la vieja lengua con su “mal irrefrenable, llena de veneno mortal”, como dice Santiago [3:8]. Estos devotos se están ganando la nueva lengua, digna de ser el instrumento de la bendición del SEÑOR…

Afirman la Palabra en . Dan ardientes fíats a la transmutadora. Oran fervientemente para que el poder de Dios entre en el cáliz del ser para la sanación de las naciones. Esto lo hacen con la certeza absoluta de la . Ésta es la ley mediante la cual el , a través de la geometría de la Palabra hablada, penetra y permea el ser del hombre que es la manifestación de Dios, como arriba así abajo. Así, mediante el ritual de la ciencia de la Palabra hablada, los seguidores del Cordero hablarán con una nueva lengua las lenguas de los ángeles

Las primeras razas raíces de hablaban la Palabra pura de la Madre en las lenguas de los siete rayos que les transmitieron los es de esos s. El sonido mismo de estas lenguas angelicales, que retumbaba en los éteres y cristalizaba en la Materia, sostuvo la cultura de la Madre Divina entre sus hijos a todo lo largo de las tres primeras eras de oro de la historia de la Tierra.

La confusión de las lenguas en la torre de Babel, por el juicio de Amor pronunciado por el arcángel del Tercer Rayo, fue la señal de Dios de que no permitiría que el lenguaje puro de la Palabra se utilizara para la profanación de dicha Palabra. Por eso el juicio se manifestó como la confusión de las lenguas angelicales originales, cuando los individuos ya no pudieron comunicarse unos a otros sus vibraciones negativas en la lengua de alta vibración de la Palabra. Y las lenguas de la Tierra y su uso por parte de un pueblo agobiado por el y rebelde se alejaron cada vez más del sonido original de la Palabra.

Debido a la densidad de su corazón, una densidad cada vez más burda, los hombres perdieron la sintonía con la Palabra original a través del Ser Crístico individual. Perdieron el sonido de la que hace reverberar en el corazón los acordes del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo en la equilibrada. Estos acordes de la Trinidad —el arrullo que el Espíritu canta al — se convirtieron en el acorde perdido de la Palabra que alguna vez se escuchó como el sonido perpetuo de Dios en el oído interno, perpetuamente confortando a la vida.

Algunas de las lenguas que los hombres hablan hoy en la Tierra están tan alejadas de la Palabra de la lengua angelical que son inadecuadas para la transmisión de la luz. Por esta razón, el eligió la lengua inglesa para entregar las enseñanzas de la Palabra sobre la . Por la misma razón los s de los maestros ascendidos transmitidos por nuestros s durante los últimos cincuenta años también se dieron en la lengua inglesa.

En vista de que muchas lenguas rezagadas están hoy en uso, así como las lenguas de los ángeles caídos, que comprensiblemente son también lenguas caídas, es el deseo de la cuidar que el inglés se convierta en la segunda lengua en todas las naciones. Porque la nueva lengua del decreto dinámico, pronunciada al unísono por corazones de luz alrededor del mundo, con seguridad precipitará un arrollador que revertirá la marea de la oscuridad y traerá la esperada de paz, iluminación y amor universal.

Los que son sensibles al plano astral han escuchado sonidos como de chimpancés charlando, descritos por el profeta [Isaías 8:19] como espíritus familiares y como adivinos [miembros de la falsa jerarquía que conversan en los planos físico y astral] que “susurran y murmuran” al hablar. Esto es lo que llamamos parloteo estúpido de demonios. Y los más ruines de los ruines de éstos son los lamentos y los gruñidos de diablos que retumban desde los niveles más bajos de los fosos subterráneos del . Comparad esta manifestación con los coros de es cantando aleluyas en perfecta afinación y pronunciación de la Palabra y os daréis cuenta de cuán vastos son los grados y la dinámica del Espíritu Santo (así como su degradación)…

Isaías vio el nombre del SEÑOR, , que venía de lejos, ardiendo en ira –ese todoconsumidor fuego blanco de la “ira” de las deidades “iracundas” de Oriente. Isaías lo describe: sus labios llenos de indignación, su lengua como fuego devorador y su aliento cual torrente que inunda. Claramente estaba contemplando a la Persona del SEÑOR emitiendo el juicio mediante el chakra de la garganta, mediante el centro de poder, mediante la denuncia del mal y de la simiente del malvado, mediante la glorificación de la luz haciendo “oír su voz potente… con llama de fuego consumidor”.

Vio que los enemigos asirios de Judá serían vencidos a través de la voz del SEÑOR. Vio el aliento del SEÑOR, el aliento de fuego sagrado del Espíritu Santo, como torrente de azufre, encendiendo toda la creación humana que constituía una amenaza y una mofa de la creación divina. Evidentemente, éstas son visiones de la del Espíritu Santo emitida para la transmutación de todo el velo de energía [energy veil = evil = mal] a través de la Palabra hablada de Sus hijos actuando como uno solo en el cielo y en la Tierra.

Cuando el Señor Dios envió a Jeremías para ser el instrumento del juicio de Judá, el SEÑOR le dijo a su profeta escogido: “Porque hablasteis esta palabra, he aquí que yo pongo en tu boca mis palabras por fuego, y a este pueblo por leños, y los consumirá.” [Jeremías 5:14] Esto es también, amados míos, hablar con nuevas lenguas mediante las cuales la Palabra se manifiesta en y a través de vosotros. Y el fuego sagrado de la Palabra es la ofensa de aquellos que ofenden a Dios, y es la defensa de los corderos indefensos que, aunque son indefensos, defienden Su Palabra por amor y sólo por amor.

Los sacerdotes de la orden de recitaron una y otra vez la Palabra en el ritual de la celebración de la Creación. Los cantos gregorianos, el Padre Nuestro y el Ave María, los cánticos de los jainas, los mantras de los hindúes y los budistas son reminiscentes de los templos de Lemuria y la , donde los sacerdotes y las sacerdotisas cuidaban la llama de la Madre mediante la ciencia de la Palabra.

Mediante el uso de ciertos sonidos de vocales combinadas con las consonantes de la Palabra, los siete rayos convergían a través de la garganta para la cristalización no sólo de la llama que ardía en el altar, sino de templos y pirámides y toda la parafernalia de la vida. La memoria de la antigua precipitación por parte de los miembros del sacerdocio y de los adeptos en las artes del templo ha sobrevivido hasta el presente…

Sanat Kumara, The new tongues of the Holy Spirit, PoW vol. 22 # 42

 


Archeia_Charity

¡Oh, almas de luz! ¿Recordáis la hora en que nos mirabais cuando nos presentamos a lanzar el rayo de amor hacia la torre de Babel para la confusión del lenguaje, para la confusión de sus lenguas? De modo que la confusión no fue provocada por Dios sino por la reacción de la gente a Dios, por la reacción alquímica. Y por eso llegó la hora de dividir la Palabra de Dios cuando esa sencilla palabra que conocían como la lengua angelical se convirtió en muchas palabras y en muchas lenguas que ahora debían navegar por las grandes aguas de la vida y el Río de la Vida hacia el centro del Logos y la comprensión de la nueva Palabra del YO SOY EL QUE YO SOY. Ésta [nueva Palabra] puede entenderse en todas las lenguas, sin embargo el decreto y el fíat de la Ley deben decirse en la lengua en que están dados, en inglés, que es el Anglish, “el lenguaje de Angleterre, el lenguaje del continente de los ángeles”, [para] el afianzamiento de esa luz [y] la diseminación entre las doce tribus de Israel a lo largo y ancho de los continentes y las naciones de la Tierra, para que todas las tribus que se lamentan unidas por la llegada del día de salvación puedan poner de lado sus lamentaciones.

Por lo tanto la palabra del decreto se pone en marcha. Es pronunciada por todos en la nueva lengua. Es la lengua que ha llegado a , el resultado de muchas lenguas que fluyen juntas, sin embargo la interpretación de la enseñanza debe ser en el lenguaje de cada uno, según su comprensión. Así, el dar la enseñanza y la recepción de la Palabra de regreso a su fuente es para la elevación de la conciencia. Y algunos que caminan en otras naciones y que han oído la palabra de la enseñanza emitida por los mensajeros han aprendido este lenguaje del Espíritu y este lenguaje de la Materia a través de esa enseñanza. ¿Acaso el don de la interpretación de lenguas no es el don de la interpretación del nuevo lenguaje de la enseñanza misma? ¿Acaso no es la comprensión de la alquimia de la Ley? ¿Habéis visto que en muchas ocasiones, cuando dais la enseñanza en un lenguaje hablado por la otra persona, que ésta no tiene ningún concepto de la enseñanza, ninguna habilidad para entender? Es como si hablarais una lengua extranjera, porque no hay receptividad de la palabra. Ved, pues, que en realidad es el lenguaje del corazón el que transmite la enseñanza. Y sin embargo, algunos que no entienden inglés reciben por el Espíritu la enseñanza cuando escuchan los dictados, y por la voz y por la radiación se hacen uno con la nueva lengua del Espíritu.

