↑ Volver a Quién es quien

♦ Zaratustra, iniciado del fuego sagrado

Este cargo de la jerarquía lo ocupa actualmente quien que estuvo encarnado como el fundador del zoroastrismo en la antigua Persia. Es el más alto iniciado del en el planeta y la autoridad que gobierna las energías del . Está por encima de los sacerdotes del fuego sagrado y del sacerdocio de .

Todos los miembros de la sirven en la Orden de Melquisedec, igual que sirven al fuego sagrado, pero sólo los que han alcanzado cierto nivel de iniciáción pueden ser llamados Sacerdotes de la Orden de Melquisedec. Otros miembros contribuyen a los propósitos de la orden pero no tienen el título de sacerdotes. Zaratustra tiene muchos discípulos que sirven bajo su mando, y cuando el más avanzado de ellos alcance un cierto grado de realización espiritual estará cualificado para sucederlo en el cargo y el instructor avanzará hacia un servicio cósmico.

El zoroastrismo es una de las religiones más antiguas del mundo. Zaratustra, su fundador, fue un profeta que hablaba con su Dios cara a cara. Vivió en una sociedad analfabeta, cuyo pueblo no dejó nada escrito. Sus enseñanzas fueron transmitidas por tradición oral y mucho de lo que se escribiría más tarde sobre su vida y sus enseñanzas se ha perdido o destruido. Lo que los eruditos han podido reunir sobre él proviene de tres fuentes: 1) el estudio del entorno histórico anterior y contemporáneo de la época en que se cree que vivió, 2) la tradición y 3) los diecisiete himnos sagrados llamados Gathas, contenidos en el Avesta, las escrituras sagradas del zoroastrismo. Los eruditos están de acuerdo en que Zaratustra compuso estos himnos.

Se cree que Zaratustra nació en lo que hoy es el este de Irán central, pero no es seguro. La fecha de su nacimiento es aún más difícil de establecer. Los eruditos la sitúan entre 1700 a.C. y 600 a.C. El consenso es que vivió alrededor de 1000 a.C. o antes. Los Gathas dicen que Zaratustra pertenecía a la familia Spitama, una familia de caballeros. El nombre griego de Zaratustra es Zoroastro, que significa “estrella dorada” o “luz dorada”. Formó parte de la clase sacerdotal que formulaba mantras.

Dice la tradición que a la edad de veinte años Zaratustra dejó a su padre, a su madre y a su esposa para ir en busca de la Verdad. Diez añosdespués tuvo la primera de muchas visiones:

Vio en la orilla a un Ser radiante, que se reveló como Vohu Manah, ‘Buen Propósito’; y este Ser llevó a Zoroastro ante la presencia de Ahura Mazda y otras cinco figuras radiantes; tan grande era su luz, que ante ellas ‘no vio su propia sombra sobre la tierra’.

significa “Señor Sabio”. Zaratustra reconoció a Ahura Mazda como el único Dios verdadero, el Creador del universo. Poco después de su primera visión, Zaratustra se convirtió en el portavoz de Ahura Mazda y comenzó a proclamar su mensaje. Instituyó una reforma religiosa de amplio alcance. Su principal objetivo era extirpar el mal, y predicó contra los daevas (demonios) de la antigua religión.

Al principio Zaratustra tuvo poco éxito en la diseminación de su mensaje. Fue perseguido por los sacerdotes y los seguidores de los daevas que, según la tradición, intentaron asesinarlo en varias ocasiones. Pasaron diez años antes de que Zaratustra obtuviera su primer converso, su primo. Entonces fue guiado divinamente a la corte del rey Vishtaspa y la reina Hutaosa.
Vishtaspa era un monarca honesto y sencillo, pero estaba rodeado por los karpan, un grupo de sacerdotes egoístas y manipuladores, que convocaron un consejo para desafiar las revelaciones del nuevo profeta y conspiraron exitosamente para que lo metieran en la cárcel. Cuenta la historia que Zaratustra consiguió su libertad al curar milagrosamente el caballo negro favorito del rey. Vishtaspa le dio permiso para que enseñara la nueva fe a su consorte, la reina Hutaosa. La bella Hutaosa se convirtió en uno de sus principales seguidores y le ayudó a convertir a Vishtaspa.

