↑ Volver a Dorothy Lee Fulton

La Madre María consagra a Dorothy Lee Fulton

Por lo tanto, amados míos, en este momento yo, María, jerarca de los músicos del quinto rayo, que sirven bajo la guía de Ciclopea, Elohim de la Música, y Virginia, que presta servicio con todos aquellos que encarnan esa Matriz Esmeralda, elegimos rendir honores este día a quien entre vosotros ha sido recipiente de tanta luz y contacto con la Jerarquía. Que venga ahora al altar Dorothy Lee Fulton.

Querida Dorothy, yo, María, te recibo en mi corazón. Ven y toma mis manos.

Desde mi Cuerpo Causal de Luz te transfiero el rayo de curación, el rayo de curación de la luz y el rayo del sonido. Te unjo para que produzcas la música para la curación de las almas, la curación de los malos deseos, la curación del uso erróneo del poder del pensamiento y el poder del sentimiento, para el fortalecimiento de la membrana de los receptores de Luz.

Transfiero una pequeña parte de mi Corazón Diamantino y te doy ángeles de protección contra las entidades astrales que te han estado oprimiendo y contra la sustancia astral que te rodea. Los ángeles forman un anillo de luz.

Yo, María, deseo que produzcas esta música bajo la dirección y la petición de la Mensajera y con el apoyo de los músicos de mi personal, porque ellos son dignos y han progresado en la celebración de mi llama.

De esta manera, que la mandala de música se mantenga unida y defienda esta gran vocación, porque es atacada por todos los caídos en la tierra que la tienen sometida a su diabólica música y sus diabólicos sonidos, ciertos sonidos que no habéis escuchado porque los hemos sellado en el infierno: el sonido de sus voces, el sonidos de demonios que chasquean y se mofan en su sensualidad.

Sí, amados míos, orad por que estos sonidos no sean liberados. Si pensáis que ya habéis oído lo peor, hay cosas peores que han sido contenidas por los decretos de los Portadores de Luz y la entonación de sus cantos.

Por eso damos el manto de protección. Toda la dispensación de la música se da bajo el manto de los mensajeros, patrocinados por todos nosotros. Dejad que que haya cercanía, y amor, y armonía entre todos vosotros cuando de la corte externa entráis en la corte interna y ahora ponéis vuestra atención en los sonidos espirituales que deben ser emitidos. Porque yo, María, os digo que a menos que sean emitidos no tendremos los recursos para salvar a las almas que podrían perderse en la encarnación física o en el plano astral.

Todo esto es posible porque uno o dos o unos pocos han obtenido la victoria sobre el caído en el jardín de Dios en una escuela de misterios. Y por tanto damos una declaración y una fortaleza. Ojalá que todos apoyéis esto, amados míos, yendo tras ese momento de la caída y atando al caído y al morador. Vuestra Mensajera os instruirá, amados míos.

Así pues, con el poder de la Matriz Esmeralda, sello a esta servidora de Dios que procede del reino angelical. Sabed el invaluable regalo que tenéis entre vosotros y orad por el cumplimiento de la vocación de todos los músicos y de los que habrán de venir, los que escucharán este dictado y sabrán que ya es hora de que ocupen su lugar en esta mandala y contribuyan al raudal de la nueva música que sin duda marcará el inicio de la era de oro de Acuario si sois fieles a este llamamiento.

YO SOY María del Corazón Diamantino de Omega. Que así sea.

© Church Universal and Triumphant

 

839 Total vistas 1 Vistas hoy