Chamuel and Charity, Love is the Word He spoke, PoW vol. 20 # 1

 


Amados míos, estos devotos [en la India] que son estables en el fuego sagrado deben multiplicarse, aumentar. Y así será, porque lo hemos decretado. Y es nuestro decreto aquí, en las salas del Consejo Indio de la Gran Hermandad Blanca. Hemos decretado un incremento en el número de almas que tomarán este camino de Saint Germain y lo harán suyo y, habiéndolo hecho suyo, estarán dispuestos a exportarlo a todas las naciones.

Imaginad un continente bendecido con el antiguo sánscrito, con la lengua inglesa, ambos fundamentales en la emisión de la Palabra del Logos a la humanidad. Imaginad a un pueblo y a las masas que requieren vuestro ministerio y vuestro amor y vuestra crística, vuestra atención individual. Pensad en la instrucción y en la enseñanza y en el trabajo con estas almas.

Chananda, Setting the pattern for the new year, PoW vol. 59 # 24

 


Amitabha_w

Muchos de vosotros habéis memorizado fórmulas complejas de química, física, matemáticas y otras disciplinas. Comprended que esto es lo que un mantra es: una fórmula compleja. …No pocos de vosotros os habéis encontrado despertando en la noche y recitando vuestros decretos de llama violeta y vuestros llamados al arcángel Miguel. Y habéis visto que tuvisteis un encuentro con las fuerzas de , no en sueños sino un encuentro real en el plano astral. Y estas fuerzas salieron huyendo al sonido del mantra que recitabais al tiempo que participabais en el combate del Espíritu. De vez en cuando se presentan individuos que dicen: “Reescribiremos los decretos; no tienen sentido”, o: “Escribiremos nuestros propios decretos, porque también nosotros tenemos dotes poéticas.” Sabed que no es pura poesía lo que constituye un decreto, sino ciencia y poesía y los s internos de la Palabra. Estaban en el Cuerpo Causal y en los chakras de Mark Prophet desde los tiempos antiguos de la Atlántida, donde fue maestro de invocación y sacerdote del fuego sagrado. Por tanto, a través de estos jeroglíficos y glifos de la mente guardados en el aura de este santo —este mismo santo humano que caminó entre vosotros— varios miembros de las huestes ascendidas dictaron a través de él las fórmulas para la liberación total del mundo que ahora habéis registrado en vuestro libro de decretos.

Amitabha, Mantra is empowerment, PoW vol. 37 # 8

 


Saint-Germain-Charles-Sindelar_200

Amados corazones, […] soy un profesor serio. Soy serio en mi arte, porque estoy viendo que el mundo se va por la coladera. Veo la avalancha de la oscuridad y del plano astral, y veo muchas almas que se pierden cada día. No espero que tengáis la visión del Jerarca del Séptimo Rayo. Por consiguiente, os doy una parte de ella. Y confío en que no seguiréis bloqueando esa visión con la obstrucción de vuestros chakras y vuestro cuerpo con comidas copiosas —ingiriendo una vez más esa sustancia densa que os hace retener peso innecesario. Pues sabed que la iluminación y la visión verdadera y la espiritualización verdadera deben ocurrir porque los centros de vuestras células están llenos de Luz, diáfanos. Primero la decisión y la promesa, la determinación, el compromiso. Los ángeles os tomarán a su cargo y os protegerán. Luego viene la definición del y el período de estudio —estudio y — para que podáis, así, tener conocimiento de esas enseñanzas dadas con tanto cuidado, pronunciadas tan meticulosamente… Hay tanto en ella que podéis encontrar. Es ineludible e incuestionable que dominéis la lengua inglesa. Durante varias encarnaciones decidí utilizar esta lengua. Es fecunda y vasta. Gracias a la adopción de formas de otras lenguas, se convierte en un instrumento de la universalidad de la . Siendo así las cosas, yo también estoy sometido a los . Y si ellos lo han decretado, haced a un lado vuestros cuestionamientos y vuestra resistencia y proceded a esta maestría y tomad la graciosa oferta de la Madre: la oportunidad, en el nombre de , de estudiar y dominar la lengua inglesa en tan poco tiempo y por ende ser capaces de ahondar en los misterios revelados en la Palabra. Nuestras traducciones publicadas son para vosotros la puerta abierta. Debéis abrirla de par en par y pasar a perfeccionaros como ejemplos míos…

Saint Germain, “A Prophecy of Karma of the nations: The decision and the vow”, en On Prophecy. Coming world changes, SUP, 1986, pp. 45-46

 

EL

Maha_Chohan

Amados míos, quiero hablaros de la ciencia de la victoria. La palabra ciencia transmite el concepto de lo que es incuestionable, lo que es conocido, y lo que está en operación de acuerdo con la ley y de acuerdo con las matemáticas. Aquello que es ciencia puede ser conocido de principio a fin. En cierta manera, el concepto de azar, accidente, creencia ciega o milagro súbito ha prevalecido entre las personas religiosas durante muchos siglos, y por ello dependen de una ley desconocida y una ciencia desconocida para la manifestación de los asuntos cotidianos del corazón o del alma, que deberían ser comprendidos a la luz de la verdadera ciencia divina de la Ley.

Maha Chohan, The sacred science of the Mother, PoW vol. 57 # 8

 


Surya_god

¿Por qué venimos y hablamos de temas de autodisciplina, moral, ética, amor, el sendero, decretos? Todo esto es nuestra manera de enseñaros la ley de la para que podáis llegar al punto de autodisciplina mediante el cual descubriréis la llave interior para incrementar la luz dentro de vuestro templo. Cada individuo debe hacer este descubrimiento. Hemos dado todo lo que podemos dar hasta este punto de la dispensación de los Dos Testigos. Y todo lo que hemos dado contiene claves. Y más allá de las palabras hay cadencias y fórmulas incluso. Y si conocierais las fórmulas de las palabras podríais ir a la Palabra detrás de las palabras y a los números detrás de las palabras y descubrir ahí mismo, en los libros impresos, claves para la luz que trascienden vuestra imaginación. ¡Vaya!, amados míos, a veces parecería que los maestros ascendidos jugaran a las escondidillas de manera tan obvia que casi es motivo de diversión que los días pasen y la gente lea las palabras y escuche los dictados y por alguna razón no cruce la barrera hacia donde está contenida toda la sabiduría para la maestría de los siete rayos.

Tomad los volúmenes de las Perlas de Sabiduría. Parecen sencillas, obvias. Cada Perla es una obra maestra de una fórmula matemática para la emisión de luz. Cuando bebéis la copa de esa Perla a manera de comunión antes de salir del cuerpo templo durante el sueño, vuestra alma toma la fórmula interna aun cuando la mente externa no la haya penetrado. Y seguís la longitud de la onda que retorna al maestro. Y poco a poco incrementáis en vuestra conciencia divina esa percepción que crece y crece y crece como la apertura de una rosa de mil pétalos. Y entonces la naciente luz y su clave interna vienen a la conciencia. Y cuando lo hace, a menudo viene en forma preasimilada, como conocimiento para hacer, para ser […] Ya no es un proceso mental. […] Vuestra alegría al cantar y al dar decretos dinámicos y leer y escuchar las enseñanzas es la alegría de la asimilación del alma, velo tras velo, de patrones finos e intrincados de matrices matemáticas.

Surya, Light!, PoW vol. 49 # 4


Mark_L_Prophet-200

Cuando la Mensajera os guía [en la oración y la invocación a Dios para el exorcismo del mal en el planeta Tierra] y lleva el manto para [cumplir] un propósito cósmico, y cuando vosotros hacéis vuestros llamados y fíats en concordancia con los [decretos que hemos] dictado a los Dos Testigos, siguiendo las cadencias y la geometría de las matrices [incrustadas en los decretos que están] en vuestro libro de decretos, hasta los [demonios] más agresivos y hasta aquellos de mayor logro entre los archidemonios deben huir, deben abandonar sus intenciones sin tardanza, no sea que vayan a ser consumidos por el fuego de Dios [que invocáis].