Tras dos largos años, el monarca finalmente se convirtió. Pero Vishtaspa exigió una última señal antes de abrazar completamente la fe. Pidió que se le mostrara qué papel jugaría en el mundo celestial. En respuesta, Ahura Mazda envió tres es a la corte de Vishtaspa y Hutaosa. Aparecieron como resplandecientes caballeros, con armadura completa, montando sus caballos. Según un texto, llegaron con tal gloria que “su radiación en esa noble residencia parecía… un cielo de completa luz, debido a su gran poder y triunfo... al verlos, el exaltado rey Vishtaspa se estremeció, todos sus cortesanos se estremecieron, todos sus comandantes quedaron confundidos”.

Irradiando una luz cegadora y el sonido del trueno, anunciaron que habían llegado en nombre de Ahura Mazda con el fin de que el rey pudiera recibir la totalidad del mensaje de Zaratustra. Prometieron a Vishtaspa una larga vida de 150 años y que él y Hutaosa tendrían un hijo inmortal. Los arcángeles advirtieron, sin embargo, que si Vishtaspa decidiera no aceptar la religión, su fin no estaría lejano. El rey aceptó la fe, seguido de toda la corte. Las escrituras dicen que los arcángeles hicieron entonces su morada con Vishtaspa.

En un dictado del 1 de enero de 1981, el Zaratustra habló del rey Vishtaspa y la reina Hutaosa:

YO SOY el que ha venido para emitir el fuego sagrado del para elevaros y establecer en vosotros la enseñanza original de Ahura Mazda, , dada hace mucho tiempo en la tierra de la antigua Persia a mí y al rey y a la reina, quienes recibieron la conversión de los arcángeles y del fuego sagrado y de los santos es gracias al descenso de la luz. Así, debido a la aceptación de mi profecía por la de ambos tuvo lugar la multiplicación del pan de la vida desde el corazón de Sanat Kumara, cuyo fui, cuyo mensajero sigo siendo…

La enseñanza de las huestes del SEÑOR y la venida del gran avatar de luz, la enseñanza de la traición y la consiguiente contienda de sus huestes contra los malvados, fue comprendida y difundida. La ley del , la ley de la e incluso la visión de los últimos días, cuando el mal y el Malvado serían derrotados, todo esto se produjo debido a la conversión del rey y la reina y porque la fe se extendió a todos los súbditos del país. Así, los arcángeles, a través de mi cargo, pusieron pruebas a estos dos elegidos. Al pasar las pruebas, fueron bendecidos como emisarios secundarios de Sanat Kumara. Y por tanto yo como profeta y ellos manteniendo el equilibrio en la Tierra manifestamos una trinidad de luz y el flujo en forma de ocho.

Daos cuenta de los ingredientes necesarios para la propagación de la fe por la Tierra. Los arcángeles envían a su mensajero con un don de profecía que es la de Sanat Kumara para todas las culturas y todas las épocas. Así, el profeta llega con la visión, con la unción y con el fuego sagrado. Pero a menos que el profeta encuentre el campo fértil de corazones encendidos y receptivos, la autoridad de la Palabra no pasará a las personas.

Según la tradición, cuando Zaratustra tenía setenta y siete años fue asesinado por un sacerdote de la antigua religión iraní. Algunos relatos cuentan que pereció por un rayo o una llama del cielo. Mucho de lo que ocurrió tras la muerte de Zaratustra está envuelto en el misterio. Los eruditos dicen que sus sucesores introdujeron de nuevo en el sistema a los anti­guos dioses que él había destronado.

Para cuando Medes llegó al poder en el siglo VII a.C., el zoroastrismo era una fuerza de grandes proporciones en Persia. Cuando Alejandro Magno conquistó Persia en 331 a.C., asesinó a los sacerdotes e incendió el palacio real, destruyendo todo los registros que pudiera haber dejado la tradición zoroástrica.

Alrededor de 225 d.C. el zoroastrismo emergió de nuevo en Persia y constituyó la religión de estado hasta aproximadamente 651, año en que los musulmanes conquistaron Persia. Aunque el zoroastrismo era tolerado oficialmente, los conquistadores árabes fomentaban la conversión al islam mediante presiones sociales, incentivos económicos o la fuerza. Muchos seguidores de la doctrina del zoroastrismo se convirtieron o se exiliaron. Los que siguieron siendo fieles al zoroastrismo y permanecieron en Persia se vieron obligados a pagar un impuesto para poder practicar su fe. En siglos posteriores la persecución a los seguidores del zoroastrismo aumentó. Para 1976 sólo quedaban 129 mil seguidores de esa religión en el mundo. Sin embargo, mucho de lo que Zaratustra enseñó sigue vivo en el judaísmo, el cristianismo y el islamismo.

Hoy Zaratustra es un maestro ascendido cuya conciencia porta, como una emanación áurica de fuego que es un amor que todo lo consume, una penetrante luz que llega al meollo de todo lo que es irreal. Nosotros decimos que es un buda porque ha alcanzado la expansión de la y de la hasta el nivel de iniciación que denominamos búdico.

Estar en presencia de Zaratustra es como estar en presencia del mismísimo sol físico. La maestría que tiene sobre el fuego espiritual y el fuego físico, si no es la más elevada, se encuentra entre las más elevadas de cualquier adepto ascendido desde este planeta. Si quieres guardar la llama de Zaratustra, visualízalo guardando la llama, la , de su propio corazón. Él es el más grande “fogonero” de todos, por así decir. Y cuando lo llames recuerda que, cuando estás comprometido en la batalla de la contra la Oscuridad y haces el llamado para atar a las fuerzas del , no existe devorador más grande de las fuerzas oscuras que el propio Zaratustra. Es un maestro ascendido de realización búdica cuya emanación áurica es de un amor que todo lo consume.

El de Zaratustra sigue el diseño de la , que es el lugar donde la llama trina arde en el altar del ser. El sumo sacerdote, que es nuestro Santo , se retira a esa cámara para guardar esa llama. Él y otros maestros ascendidos pueden visitarnos en este lugar e instruir a nuestra , y de hecho lo hacen. Zaratustra ha dicho que cuando tengamos el necesario desarrollo del corazón seremos bienvenidos en su retiro. Zaratustra no ha revelado su ubicación.

© Summit University Press

 

Zaratustra

 

 

---------------------Zarathustra
A Meditation on the Sacred Fire of Ahura Mazda

 

-----------------------Zaratustra
Meditación sobre el Fuego Sagrado de Ahura Mazda

 

Zarathustra, Buddha dear
Zarathustra
A h . . . . Buddha dear
Come.

 

Zaratustra, Buda querido
Zaratustra
¡Ah…! Buda querido,
ven.

 

Elohim, sacred fire
Descend now upon mankind
Come, Ο sacred fire
Come.

 

Elohim, fuego sagrado,
desciende ahora sobre la humanidad.
Ven, ¡oh, fuego sagrado!
ven.

 

Zarathustra, Zarathustra
Beloved Buddha beloved Buddha
Come.

 

Zaratustra, Zaratustra
Amado Buda, amado Buda,
ven.

 

AUM
Ο pow'r of the Logos
Ο invisible tongues
Pow'r of the Holy Ghost
Descend, O Paraclete
Come.

 

AUM
¡Oh, poder del Logos!
¡Oh, lenguas invisibles!
Poder del Espíritu Santo,
desciende, ¡oh, Paracleto!
ven.

 

AUM
Descend, O Paraclete
Come
Into the atmosphere of this holy place
Made holy by His presence, His holy face
Sing, Ο angels of the sacred fire
Sing, Ο angels of the sacred fire.

 

AUM
desciende, ¡oh, Paracleto!
ven.
A la atmósfera de este santo lugar,
hecho santo por Su presencia, Su santo rostro.
Cantad, ¡oh ángeles del fuego sagrado!
Cantad, ¡oh ángeles del fuego sagrado!

 

Sing a hymn of all creation
To the Logos eternal
Sing, Ο angels of the sacred fire.

 

Cantad un himno de toda la creación
al Logos eterno.
Cantad, ¡oh ángeles del fuego sagrado!

 

AUM AUM

 

AUM AUM

 

Hymn of Life, Ο never cease
Now let Light fore'er increase
Sing, Ο angels of the sacred fire.