Lanello, Points of Darkness, PoW vol. 35 # 2

No puede negarse que los mensajes de los maestros ascendidos deben ponerse en las manos de aquellos chelas que son receptivos y que comprenderán el significado que hay atrás de lo que ellos nos dan. No es suficiente limitarse a leer o tener fe en un principio: el principio debe convertirse en ley en acción, y la ley en acción debe convertirse en la matriz de vida de todo individuo. Hay tanto entendimiento que todavía está pendiente de conferir, que me sorprende que algunos estudiantes de la Luz... se permitan sentir... que algunas de nuestras palabras... son indignas de su atención.

Saint Germain, The sharpening of the razor’s edge, PoW vol. 7 # 4

 


 


ECP-200

Y por supuesto, la persona del Maligno vendrá a tentarlos cuando decidan desplazar al yo irreal con el Yo Real. ¿Todavía no se les presenta? Tal vez no lo han reconocido. Tal vez sólo imaginaron que se dijeron: "¿Por qué debo luchar? No es intención de Dios que yo luche." Pues bien, no son ustedes los que hablan consigo mismos, es el demonio hablando con ustedes. Ésas son las palabras que los ángeles caídos les susurran al oído, que dicen: "Toma el camino ancho, el camino fácil. No es necesario luchar. La vida debería ser un plato de caramelos; y si no lo es entonces hay algo que no está bien con tu religión, con tu .”

© Summit University Press

 

1569 Total vistas 12 Vistas hoy

Gran Guru de la simiente del Cristo a lo largo y ancho del cosmos; jerarca de Venus; el Anciano de Días mencionado en Daniel 7:9, 13, 22; uno de los Siete Santos Kumaras. Hace mucho tiempo vino a la tierra en los momentos más oscuros de ésta, cuando toda la luz se había extinguido en sus evoluciones, pues no quedaba un solo individuo en el planeta que diera adoración a la Presencia de Dios. Ciento cuarenta y cuatro mil almas se ofrecieron como voluntarias para auxiliar a Sanat Kumara en su misión y lo acompañaron junto con legiones de ángeles…

La Palabra es el Logos, el poder de Dios y la realización de ese poder encarnado en y como el Cristo. Los devotos del Logos liberan las energías de la Palabra en el ritual de la ciencia de la Palabra hablada. Es a través de la Palabra como el Dios Padre-Madre se comunica con la humanidad. El Cristo es la personificación de la Palabra. Véase Cristo, decreto.

La Tercera Persona de la Trinidad; la omnipresencia de Dios; las lenguas hendidas de fuego que focalizan a Dios Padre-Madre, también llamado el fuego sagrado; las energías de Vida que animan a un cosmos. En la Trinidad hindú de Brahma, Vishnu y Shiva, el Espíritu Santo corresponde a Shiva, conocido como el Destructor-Liberador porque su amor que todo lo consume, cuando se invoca en los planos de la Materia, ata a las fuerzas del mal y transmuta la causa y el efecto de las creaciones erróneas de los hombres, liberándolos de la prisión de su karma y de los seres oscuros que la habitan. El prana es la esencia del Espíritu Santo que ingerimos con el aliento del fuego sagrado a través de los chakras para nutrir a los cuatro cuerpos inferiores. El Espíritu Santo es el foco del equilibrio del Dios Padre-Madre en el núcleo de fuego blanco del ser. El exorcismo de los espíritus malignos y de las entidades impuras se realiza mediante el fuego sagrado del Espíritu Santo, en el nombre del Cristo y del YO SOY EL QUE YO SOY. Los nueve dones del Espíritu Santo son poderes que se otorgan a los siervos del Señor para atar a la muerte y el infierno y realizar Sus obras en la tierra.

     La Persona y la Llama del Espíritu Santo es el Consolador que Jesús prometió que vendría cuando nuestro Señor nos dejara –a iluminarnos, a instruirnos y a hacernos recordar todas las cosas que el amado Jesús nos ha enseñado, tanto en la tierra como en el cielo. Cada vez que un hijo o hija de Dios asciende a la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY, el Espíritu Santo desciende para llenar el vacío y magnificar la Presencia del Señor en la tierra. Es éste el ritual del descenso del Espíritu Santo prometido por Jesús a sus discípulos cuando el Maestro dijo: “Permaneced en la ciudad de Jerusalén hasta que seáis dotados del poder de las alturas”, cosa que ocurrió en Pentecostés después del ascenso de Jesús al cielo.

      El representante de la llama del Espíritu Santo para las evoluciones de la tierra es el maestro ascendido que ocupa el cargo de Maha Chohán. El Espíritu Santo es la Personalidad Impersonal de la Divinidad y está ubicada en el lado occidental de la Ciudad Cuadrangular. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

1 Corintios 12:4-11; Juan 14:16, 26; 16:7; Lucas 24:49, 51; Marcos 16-19; Hechos 2:1-4

El fuego de la Kundalini, que se encuentra como una serpiente enroscada en el chakra de la base de la columna (el muladhara), y que con pureza espiritual y automaestría se eleva hacia el chakra de la coronilla, acelerando los centros espirituales o chakras a su paso. Dios, luz, vida, energía, el YO SOY EL QUE YO SOY. “Nuestro Dios es un fuego consumidor” (Hebreos 12:29). El fuego sagrado es la precipitación del Espíritu Santo para el bautismo de las almas, para la purificación, para la alquimia y la transmutación y para alcanzar la ascensión, ritual sagrado mediante el cual el alma retorna al Único.

La polaridad masculina de la Divinidad; la coordenada de la Materia; Dios como Padre, que necesariamente incluye dentro de Su propia polaridad a Dios como Madre, de ahí que se le conozca como Dios Padre-Madre. El plano de la Presencia YO SOY, de la perfección; el lugar de morada de los maestros ascendidos en el reino de Dios.

     En minúsculas, como en “espíritus”, es sinónimo de desencarnados o entidades astrales; “espíritu”, en singular y con minúsculas, y alma se usan indistintamente.

(latín: mater, “madre”). La polaridad femenina (negativa) de la Divinidad, cuya polaridad masculina (positiva) es el Espíritu. La Materia actúa como un cáliz para el reino de Dios y es el lugar de morada de almas en evolución que se identifican con su Señor, el Santo Ser Crístico. La Materia se distingue de la materia, la sustancia de la tierra, terrena, de los reinos de maya, que bloquea en vez de irradiar la luz divina y el Espíritu del YO SOY EL QUE YO SOY.

La materia es la materialización de la Llama de Dios, el medio por el cual el Espíritu adquiere, “físicamente”, cuádruple dimensión y forma a través de la polaridad femenina, o negativa, de la Divinidad. Los maestros ascendidos usan Mater o Matter indistintamente para describir los planos de la existencia que comprenden y se amoldan al cáliz universal, o matriz, para el descenso de la luz de Dios que se percibe como Madre. A través de este aspecto de sí mismo como Madre es como el Espíritu de Dios, el Padre, desarrolla en sus hijos la conciencia del Cristo, el unigénito de Dios, como percepción de sí mismos en el Cristo en desenvolvimiento a través de la llama trinala chispa divina y sello de autenticidad de los coherederos que serán. El alma que desciende de los planos del Espíritu mora en el tiempo y el espacio en la Materia para su evolución espiritual/física, que requiere automaestría en las energías de Dios con el recto ejercicio del libre albedrío. Los cuatro cuerpos inferiores del hombre, de un planeta o de sistemas de mundos —los cuatro planos, cuadrantes y fuerzas cósmicas— ocupan y constituyen las frecuencias de la Materia. Véase Madre, Espíritu.

Fórmula mística o invocación; palabra o combinación de palabras que se consideran sagradas, a menudo en sánscrito, que se recita o canta con el fin de intensificar la acción del Espíritu de Dios en el hombre; forma de oración que consiste en una palabra o grupo de palabras que se canta una y otra vez para atraer un aspecto particular de la Deidad o de un ser que materializa ese aspecto de la Deidad. Según la tradición hindú, los sabios que recibieron los mantras por inspiración divina eran capaces de escuchar los tonos fundamentales del universo. Véase decreto.

     [Definición del hinduismo: “mantra significa ‘instrumento para pensar’, es una herramienta utilizada para transformar la mente. En la práctica, un mantra es un sonido, palabra o frase sagrados que se pueden recitar en voz alta, en voz baja o mentalmente. Aunque se expresa físicamente como sonido, la verdadera esencia de un mantra es la vibración insonora de la energía divina integrada en él. Un mantra trabaja con una mente enfocada y llevando la atención hacia el interior; progresivamente conducirá a niveles de conciencia más elevados y más sutiles.”]