 

Himno de la Vida, ¡oh, no ceses nunca!
Deja ahora que la Luz por siempre se incremente.
Cantad, ¡oh ángeles del fuego sagrado!

 

AUM AUM

 

AUM AUM

 

Frozen symphony of sacred fire
From the realm of the Pleiades
From the realm of the Pleiades.

 

Solidificada sinfonia de fuego sagrado
del reino de las Pléyades
del reino de las Pléyades.

 

Ah … Ah … A h …

 

Ah … Ah … Ah …

 

Golden stairway descending
Bring to man living awareness
Tender reality
Tender reality.

 

Escalera de oro descendente,
trae al hombre el conocimiento,
la tierna realidad,
la tierna realidad.

 

Ah
May His peace all heaven bless
On each one the mantle rest
Sing, Ο angels of the sacred fire.

 

Ah
Que Su paz a todo el cielo bendiga,
que sobre todos su manto descanse.
Cantad, ¡oh ángeles del fuego sagrado!

 

AUM AUM
Take your mighty swords of Light
And make war, make war tonight
Hosts of darkness vanquish from the earth.

 

AUM AUM
Empuñad vuestras poderosas espadas de Luz
y haced la guerra, haced la guerra esta noche,
a las huestes de la oscuridad arrojad de la Tierra.

 

AUM AUM

 

AUM AUM

 

Zarathustra, Buddha dear
Zarathustra
A h … Buddha dear
Come.

 

Zaratustra, Buda querido
Zaratustra
¡Ah…! Buda querido,
ven.

© The Summit Lighthouse

 

187 Total vistas 1 Vistas hoy

El fuego de la Kundalini, que se encuentra como una serpiente enroscada en el chakra de la base de la columna (el muladhara), y que con pureza espiritual y automaestría se eleva hacia el chakra de la coronilla, acelerando los centros espirituales o chakras a su paso. Dios, luz, vida, energía, el YO SOY EL QUE YO SOY. “Nuestro Dios es un fuego consumidor” (Hebreos 12:29). El fuego sagrado es la precipitación del Espíritu Santo para el bautismo de las almas, para la purificación, para la alquimia y la transmutación y para alcanzar la ascensión, ritual sagrado mediante el cual el alma retorna al Único.

El misterioso poder eléctrico de conciencia cósmica (latente o activo), esa fuerza vital impulsora que cuando es llamada a la acción mediante el fíat divino mueve a las evoluciones de un universo, un sistema galáctico o solar, e incluso a un ser humano desde el principio hasta la culminación de su misión.

Sacerdote del Altísimo, es un antiguo miembro del sacerdocio del fuego sagrado conocido como la Orden de Melquisedec, originada en otros sistemas estelares y de mucha antigüedad. Es el sacerdocio del séptimo rayo, que combina la religión perfecta con la ciencia perfecta. Aparece por primera vez en la Biblia como el sacerdote del Altísimo que bendijo a Abraham cuando éste regresaba de la matanza de los reyes, y quien le dio la décima parte del botín. Melquisedec le sirvió pan y vino, la primera constancia que tenemos en que se sirve la Sagrada Comunión. Fue el iniciado y el adepto más grande del Antiguo Testamento y ascendió al final de esa encarnación.

Orden espiritual de santos occidentales y adeptos orientales que se han reunido con el Espíritu del Dios vivo; las huestes celestiales. Han trascendido los ciclos de karma y renacimiento y ascendido (acelerado) a aquella realidad superior que es la morada eterna del alma. En cada era, cultura y religión han surgido maestros ascendidos de la Gran Hermandad Blanca, unidos para los más altos propósitos de la hermandad del hombre bajo la Paternidad de Dios, para inspirar avances creativos en la educación, las artes y las cien­cias, el gobierno divino y la vida abundante en las economías de las naciones. La palabra “blanca” no se refiere a raza sino al aura (halo) de luz blanca que circunda su forma. La Hermandad comprende entre sus filas a ciertos chelas no ascendidos de los maestros ascendidos. Jesucristo reveló la existencia de esta orden celestial de santos “vestidos de blanco” a su siervo Juan. Véase jerarquía cósmica, Pléyades.

Apocalipsis 3:4, 5; 6:9-11; 7:9, 13, 14; 19:14

“Señor Sabio” o “Señor que concede inteligencia”. Representa el principio del bien y es el guardián de la humanidad y el opositor del principio del mal. Dios supremo del zoroastrianismo. Los maestros ascendidos enseñan que Ahura Mazda es Sanat Kumara.

En algún momento entre 1750 y 1500 a.C., Zaratustra fundó el zoroastrianismo en la antigua Persia. Una mañana en que saliera a buscar agua de un río vio un ser luminoso que lo llevó con Ahura Mazda y otras cinco figuras radiantes, cuya luz era tan grande que “no veía su propia sombra sobre la tierra”. De este grupo de seres recibió su primera revelación de una nueva religión. Poco después Zaratustra se convirtió en el portavoz de Ahura Mazda.

Jerarca de las huestes angelicales; el rango más alto entre las órdenes de ángeles. Para cada uno de los siete rayos hay un arcángel que lo preside y que personifica, junto con una arcangelina (su complemento divino), la conciencia divina del rayo y dirige a las bandas de ángeles que bajo su mando prestan servicio en ese rayo. Para sus nombres, rayos y ubicación de sus retiros véase Tabla de los ocho rayos .

El que, a través del Cristo y por haberse revestido de la Mente que hubo también en Cristo Jesús, ha alcanzado la maestría del tiempo y el espacio y, en el mismo proceso, también del yo en los cuatro cuerpos inferiores y en los cuatro cuadrantes de la Materia, en los chakras y en la llama trina equilibrada. Ha transmutado cuando menos el 51 por ciento de su karma, cumplido con su plan divino y pasado las iniciaciones del rayo rubí para el ritual de la ascensión: la aceleración por medio del fuego sagrado hacia la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. Los maestros ascendidos habitan en los planos del Espíritu –el reino de Dios (la conciencia de Dios)– y pueden enseñar a las almas no ascendidas en un templo etérico o en las ciudades etéricas del plano etérico (el reino de los cielos).

Filipenses 2:5

Es la Causa espiritual tras el efecto físico que vemos como nuestro sol físico y todas las demás estrellas y sistemas de estrellas, visibles o no visibles, incluyendo el Gran Sol Central. El Sol detrás del sol del cosmos se percibe como el Cristo Cósmico —la Palabra por medio de la cual lo informe fue dotado de forma y los mundos espirituales de corporeidad. De manera similar, el Sol detrás del sol es el Hijo de Dios individualizado en el Ser Crístico, brillando en todo su esplendor detrás del alma y sus capas interpenetrantes de conciencia llamadas los cuatro cuerpos inferiores. Es el Hijo [Son] del Hombre —el “Sol” [Sun] de toda manifestación de Dios. El Sol detrás del sol se conoce como “el Sol de justicia”, que sana la mente, ilumina el alma y alumbra su casa, y como la “gloria de Dios”, la Luz de la Ciudad Cuadrangular.

Malaquías 4:2; Apocalipsis 21:23

Gran Guru de la simiente del Cristo a lo largo y ancho del cosmos; jerarca de Venus; el Anciano de Días mencionado en Daniel 7:9, 13, 22; uno de los Siete Santos Kumaras. Hace mucho tiempo vino a la tierra en los momentos más oscuros de ésta, cuando toda la luz se había extinguido en sus evoluciones, pues no quedaba un solo individuo en el planeta que diera adoración a la Presencia de Dios. Ciento cuarenta y cuatro mil almas se ofrecieron como voluntarias para auxiliar a Sanat Kumara en su misión y lo acompañaron junto con legiones de ángeles…