Madre Divina, Madre Universal y Virgen Cósmica son otros tantos términos para designar la polaridad femenina de la Divinidad, la manifestación de Dios como Ma­dre. La Materia [inglés: Matter] es la polaridad femenina del Espíritu y los maestros ascendidos utilizan el término  alternadamente con Mater (latín: “madre”). En este contexto, todo el cosmos material se convierte en el vientre de la creación, hacia el cual el Espíritu proyecta las energías de la Vida. La Materia es, entonces, el vientre de la Virgen Cósmica, quien, como la otra mitad del Todo Divino, también existe en el Espíritu como polaridad espiritual de Dios.

Jesús mismo reconoció a Alfa y Omega como los más altos representantes del Dios Padre-Madre y con frecuencia se refirió a Alfa como Padre y a Omega como Madre. Quienes asumen la polaridad femenina de la conciencia después de su ascensión son maestras ascendidas. Junto con todos los seres femeninos (polarizados femeninamente) en las octavas de luz, son los focos de la llama de la Madre Divina para las evoluciones de la humanidad que se desarrollan en muchos sistemas de mundos. Sin embargo, siendo andróginos, todos los miembros de las huestes celestia­les son focos de cualquiera de los atributos masculinos o femeninos de la Divinidad a voluntad, pues ya han entrado en las esferas de la Totalidad Divina.

Madre de la Llama (o Madre del Mundo). Cargo en la jerarquía que ocupan sucesivamente aquellas devotas no ascendidas designa­das por la Gran Hermandad Blanca para nutrir, o incubar, la llama de la Vida en toda la especie humana. En 1961, Clara Louise Kieninger fue nombrada primera Madre de la Llama de la Fraternidad de Guardianes de la Llama por Saint Germain. El 9 de abril de 1966, ese manto fue transferido a la mensajera Elizabeth Clare Prophet. En ese momento Clara Louise Kieninger se convirtió en la Madre de la Llama Regente. Hizo su ascensión el 25 de octubre de 1970 en Berkeley, California, y continúa ocupando ese cargo desde el estado ascendido.

“La palabra ciencia comunica el concepto de aquello que es cierto, aquello que es sabido y aquello que está en operación de acuerdo con la Ley y de acuerdo con las matemáticas.  Aquello que es ciencia puede ser conocido de principio a fin.

Por alguna razón, el concepto de azar, accidente, creencia en un súbito milagro ha acompañado a las personas religiosas durante muchos siglos. Y por tanto dependen de una ley desconocida y una ciencia desconocida para la manifestación de asuntos cotidianos del corazón, del alma, que deberían ser entendidos a la luz de la verdadera ciencia divina de la Ley.” – Maha Chohán

La Palabra del SEÑOR Dios que fue pronunciada en los fíat originales de la creación. La emisión de las energías de la Palabra, o Logos, a través del chakra de la garganta por los Hijos de Dios en confirmación de la Palabra perdida. Está escrito: “Por tus palabras serás justificado y por tus palabras serás condenado” (Mateo 12:37). Cuando el hombre y la mujer reconsagran el chakra de la garganta afirmando la Palabra de Dios, se convier­ten en instrumentos de los mandamientos de Dios que cumplen la ley de su re-creación a imagen del Hijo.

Las invocaciones que ofrecían los sacerdotes y sacerdotisas del fuego sagrado en Lemuria con el poder de la Palabra hablada se daban originalmente siguiendo la ciencia del Logos. La perversión de esta ciencia en la práctica de la magia negra ocurrió más tarde, en los últimos días de Lemuria, provocando la destrucción de los templos de la Virgen Cósmica y el terremoto por el que se hundió el continente. Las estatuas de la isla de Pascua son los vestigios del sitio donde las guerras de los dioses hicieron estremecer a la tierra en aquellos días terribles. En contraste, esta ciencia de la Palabra hablada fue utilizada en su forma pura por los israelitas para derribar las murallas de Jericó. Hoy los discípulos utilizan el poder de la Palabra en decretos, afirmaciones, plegarias y mantras para atraer la esencia del fuego sagrado desde la Presencia YO SOY, el Ser Crístico y los seres cósmicos que encauzan la luz de Dios hacia matrices transmutadoras y transformadoras para obrar cambios constructivos en los planos de la Materia.

La ciencia de la Palabra hablada (junto con la ciencia del concepto inmaculado) es el ingrediente clave y esencial en toda alquimia. Sin la Palabra hablada no hay alquimia, no hay crea­ción, no hay cambio ni intercambio en ninguna parte de la Vida. Es la piedra blanca del alquimista, que cuando se aplica con éxito con los secretos de la llama del corazón revela el “nuevo nombre escrito, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe”. Bienaventurado el que triunfa sobre la oposición que la mente carnal interpone al ejercicio —la práctica que hace al maestro—de la ciencia de la Palabra hablada en el ofrecimiento de decretos dinámicos diarios al SEÑOR, pues a éste dará el Espíritu Santo “a comer del maná escondido”.

El maestro de la era de Acuario, Saint Germain, enseña a sus discípulos a invocar, por el poder de la Palabra hablada, la llama violeta para el perdón de los pecados y para el bautismo del fuego sagrado en preparación para la transición hacia una Conciencia Divina más elevada.

(sánscrito: “rueda, disco, círculo”). Centros de luz anclados a lo largo de la columna vertebral en el cuerpo etérico; gobiernan el flujo de energía hacia los cuatro cuerpos inferiores del hombre y sostienen la frecuencia de los siete rayos en ellos. Son siete y corresponden a los siete rayos: 1. primer rayo, garganta, azul; 2. segundo rayo coronilla, amarillo; 3. tercer rayo, corazón, rosa; 4. cuarto rayo, base de la columna, blanco; 5. quinto rayo, tercer ojo, verde; 6. sexto rayo, plexo solar, púrpura y oro; 7. séptimo rayo, sede del alma, violeta).

Hay cinco chakras menores correspondientes a los cinco rayos secretos y un total de 144 centros de luz en el cuerpo del hombre. Véase Tabla de los chakras , El aura humana II, de Djwal Kul.

Véase la Armadura de los chakras

Santo Ser Crístico o Yo Crístico, es el foco individualizado del "unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad". El Cristo Universal individualizado como la auténtica identidad del alma. El Yo Real de todo hombre, mujer y niño hacia el cual el alma debe alzarse. El Ser Crístico es el mediador entre un hombre y su Dios. Es el instructor, el maestro y el profeta personal de un individuo, que oficia como sumo sacerdote ante el altar del Santísimo (la Presencia YO SOY) del templo edificado sin manos de todo hombre.

El advenimiento de la percepción universal del Ser Crístico entre el pueblo de Dios en la tierra ha sido profetizado por los profetas como el descenso del SEÑOR NUESTRA JUSTICIA, llamado también VÁSTAGO, en la Era Universal que está por llegar. Cuando alguien alcanza la plena identificación del alma con el Ser Crístico, se le llama ser crístico o ungido, y se ve al Hijo de Dios brillar a través del Hijo del hombre.

Juan 1:14; Isaías 11-1; Jeremías 23:5, 6; 33-15, 16; Zacarías 3:8, 6:12

Forma dinámica de oración hablada que usan los estudiantes de los maestros ascendidos para dirigir la luz de Dios hacia circunstancias individuales y mundiales a fin de producir cambios constructivos. Generalmente enmarcan al cuerpo del decreto un preámbulo y un cierre o aceptación. Es la Palabra de autoridad de Dios pronunciada por el hombre, en el nombre de la Presencia YO SOY y del Cristo vivo, para provocar cambios en la tierra mediante la voluntad de Dios y Su conciencia presente, en la tierra como en el cielo, en manifestación abajo como Arriba. El decreto dinámico que se ofrece en alabanza y petición a Dios el SEÑOR con el uso de la ciencia de la Palabra hablada es la “oración del justo, que obrando eficazmente, puede mucho”. El decreto dinámico es el medio gracias al cual el suplicante se identifica con la Palabra de Dios, con el fíat original del Creador: “Sea la luz: y fue la luz” (Génesis 1:13).

     Los decretos dinámicos fueron dados por los maestros ascendidos en inglés, lengua con que se alcanza una vibración más elevada, parecida a la de los ángeles. Detrás de los decretos hay fórmulas matemáticas que producen siempre el mismo efecto.

     El decreto es la herramienta y la técnica del alquimista para la transmutación personal y planetaria y para la autotrascendencia.

Es un aspecto del séptimo rayo del Espíritu Santo. Es el fuego sagrado que transmuta la causa, el efecto, el registro y el recuerdo del pecado, es decir, del karma negativo. También se le denomina llama de la transmutación, de la libertad y del perdón. Cuando la llama violeta se invoca por medio de la ciencia de la Palabra hablada, produce cambios constructivos.