Espíritu divino, heraldo, precursor o mensajero enviado por Dios para comunicar Su Palabra a Sus hijos. Espíritu ministrante enviado para asistir a los herederos del Cristo, para confortar, proteger, guiar, fortalecer, enseñar, aconsejar y prevenir. Cohortes de la luz al servicio de los seres crísticos, los hijos e hijas de Dios, por todo el cosmos. Un “ángulo” de la conciencia de Dios –un aspecto de Su Autoconciencia; un ser formado por Dios a partir de Su propia llameante Presencia para asistir a la Vida en la forma. “Y de sus ángeles dijo: El que hizo a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego.” Las huestes celestiales comprenden una evolución que se diferencia de la humanidad por su llameante individualidad y la pureza de su devoción a la Deidad y a los arcángeles jerarcas bajo cuyo mando prestan servicio. Su función es concentrar, acelerar y amplificar los atributos de Dios en beneficio de Su creación. Atienden las necesidades de los hombres atrayendo luz hacia su aura, intensificando los sentimientos de esperanza, fe y caridad, honor, integridad, valor, verdad y libertad, misericordia y justicia, y todo aspecto de la claridad cristalina de la Mente de Dios. Debido a la sacralidad de su presencia invisible, el autor del Libro de Hebreos dijo: “No olvidéis la hospitalidad, porque algunos, sin saberIo, hospedaron ángeles.” Con lo que abunda en el hecho de que los ángeles sí encarnan y andan entre nosotros como nuestros mejores amigos y auxiliadores, aun cuando sean unos perfectos extraños.

     Metafóricamente hablando, los ángeles son electrones que giran alrededor de la Presencia Solar que es Dios, electrones que han elegido, por Su voluntad innata en ellos, expandir Su conciencia en todos los planos de la existencia; que han sido “cargados” de la luz/energía/conciencia del Gran Sol Central para ser “electrodos”, esto es, pilares de la ardiente presencia de Dios que operan como “transformadores de desaceleración” de la Luz inefable, para que Sus hijos puedan recibir una porción de esperanza de la gloria que ha de venir en medio de la noche oscura de su situación kármica en la tierra. Los ángeles pueden adquirir forma humana o de “bastoncillos” y “conos” o espirales y rollos de energía concentrada que puede ser liberada para la curación personal y planetaria, en respuesta al llamado de los seres crísticos, literalmente como una transfusión del Cuerpo y la Sangre del Cristo Cósmico dondequiera y cuandoquiera que se necesite. Hay ángeles de curación, de protección, amor, consuelo y compasión, ángeles que asisten en los ciclos de nacimiento y muerte, ángeles del Ojo Omnividente de Dios que esgrimen la espada llameante de la Verdad para separar de tajo lo real de lo irreal. Hay tipos y órdenes de ángeles que realizan servicios específicos en la jerarquía cósmica, como los serafines y los querubines, o los ángeles devas que sirven con los espíritus de la naturaleza y los elementales del fuego, el aire, el agua y la tierra. Véase ángeles caídos.

La corriente de vida que emana de la Fuente única, de la Presencia YO SOY en los planos del Espíritu, y desciende a los planos de la Materia, donde se manifiesta como la llama trina anclada en el chakra del corazón para sustentar al alma en la Materia y nutrir los cuatro cuerpos inferiores. Término que se utiliza para denotar a las almas que evolucionan como “corrientes de vida” individuales y por ende como sinónimo del término “individuo”. Denota la naturaleza en curso del individuo a través de los ciclos de individualización.

Evangelista. El que va delante de los ángeles llevando a los habitantes de la tierra la buena nueva del evangelio de Jesús el Cristo y, en el tiempo señalado, el Evangelio Eterno. Los mensajeros de la Gran Hermandad Blanca en esta era han sido ungidos apósto­les (apóstol: “el enviado en una misión”) por la jerarquía. Entregaron, a través de los dictados (profecías) de los maestros ascendidos y con el poder del Espíritu Santo, el testimonio y las enseñanzas perdidas de Jesucristo a la simiente del Cristo, las ovejas perdi­das (las almas dañadas y marcadas por los tiranos y los idólatras luciferinos) de la casa de Israel, y a todas las naciones.

     Alguien entrenado por un maestro ascendido para recibir por diversos métodos las palabras, conceptos, enseñanzas y mensajes de la Gran Hermandad Blanca. El que entrega la ley, las profecías y las dispensaciones de Dios a unos hombres y a una era.

[Los mensajeros y maestros espirituales Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, que enseñaron desde una perspectiva única, en una combinación de espiritualidad occidental y misticismo oriental, transmitieron profunda sabiduría y enseñanzas de todos los tiempos sobre el sendero de unión con Dios. Tocaron y transformaron la vida de millones de personas.

Fungieron como mensajeros de la Gran Hermandad Blanca y como portavoces de los maestros ascendidos. Recibieron entrenamiento especial e iniciaciones a lo largo de muchas encarnaciones con el fin de prepararse para este posición en la jerarquía. El papel de mensajero es algo único. Annice Booth, en Memorias de Mark. Mi vida con Mark Prophet, escribe:

“Un mensajero no es un canal ni un médium espiritista; un mensajero está bajo la dispensación de los profetas. En todas las épocas la Hermandad ha tenido lo que llamamos testigos. Ellos son los que escriben la ley, los que suenan la alarma y dan las profecías a la humanidad.

     ”Dios nunca ha dejado a la humanidad sin mensajeros, sin profetas. Prácticamente han pasado inadvertidos, sin ser escuchados, mientras la civilización y el karma seguían su curso.

     ”El entrenamiento para mensajero tiene lugar a lo largo de miles de años. No es algo que se obtenga con estudios psíquicos, ni algo que se reciba por el solo esfuerzo. El cargo de mensajero es una asignación y una ordenación.”]

(sánscrito: “acto, acción, obra”). El karma es energía/conciencia en acción; la ley de causa y efecto y retribución. Llamada también ley del círculo, que decreta que cualquier cosa que hagamos completará un círculo y regresará a nuestra puerta para resolución. Pablo dijo: “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Newton observó: “Para toda acción hay una reacción igual y opuesta.” La ley del karma requiere que el alma reencarne hasta que todos los ciclos kármicos se hayan saldado. Así, de una vida a la siguiente el hombre determina su destino por sus acciones, incluyendo sus pensamientos, sentimientos, palabras y obras. Saint Germain enseña el sendero acelerado de la transmutación del karma con la llama violeta del Espíritu Santo y trascendiendo las rondas de renacimiento a través del sendero de la cristeidad individual que conduce a la ascensión demostrada por Jesús.

Gálatas 6:7

El renacimiento de un alma en un nuevo cuerpo humano. El alma sigue regresando al plano físico con un nuevo cuerpo templo hasta que no salda su karma, alcanza la automaestría, supera los ciclos del tiempo y el espacio y finalmente se une de nuevo con la Presencia YOSOY a través del ritual de la ascensión.

La Palabra es el Logos, el poder de Dios y la realización de ese poder encarnado en y como el Cristo. Los devotos del Logos liberan las energías de la Palabra en el ritual de la ciencia de la Palabra hablada. Es a través de la Palabra como el Dios Padre-Madre se comunica con la humanidad. El Cristo es la personificación de la Palabra. Véase Cristo, decreto.

La llama del Cristo, la chispa de la vida que arde en la cámara secreta del corazón de los hijos e hijas de Dios. La sagrada trinidad de poder, sabiduría y amor que es la manifestación del fuego sagrado. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

El Santo Ser Crístico.

La llama trina.

La llama del Cristo, la chispa de la vida que arde en la cámara secreta del corazón de los hijos e hijas de Dios. La sagrada trinidad de poder, sabiduría y amor que es la manifestación del fuego sagrado. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

La luz espiritual es la energía de Dios; el potencial del Cristo. Como personificación del Espíritu, el término “Luz” puede utilizarse como sinónimo de los términos “Dios” y “Cristo”. Como esencia del Espíritu es sinónimo de “fuego sagrado”. Es la emanación del Gran Sol Central y de la Presencia YO SOY individualizada, y la Fuente de toda vida. Es lo que enciende la chispa divina, porque la Luz verdadera alumbra a toda manifestación de Dios que debe descender a un mundo oscurecido. El portador de Luz es el que desplaza la Oscuridad, y la Luz de su Presencia YO SOY proviene de los reinos del Día Eterno.

Juan 1:7-9

Cuando se usa en mayúsculas, la encarnación específica del Mal Absoluto, del Maligno. El morador del umbral planetario. “Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el Anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo.” El término se aplica también a Lucifer, a Satanás, a los Vigilantes, a los Néfilim y a otros ángeles caídos que “no guardaron su dignidad” y que se oponen al Bien Absoluto. Estos traidores de la Palabra han jurado lealtad a las potencias de la Muerte y el Infierno y han jurado destruir al Dios encarnado en Su iglesia, Sus santos y Sus hijitos. Cuando se usa en minúsculas, persona o potencia antagonista del Cristo, o luz, en Jesús y los suyos.