La ley que gobierna matemáticamente, y sin embargo con la espontaneidad de la llama de la misericordia, toda manifestación a lo largo y ancho del cosmos en los planos del Espíritu y la Materia.

(griego: “palabra, habla, razón”). Sabiduría divina manifiesta en la creación. Según la filosofía griega antigua, en el universo el Logos es el principio controlador. El libro de Juan identifica la Palabra, o Logos, con Jesucristo: “Y la Palabra se hizo carne y vivió entre nosotros” (Juan 1:14). Por lo tanto, Jesucristo es visto como la encarnación de la razón divina, la Palabra Encarnada, la Segunda Persona de la Trinidad. Véase Cristo.

Mu, el continente perdido del océano Pacífco que, según los descubrimientos de James Churchward, arqueólogo y autor de El continente perdido de Mu, se extendía cinco mil kilómetros hacia el sur desde el norte de Hawái, hacia la Isla Oriental y las islas Fiyi, y estaba constituido por tres áreas de tierra que median más de ocho mil kilómetros de oriente a poniente. La historia que relata Churchward sobre la antigua Tierra Madre está basada en registros inscritos en tablillas sagradas que asegura haber descubierto en la India. Descifró dichas tablillas con la ayuda de un sacerdote de un templo hindú. Durante cincuenta años de inves­tigación confirmó su contenido comparando con otros textos, inscripciones y leyendas que descubrió en el Sudeste de Asia, en Yucatán (México), Centroamérica, las islas del Pacífico, Norteamérica, el antiguo Egipto y otras civilizaciones. Él calcula que Mu fue destruido aproximadamente hace doce mil años por el colapso de las cámaras de gas que sostenían al continente.

Mapa de Lemuria de El continente perdido de Mu, por James Churchward (1927). Este mapa basado en lecturas de antiguos textos que hizo Churchward muestra el continente de Lemuria como era antes de su destrucción final.

Jerarca de las huestes angelicales; el rango más alto entre las órdenes de ángeles. Para cada uno de los siete rayos hay un arcángel que lo preside y que personifica, junto con una arcangelina (su complemento divino), la conciencia divina del rayo y dirige a las bandas de ángeles que bajo su mando prestan servicio en ese rayo. Para sus nombres, rayos y ubicación de sus retiros véase Tabla de los ocho rayos .

Haz de luz o de otra energía radiante. Los rayos son las emanaciones de luz de la Divinidad que, cuando se invocan en el nombre de Dios o en el nombre del Cristo, prorrumpen como una llama en el mundo del individuo. Los rayos pueden ser proyectados por la conciencia divina de seres ascendidos o no ascendidos a través de los chakras y del tercer ojo como una concentración de energía que asume numerosas cualidades divinas, como amor, verdad, sabiduría, curación, etc. Haciendo mal uso de la energía de Dios, los practicantes de magia negra proyectan rayos que tienen cualidades negativas, tales como rayos mortales, rayos de sueño, rayos hipnóticos, rayos de enfermedad, rayos psicotrónicos, el mal de ojo, etc. Véase Tabla de los ocho rayos .

(sánscrito: “acto, acción, obra”). El karma es energía/conciencia en acción; la ley de causa y efecto y retribución. Llamada también ley del círculo, que decreta que cualquier cosa que hagamos completará un círculo y regresará a nuestra puerta para resolución. Pablo dijo: “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Newton observó: “Para toda acción hay una reacción igual y opuesta.” La ley del karma requiere que el alma reencarne hasta que todos los ciclos kármicos se hayan saldado. Así, de una vida a la siguiente el hombre determina su destino por sus acciones, incluyendo sus pensamientos, sentimientos, palabras y obras. Saint Germain enseña el sendero acelerado de la transmutación del karma con la llama violeta del Espíritu Santo y trascendiendo las rondas de renacimiento a través del sendero de la cristeidad individual que conduce a la ascensión demostrada por Jesús.

Gálatas 6:7

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

La llama del Cristo, la chispa de la vida que arde en la cámara secreta del corazón de los hijos e hijas de Dios. La sagrada trinidad de poder, sabiduría y amor que es la manifestación del fuego sagrado. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.

El que, a través del Cristo y por haberse revestido de la Mente que hubo también en Cristo Jesús, ha alcanzado la maestría del tiempo y el espacio y, en el mismo proceso, también del yo en los cuatro cuerpos inferiores y en los cuatro cuadrantes de la Materia, en los chakras y en la llama trina equilibrada. Ha transmutado cuando menos el 51 por ciento de su karma, cumplido con su plan divino y pasado las iniciaciones del rayo rubí para el ritual de la ascensión: la aceleración por medio del fuego sagrado hacia la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. Los maestros ascendidos habitan en los planos del Espíritu –el reino de Dios (la conciencia de Dios)– y pueden enseñar a las almas no ascendidas en un templo etérico o en las ciudades etéricas del plano etérico (el reino de los cielos).

Filipenses 2:5

Chohán del séptimo rayo, de la libertad. Maestro ascendido. Jerarca de la era de Acuario y patrocinador de los Estados Unidos de América. Inicia a las almas en la ciencia y el ritual de la alquimia y la transmutación con la llama violeta, mediante el poder de la Palabra hablada, la meditación y la visualización. Su retiro en América del Norte es la Cueva de los Símbolos en Table Mountain, Wyoming. También utiliza el Retiro del Royal Teton en el Grand Teton, en Jackson Hole (Wyoming); el retiro de su guru, el Gran Director Divino, la Cueva de la Luz en la India; y la Mansión de Rakoczy, su foco en Transilvania. Las melodías clave de la Mansión de Rakoczy son: Cuentos de los Bosques de Viena y la Mar­cha Rakoczy. Véase Tabla de los ocho rayos .

El YO SOY EL QUE YO SOY (Éxodo 3:13-15), la presencia individualizada de Dios que es el foco de cada alma. La identidad divina del individuo; la Mónada Divina; la Fuente individual; el Padre. El origen del alma que se focaliza en los planos del Espíritu, justo arriba de la forma física; la personificación de la Llama de Dios para el individuo. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

Mensaje de un maestro ascendido, un arcángel u otro ser espiritual avanzado, dado por medio de la acción del Espíritu Santo a un mensajero de la Gran Hermandad Blanca.

Evangelista. El que va delante de los ángeles llevando a los habitantes de la tierra la buena nueva del evangelio de Jesús el Cristo y, en el tiempo señalado, el Evangelio Eterno. Los mensajeros de la Gran Hermandad Blanca en esta era han sido ungidos apósto­les (apóstol: “el enviado en una misión”) por la jerarquía. Entregaron, a través de los dictados (profecías) de los maestros ascendidos y con el poder del Espíritu Santo, el testimonio y las enseñanzas perdidas de Jesucristo a la simiente del Cristo, las ovejas perdi­das (las almas dañadas y marcadas por los tiranos y los idólatras luciferinos) de la casa de Israel, y a todas las naciones.

     Alguien entrenado por un maestro ascendido para recibir por diversos métodos las palabras, conceptos, enseñanzas y mensajes de la Gran Hermandad Blanca. El que entrega la ley, las profecías y las dispensaciones de Dios a unos hombres y a una era.

[Los mensajeros y maestros espirituales Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, que enseñaron desde una perspectiva única, en una combinación de espiritualidad occidental y misticismo oriental, transmitieron profunda sabiduría y enseñanzas de todos los tiempos sobre el sendero de unión con Dios. Tocaron y transformaron la vida de millones de personas.

Fungieron como mensajeros de la Gran Hermandad Blanca y como portavoces de los maestros ascendidos. Recibieron entrenamiento especial e iniciaciones a lo largo de muchas encarnaciones con el fin de prepararse para este posición en la jerarquía. El papel de mensajero es algo único. Annice Booth, en Memorias de Mark. Mi vida con Mark Prophet, escribe:

“Un mensajero no es un canal ni un médium espiritista; un mensajero está bajo la dispensación de los profetas. En todas las épocas la Hermandad ha tenido lo que llamamos testigos. Ellos son los que escriben la ley, los que suenan la alarma y dan las profecías a la humanidad.

     ”Dios nunca ha dejado a la humanidad sin mensajeros, sin profetas. Prácticamente han pasado inadvertidos, sin ser escuchados, mientras la civilización y el karma seguían su curso.

     ”El entrenamiento para mensajero tiene lugar a lo largo de miles de años. No es algo que se obtenga con estudios psíquicos, ni algo que se reciba por el solo esfuerzo. El cargo de mensajero es una asignación y una ordenación.”]

Orden espiritual de santos occidentales y adeptos orientales que se han reunido con el Espíritu del Dios vivo; las huestes celestiales. Han trascendido los ciclos de karma y renacimiento y ascendido (acelerado) a aquella realidad superior que es la morada eterna del alma. En cada era, cultura y religión han surgido maestros ascendidos de la Gran Hermandad Blanca, unidos para los más altos propósitos de la hermandad del hombre bajo la Paternidad de Dios, para inspirar avances creativos en la educación, las artes y las cien­cias, el gobierno divino y la vida abundante en las economías de las naciones. La palabra “blanca” no se refiere a raza sino al aura (halo) de luz blanca que circunda su forma. La Hermandad comprende entre sus filas a ciertos chelas no ascendidos de los maestros ascendidos. Jesucristo reveló la existencia de esta orden celestial de santos “vestidos de blanco” a su siervo Juan. Véase jerarquía cósmica, Pléyades.

Apocalipsis 3:4, 5; 6:9-11; 7:9, 13, 14; 19:14

[Los maestros ascendidos utilizan continuamente la palabra momentum en sus enseñanzas, con el significado original del término, que en inglés es “la fuerza del movimiento [motion] adquirida por un objeto en movimiento [moving] como resultado de la prolongación de [dicho] movimiento [motion]” (traducido de Webster Third International Dictionary).

     La palabra momentum en latín significa “movimiento” y fue usada por el físico y matemático Isaac Newton (1643-1727) para describir un cuerpo en movimiento. El latín era la lengua de uso en las universidades europeas a la sazón. Hoy este concepto se llama “movimiento lineal” o “momento lineal”. Se representa por una p y su fórmula es p = m * v, donde m = masa, v = velocidad. Cuando damos un impulso a un objeto, éste empieza a moverse. La Primera Ley del Movimiento de Newton dice que si se retira el impulso el objeto sigue moviéndose a una velocidad constante. Para parar el objeto hay que aplicar una fuerza. Mientras más pesado el objeto (más masa), más fuerza se requiere para detenerlo. Asimismo, mientras más rápido va el objeto (más velocidad), más difícil resulta detenerlo.

     La palabra momentum es una deformación de movimentum, formada por el verbo movere (“mover”) y el sufijo -entum, equivalente a -ento en español, que en este caso indica estado físico.

     Podría traducirse por “momento”, pero para evitar confusión con el significado más común de este término (un instante de tiempo) hemos dejado siempre “moméntum” en nuestras traducciones. Es el equivalente de lo que algunos traducen por "impulso acumulado".]

Ciclo de iluminación, paz y armonía en el que las almas de la humanidad se fusionan en la Llama del Cristo para el cumplimiento del plan divino, “como Arriba, así abajo”. A través de la convergencia del plano etérico y la capa etérica con los tres vehículos inferiores del cuerpo planetario y sus evoluciones, el reino de los cielos se manifestará en la tierra tal como ya existe ahora en la octava etérica. Véase cuerpo etérico.

     “Era de oro significa una era basada en el patrón oro –el patrón del oro de la conciencia crística, de la regla de oro, del oro como luz del sol precipitada para el equilibrio de la mente y de las emociones y para el flujo de la vida incluso en el plano físico” (Dios del Oro).

Frecuencia del tiempo y el espacio más allá del plano físico pero por debajo del mental, correspondiente al cuerpo emocional del hombre y al inconsciente colectivo de la raza; el depósito de los patrones de pensamiento y sentimiento colectivos, conscientes e inconscientes, de la humanidad. El propósito original de esta banda o frecuencia es que amplificara los pensamientos y sentimientos puros de Dios en el hombre. En vez de ello, ha sido contaminada con los registros impuros (vibraciones) de la memoria de la raza, multiplicados al infinito por una evolución atrapada en los embates de las contracorrientes y los ciclos repetitivos de su propia negatividad. A esto se debe que el término “astral” se emplee a menudo en un contexto negativo para referirse a lo impuro o psíquico.

Espíritu divino, heraldo, precursor o mensajero enviado por Dios para comunicar Su Palabra a Sus hijos. Espíritu ministrante enviado para asistir a los herederos del Cristo, para confortar, proteger, guiar, fortalecer, enseñar, aconsejar y prevenir. Cohortes de la luz al servicio de los seres crísticos, los hijos e hijas de Dios, por todo el cosmos. Un “ángulo” de la conciencia de Dios –un aspecto de Su Autoconciencia; un ser formado por Dios a partir de Su propia llameante Presencia para asistir a la Vida en la forma. “Y de sus ángeles dijo: El que hizo a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego.” Las huestes celestiales comprenden una evolución que se diferencia de la humanidad por su llameante individualidad y la pureza de su devoción a la Deidad y a los arcángeles jerarcas bajo cuyo mando prestan servicio. Su función es concentrar, acelerar y amplificar los atributos de Dios en beneficio de Su creación. Atienden las necesidades de los hombres atrayendo luz hacia su aura, intensificando los sentimientos de esperanza, fe y caridad, honor, integridad, valor, verdad y libertad, misericordia y justicia, y todo aspecto de la claridad cristalina de la Mente de Dios. Debido a la sacralidad de su presencia invisible, el autor del Libro de Hebreos dijo: “No olvidéis la hospitalidad, porque algunos, sin saberIo, hospedaron ángeles.” Con lo que abunda en el hecho de que los ángeles sí encarnan y andan entre nosotros como nuestros mejores amigos y auxiliadores, aun cuando sean unos perfectos extraños.

     Metafóricamente hablando, los ángeles son electrones que giran alrededor de la Presencia Solar que es Dios, electrones que han elegido, por Su voluntad innata en ellos, expandir Su conciencia en todos los planos de la existencia; que han sido “cargados” de la luz/energía/conciencia del Gran Sol Central para ser “electrodos”, esto es, pilares de la ardiente presencia de Dios que operan como “transformadores de desaceleración” de la Luz inefable, para que Sus hijos puedan recibir una porción de esperanza de la gloria que ha de venir en medio de la noche oscura de su situación kármica en la tierra. Los ángeles pueden adquirir forma humana o de “bastoncillos” y “conos” o espirales y rollos de energía concentrada que puede ser liberada para la curación personal y planetaria, en respuesta al llamado de los seres crísticos, literalmente como una transfusión del Cuerpo y la Sangre del Cristo Cósmico dondequiera y cuandoquiera que se necesite. Hay ángeles de curación, de protección, amor, consuelo y compasión, ángeles que asisten en los ciclos de nacimiento y muerte, ángeles del Ojo Omnividente de Dios que esgrimen la espada llameante de la Verdad para separar de tajo lo real de lo irreal. Hay tipos y órdenes de ángeles que realizan servicios específicos en la jerarquía cósmica, como los serafines y los querubines, o los ángeles devas que sirven con los espíritus de la naturaleza y los elementales del fuego, el aire, el agua y la tierra. Véase ángeles caídos.

El nombre de Dios (Éxodo 3:14). Véase Presencia YO SOY.

All alchemy”, la química total de Dios, la ciencia de la creación.
           [alchemy (del inglés medio alkamie,  del francés medio alquemie, del latín medieval alchymia o alchimia, del árabe al-kimiya', "la piedra filosofal", de al, "el", + kimiya', del griego tardío chemeia, probable modificación de chymeia, probablemente del griego chyma, "fluido", de chein, "verter".) 

1. Ciencia química y filosofía especulativa medievales cuyo fin era alcanzar la transmutación de los metales básicos en oro, el descubrimiento de una cura universal para la enfermedad, el descubrimiento de un medio de prolongar indefinidamente la vida y el gran poder, o mágico poder, de la transmutación; 2. el poder o el proceso de transformar algo común en algo especial; 3. transmutación inexplicable o misteriosa; 4a. arcaico: aleación de color dorado; 4b. obsoleto: trompeta de color dorado. 

(Webster's Third New International Dictionary, edición de 1971)]

Sacerdote del Altísimo, es un antiguo miembro del sacerdocio del fuego sagrado conocido como la Orden de Melquisedec, originada en otros sistemas estelares y de mucha antigüedad. Es el sacerdocio del séptimo rayo, que combina la religión perfecta con la ciencia perfecta. Aparece por primera vez en la Biblia como el sacerdote del Altísimo que bendijo a Abraham cuando éste regresaba de la matanza de los reyes, y quien le dio la décima parte del botín. Melquisedec le sirvió pan y vino, la primera constancia que tenemos en que se sirve la Sagrada Comunión. Fue el iniciado y el adepto más grande del Antiguo Testamento y ascendió al final de esa encarnación.