1 Juan 2:18, 22; 4:3; 2 Juan 7; Génesis 6:1-7; Judas 6

El retiro de un maestro es su hogar de luz, su templo y su lugar de servicio. Los retiros son focos de la Gran Hermandad Blanca localizados principalmente en el plano etérico, que es donde presiden los maestros ascendidos. Los retiros anclan una o más de las llamas de la Divinidad así como el moméntum de servicio de los maestros y su realización espiritual para el equilibrio de la luz en los cuatro cuerpos inferiores de un planeta y sus evoluciones. Cumplen múltiples funciones para los consejos de la jerarquía que sirven a las ondas de vida de la tierra y algunos retiros están abiertos para individuos no ascendidos, cuya alma puede viajar a estos focos en su cuerpo etérico entre una encarnación y otra en la tierra, o en su cuerpo sutil durante el sueño o samadhi.

     Muchos de los retiros de los maestros, incluyendo sus escuelas de misterios, estuvieron en el plano físico durante las primeras eras de oro de la tierra e incluso después de la Gran Rebelión y la Caída de los ángeles caídos. Ante la destrucción y la profanación de sus templos, los maestros retiraron sus centros y sus llamas al plano etérico, de ahí el término “retiro”. Después de la ascensión del mensajero Mark L. Prophet el 26 de febrero de 1973, los Señores del Karma dieron otra oportunidad a los hijos de Dios de saldar su karma asistiendo a las clases en los retiros de los siete chohanes, el Maha Chohán y los Instructores del Mundo. El primero de enero de 1986, Gautama Buda y los Señores del Karma respondieron a la petición de los Señores de los Siete Rayos de abrir las universidades del Espíritu que se encuentran en sus retiros etéricos a decenas de miles de estudiantes para proseguir sistemáticamente el camino de la automaestría en los siete rayos. Los estudiantes viajan en su cuerpo sutil durante el sueño y pasan catorce días en el retiro de cada uno de los chohanes y del Maha Chohán. Véase Tabla de los ocho rayos.

(sánscrito: ananda-kanda, “raíz de la beatitud”). Chakra del octavo rayo. El santuario de meditación detrás del chakra del corazón, el lugar al que se retira el alma de los portadores de luz. Es el núcleo de la vida donde el individuo se ve cara a cara con el Guru interno, el amado Santo Ser Crístico, y recibe las pruebas para el alma que preceden a la unión alquímica con ese Santo Ser Crístico: el matrimonio del alma con el Cordero.

     Cámara espiritual situada detrás del chakra del corazón y rodeada por una gran luz y protección. Es el punto de conexión del cordón de luz que desciende desde la Presencia YO SOY para sostener el latido del corazón físico, dando vida, propósito e integración cósmica. Es el lugar especial donde se comulga con el Santo Ser Crístico y se aviva el fuego de la llama trinaVéase matrimonio alquímico, Tabla de los chakras , Decretos de Corazón, Cabeza y Mano .

Santo Ser Crístico o Yo Crístico, es el foco individualizado del "unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad". El Cristo Universal individualizado como la auténtica identidad del alma. El Yo Real de todo hombre, mujer y niño hacia el cual el alma debe alzarse. El Ser Crístico es el mediador entre un hombre y su Dios. Es el instructor, el maestro y el profeta personal de un individuo, que oficia como sumo sacerdote ante el altar del Santísimo (la Presencia YO SOY) del templo edificado sin manos de todo hombre.

El advenimiento de la percepción universal del Ser Crístico entre el pueblo de Dios en la tierra ha sido profetizado por los profetas como el descenso del SEÑOR NUESTRA JUSTICIA, llamado también VÁSTAGO, en la Era Universal que está por llegar. Cuando alguien alcanza la plena identificación del alma con el Ser Crístico, se le llama ser crístico o ungido, y se ve al Hijo de Dios brillar a través del Hijo del hombre.

Juan 1:14; Isaías 11-1; Jeremías 23:5, 6; 33-15, 16; Zacarías 3:8, 6:12

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.