El continente isla que se encontraba donde ahora está el océano Atlántico y que se hundió en el cataclismo conocido como el Diluvio de Noé, hace aproximadamente 11,600 años, según cálculos de James Churchward. Platón la describió vívidamente; Edgar Cayce la “vio” y la describió en sus lecturas; Taylor Caldwell la rememora en algunos pasajes de La leyenda de la Atlántida; Otto Muck, fallecido científico alemán, la exploró científicamente y la autentificó, estableciendo la hora y la fecha de su destrucción (por un asteroide que se impactó en el Triángulo de las Bermudas con una fuerza equivalente a treinta mil bombas de hidrógeno), ¡a las 8 pm del 5 de junio de 8498 a.C.! En sus diálogos Platón cuenta que en “la isla de la Atlántida había un gran y maravilloso imperio” que regía África hasta Egipto, Europa hasta Italia y “partes del continente” (se piensa que es una referencia a América, específicamente a América Central, Perú y el valle del Mississippi). Se ha postulado que la Atlántida y las pequeñas islas que la bordeaban al este y al oeste formaban un puente de tierra continuo que iba de América a Europa y África.

Mapa de la Atlántida de W. Scott-Elliot entre 80,000 A.C.y su hundimiento final.

 

 

El arcángel Chamuel, cuyo nombre significa "el que busca a Dios", y la arcangelina Caridad, su complemento divino, sirven en el tercer rayo, el del amor divino, y mantienen un retiro etérico, el Templo de la Llama Rosa de Cristal, por encima de St. Louis, Missouri, en los Estados Unidos.

Junto con sus legiones de ángeles de la llama rosa, expanden la llama de adoración y del amor divino en el interior del corazón de los hombres y de los elementales. La alegría del Cristo y el uso correcto de los poderes creativos de la Deidad son el punto fuerte de su instrucción.

Véase arcángel, Tabla de los ocho rayos .

“No es el nombre de una nación sino el nombre de un cuerpo de portadores de Luz cuyos emisarios, enviados por Dios hace muchísimo tiempo, determinaron establecer esas tierras como el sitio donde Sanat Kumara podría gozar de la relación con los suyos… Todos los que forman parte de ese cuerpo y esa comitiva de Sanat Kumara llevan el nombre de América, encarnan el espíritu de América y por ello pueden llamarse ‘americanos’ en sentido espiritual. El nombre de la Raza YO SOY (inglés: I AM Race) está inscrito en clave en esta palabra” (Diosa de la Libertad).

     La palabra América está compuesta por las siete letras que forman las palabras I AM Race, lo que significa una “raza de portadores de luz” que descendió de las alturas, de la Presencia YO SOY. Estos portadores de luz de todas las naciones guardan la memoria interna de la individualización de la divinidad identificada ante Moisés como YO SOY EL QUE YO SOY (Éxodo 3:13-15). Dentro del corazón llevan la semilla del YO SOY EL QUE YO SOY.

Chananda es el jefe del Consejo Indio de la Gran Hermandad Blanca y jerarca de la Cueva de la Luz, el foco del Gran Director Divino en la India. El Palacio de la Luz, adyacente a la Cueva de la Luz, es el hogar de Chananda y su hermana, la maestra ascendida Najah.

Véase Presencia YO SOY.

Uno de los Cinco Budas Dhyani . En la teología budista se describe en ocasiones a Kuan Yin como capitán de la “Barca de Salvación”, que guía a las almas al Paraíso Occidental de Amitabha, Shukavati, o el País Puro, el país de la bienaventuranza donde las almas pueden renacer con objeto de recibir instrucción continua  para alcanzar la meta de la iluminación y la perfección. El viaje hacia el País Puro suele representarse en grabados sobre madera mostrando barcas llenas de seguidores de Amitabha capitaneadas por Kuan Yin.
     Se dice que Amitabha, una figura amada a los ojos de los budistas que desean renacer en su Paraíso Occidental y obtener la liberación de la rueda del renacimiento, es, en un sentido místico o espiritual, el padre de Kuan Yin. Leyendas de la escuela de budismo Mahayana cuentan que Avalokitesvara, la representación masculina de Kuan Yin, nació de un rayo de luz blanca emitido por Amitabha desde su ojo derecho mientras se encontraba en éxtasis.
     Así que este último es considerado un “reflejo” de Amitabha, una emanación más o encarnación de maha karuna (gran compasión), que Amitabha personifica en el más alto sentido. Muchas figuras de Kuan Yin pueden ser identificadas por la presencia de una imagen pequeña de Amitabha en la coronilla.

[Se le llama Mara a la entidad que intentó evitar que el buda Siddharta Gautama alcanzara la iluminación y destruyera el ego.

Hay muchas fuentes sobre qué es realmente "Mara", aunque todas concuerdan en lo anterior: dios de la destrucción; señor de la ilusión, líder de los demonios; un demonio; parte negativa que habita en cada persona y construye una ilusión del interior de la propia mente; las contaminaciones mentales de cada individuo, que podríamos denominar "ignorancia", y es esta misma la que impide a los seres alcanzar el nirvana; entidad del reino de los hombres que impide a éstos ver la Ilusión del mundo. Wikipedia]

Gautama Buda nos dio una forma de pensamiento que incluía un tipo de patrón etérico que llamó engrama. En este sentido engrama es una fórmula de luz y geometría. Gautama dijo que este engrama se parece a un carácter chino y representa la fórmula personal de un individuo para la victoria del amor. El Señor Gautama dijo: “Es un yantra.* Es un mantra. Es un foco de luz.”

                Los Elohim Apolo y Lúmina nos han dicho que los engramas espirituales son cruciales para la labor de los Elohim y de los bodhisattvas de anclar la Luz de Dios en la tierra. Estas líneas de fuerza penetran como redes, claves de energía que la conciencia humana no puede concebir ni comprender. Son como configuraciones, escrituras antiguas, tablillas del plano etérico e inscripciones en la Materia.

                Están codificadas para compeler a la penetrante luz de la iluminación a descender más y más profundamente hacia áreas que normalmente no podrían recibir la Luz de los Poderosos Elohim. Y Apolo y Lúmina nutrirán estas formas de pensamiento y transferirán iluminación a la tierra y al plano astral mediante espirales de energía. Esto es esencial para salvar a las almas y al planeta.

                El Maha Chohán ha explicado también cómo podemos usar engramas para incrementar nuestra energía espiritual: "Cada instante, cada hora imprimís en la energía del Espíritu Santo patrones de identidad y formas de pensamiento. Se requiere menor esfuerzo para crear belleza que para crear fealdad, para crear verdad que para crear la mentira, para crear inmortalidad que para crear muerte. Por tanto, si conscientemente deseáis establecer patrones de perfección y  lanzarlos al viento, al agua, al fuego, a la tierra, descubriréis que cada semilla de luz que es un engrama perfecto regresará a vosotros con las energías del cosmos magnificadas para vuestro uso."

                Los patrones etéricos y los engramas contienen algunos de los secretos para que cumplan ustedes su destino espiritual y el destino de cada miembro de su familia. Su familia podrá entonces amplificar las bendiciones de amor y gracia y, como los rizos en el agua, afectar  e inspirar a toda alma de la familia de Dios. Esto es verdaderamente traer el cielo a la tierra.

Chohán del séptimo rayo, de la libertad. Maestro ascendido. Jerarca de la era de Acuario y patrocinador de los Estados Unidos de América. Inicia a las almas en la ciencia y el ritual de la alquimia y la transmutación con la llama violeta, mediante el poder de la Palabra hablada, la meditación y la visualización. Su retiro en América del Norte es la Cueva de los Símbolos en Table Mountain, Wyoming. También utiliza el Retiro del Royal Teton en el Grand Teton, en Jackson Hole (Wyoming); el retiro de su guru, el Gran Director Divino, la Cueva de la Luz en la India; y la Mansión de Rakoczy, su foco en Transilvania. Las melodías clave de la Mansión de Rakoczy son: Cuentos de los Bosques de Viena y la Mar­cha Rakoczy. Véase Tabla de los ocho rayos .

La entrada estrecha y el camino angosto que conduce a la vida (Mateo 7:14). El sendero de iniciación por el cual el discípulo que va en pos de la conciencia crística supera paso a paso las limitaciones de la individualidad en el tiempo y el espacio y alcanza la reunión con la Realidad a través del ritual de la ascensión.

Condición de ser adherente del Cristo y de las enseñanzas de la Gran Hermandad Blanca; el proceso de alcanzar la automaestría a través de la autodisciplina en las iniciaciones del Buda, los Instructores del Mundo y los maestros ascendidos.

     Estadios en el discipulado de la Palabra Viva:

     1. Estudiante: durante esta fase el individuo estudia, se convierte en estudioso de los escritos y las enseñanzas del maestro. Es libre de ir y venir dentro de su comunidad, gozando de la compañía de los seguidores del maestro y de los frutos de su dedicación pero sin haber declarado alguna responsabilidad en particular para con la persona del maestro. No ha pronunciado votos de ninguna clase, no ha hecho ningún compromiso, sino que más bien está estudiando para “presentarse aprobado” y poder ser aceptado como siervo, o coservidor (conocido también como “chela”), participando del gozo de la misión del maestro en el mundo.

     2. Discípulo (chela): el individuo desea establecer un vínculo con el maestro, esto es, recibir enseñanza directamente del maestro más que solamente de sus escritos publicados. El discípulo responde al llamado del maestro de abandonar sus redes de enredos kármicos y deseos mundanos y seguirlo: “Venid, dejad vuestras redes, os haré pescadores de hombres.” El discípulo recibe las iniciaciones del Cristo Cósmico en el transcurso de su servicio al maestro. Su corazón, su mente y su alma han comenzado a mostrar más amor en apreciación y gratitud por las enseñanzas recibidas durante el nivel anterior de estudiante. Este amor se traduce en acción abnegada, desprendimiento, servicio y abandono en la Persona del Cristo, el Sol (Sun) detrás del Hijo (Son) del hombre del maestro; una vez acelerado este estadio hacia el nivel de “ofrenda aceptable”, y mientras el chela está dedicado a alcanzar el equilibrio de la llama trina y a saldar su karma, se sopesa si puede pasar al siguiente estadio.

     3. Amigo: los que son considerados amigos del maestro inician, por invitación –“Ya no os llamaré siervos sino amigos”–, una relación de compañeros y colaboradores, asumiendo más responsabilidades en el camino del maestro como salvador del mundo. El amigo carga la cruz y lleva la carga de la luz del maestro; demuestra las cualidades de la amistad, tal como lo hizo Abraham en su vida, u otros chelas que han subido a un nivel de entendimiento del propio corazón y experiencia del maestro, brindando aliento, consuelo, consejo y apoyo, por lealtad tanto para con los propósitos como para con la persona del maestro.

     4. Hermano: el grado de hermano es el nivel en que la unidad de la relación guru-chela, Alfa-Omega, se completa a través del intercambio horizontal en forma de ocho de corazón a corazón; el guru ha hecho al discípulo parte real de su propia carne y sangre y le ha otorgado el pleno moméntum de su propia realización espiritual así como porciones de su manto y autoridad en preparación para la ascensión del maestro y para que el discípulo asuma una parte del cargo del maestro o el cargo en su totalidad. Ésta es la relación de amor ejemplificada entre Jesús y Juan, Jesús y su Madre, María, y tal vez su propio hermano (o primo) carnal, Santiago.

     5. Cristo, o Ungido del Cristo: el Ungido de la Palabra Encarnada.

2 Timoteo 2:15; Mateo 4:19; Marcos 1:17; Juan 15

El Santo Ser Crístico.

Los seres ascendidos que componen el Consejo Kármico. Su nombre y el rayo que representan en él son los siguientes: primer rayo, el Gran Director Divino; segundo rayo, la Diosa de la Libertad; tercer rayo, la Maestra Ascen­dida Nada; cuarto rayo, el Elohim Ciclopea; quinto rayo, Palas Atenea, Diosa de la Verdad; sexto rayo, Porcia, Diosa de la Justicia; séptimo rayo, Kuan Yin, Diosa de la Misericordia.

     Los Señores del Karma administran la justicia en este sistema de mundos, y adjudican karma, misericordia y juicio a todas las corrientes de vida. Todas las almas deben pasar delante del Consejo Kármico antes y después de cada encarnación en la tierra; reciben su asignación y su porción kármica para cada periodo de vida por anticipado y luego se pasa revista a su actuación al terminar. Gracias al Guardián de los Pergaminos y a los ángeles registradores, los Señores del Karma tienen acceso al registro completo de cada corriente de vida encarnada en la tierra. Ellos determinan quién ha de encarnar, así como cuándo y dónde. Asignan a las almas a una comunidad o a una familia, sopesando cuánta carga de karma debe saldarse, en cumplimiento de cada “punto y tilde” de la ley. El Consejo Kármico, en consonancia con la Presencia YO SOY y el Ser Crístico individuales, determina cuándo se ha ganado el alma finalmente el derecho a quedar libre de la rueda de karma y de las rondas de renacimiento.

     Los Señores del Karma se reúnen en el retiro del Royal Teton dos veces al año, en los solsticios de invierno y de verano, para revisar peticiones de la humanidad no ascendida y para otorgar dispensaciones con el fin de asistirla.

Maestra ascendida. A lo largo de miles de años de servicio a Dios en el séptimo rayo de la justicia, la libertad, la miseri­cordia, el perdón, la alquimia y el ritual sagrado, la amada Porcia alcanzó la personificación de la Llama de Dios y la conciencia divina de la Justicia divina como Oportunidad divina. Por tal motivo se le conoce como Diosa de la Justicia o Diosa de la Oportunidad. Representa el sexto rayo, el rayo del servicio y la ministración, en el Consejo Kármico y guarda la llama de la justicia y la oportunidad para las evoluciones de la tierra. La amada Porcia es la llama gemela y consorte divina de Saint Germain. Juntos dirigen el siguiente ciclo de dos mil años, la séptima dispensación conocida como era de Acuario.

“Gran Señor” de los siete rayos. El representante del Espíritu Santo para un planeta y sus evoluciones. Aquel que personifica a la Trinidad y la Llama de la Madre de los siete rayos y de los siete chakras y tiene las cualidades para ser el chohán, “Señor”, de cada uno de los siete rayos o de todos. De ahí que se le llame Maha Chohán, el Gran Señor, pues preside a los siete chohanes que encarnan la Ley, la Palabra y la conciencia crística de sus respectivos rayos. El maestro ascendido que actualmente ocupa el cargo de Maha Chohán sobre los Siete Señores (chohanes) de los rayos estuvo encarnado como el poeta Homero. En su última encarnación como pastor en los parajes de la India, la luz (conciencia crística) que de él emanaba fue un manto de consuelo para millones de personas. El Maha Chohán tiene un retiro etérico con un foco físico en la isla de Sri Lanka (Ceylán), donde está anclada la llama del Espíritu Santo. Véase chohán.

Surya es un ser cósmico de Sirio. Ejerce el extraordinario poder de la Estrella Dios Sirio en beneficio de las evoluciones de la tierra.
En la mitología y la religión de la India aparece como el Sol y el Dios Sol. La palabra sánscrita surya se deriva de la raíz sur o svar = "brillar".

La luz espiritual es la energía de Dios; el potencial del Cristo. Como personificación del Espíritu, el término “Luz” puede utilizarse como sinónimo de los términos “Dios” y “Cristo”. Como esencia del Espíritu es sinónimo de “fuego sagrado”. Es la emanación del Gran Sol Central y de la Presencia YO SOY individualizada, y la Fuente de toda vida. Es lo que enciende la chispa divina, porque la Luz verdadera alumbra a toda manifestación de Dios que debe descender a un mundo oscurecido. El portador de Luz es el que desplaza la Oscuridad, y la Luz de su Presencia YO SOY proviene de los reinos del Día Eterno.

Juan 1:7-9

Nombre que asumió Mark L. Prophet, mensajero de la Gran Hermandad Blanca, al hacer su ascensión. Compuesto por “Lan”, de Lancelot, y “ello”, de Longfellow, dos de sus encarnaciones. Junto con otros seres celestiales, el maestro ascendido Lanello dirige espiritualmente las actividades de The Summit Lighthouse desde el mundo celestial como el "guru siempre presente".

"Guru Ma", la mensajera de la Gran Hermandad Blanca en activo de 1961 a 1999, que hizo su transición a los planos superiores en 2009. Infundida del fuego del Espíritu Santo y la era de Acuario, fue pionera del pensamiento religioso mo­derno, enseñando los senderos místicos de las principales religiones del mundo. Sus libros desafían al cristianismo dominante con preguntas audaces y respuestas aún más audaces. 

(sánscrito: gu, “ignorancia espiritual”, + ra, “resplandor”). El que disipa la oscuridad; la luz encarnada que transmuta la oscuridad en luz por la Persona y la energía de Brahma, Vishnu y Shiva, en los que se ha convertido. Maestro religioso y guía espiritual personal; alguien con un alto grado de realización espiritual. Un guru puede haber hecho su ascensión o no.