↑ Volver a Quién es quien

♦ Godfre, el Dios Obediencia

GuyBallard-w

 

El Godfre estuvo encarnado como Guy W. Ballard, el de . Trajo a la manifestación las enseñanzas de la , la Ley de la , y sostuvo el foco de la para el planeta hasta que ascendió en 1939. Su esposa y fue Edna Ballard, ahora la maestra ascendida Lotus.

El seudónimo de Guy Ballard era Godfré Ray King, hoy conocido como el maestro ascendido Godfre, el Dios Obediencia, pero sigue siendo recordado afectuosamente por sus estudiantes como “Daddy”. Aunque los requisitos de su habían sido cumplidos varios años antes de ascender, se ofreció a continuar al servicio de la Hermandad como su punto de contacto en el mundo de la forma.

Gracias a la ayuda dada por el en la , sus fueron alineados y su equilibrada, capacitándolo para ser el canal de muchos milagros y curaciones antes de su ascensión. Como parte de su último servicio estando encarnado, Godfre tomó sobre sí del mundo y lo expió con su forma física, evitándole así a la humanidad un gran sufrimiento que él mismo eligió llevar, igual que soportó la crucifixión por los pecados de la humanidad.

El momento decisivo de su misión y la clave de su victoria en esa encarnación ocurrió un día mientras iba caminando por Broadway, en Los Ángeles. En aquel momento, cuando todo parecía estar en su contra, se detuvo repentinamente e hizo un fíat al , el remanente de su propia creación humana no transmutada: “Es la última vez que me asustas. ¡No tienes ningún poder!”

Poco tiempo después, en el monte Shasta, conoció al maestro Saint Germain, quien lo llevó a los s de la Hermandad y lo entrenó para su misión en el mundo. Estas experiencias están contenidas en tres libros que más tarde escribiría como una expresión de la llama trina de la conciencia del maestro, Unveiled mysteries (Misterios develados) (el amarillo), The Magic Presence (La Mágica Presencia) (el rosa) y The “I AM” Discourses (Discursos del “YO SOY” o El Libro de Oro de Saint Germain) (el azul).

De Godfre aprendemos que la indefectible obediencia a nuestro ascendido y a la Gran Ley de la Vida es esencial para la victoria individual y para la consumación del calendario cósmico para la . Cada acto de desobediencia retrasa los planes de la Hermandad para la victoria del planeta, una victoria de la que cada persona es responsable individual y colectivamente.

La segunda gran lección que aprendemos de Godfre es que hasta que no derribamos el ídolo de la no comenzamos a escalar la montaña de nuestras iniciaciones. El rechazo del ego y la conciencia humanos debería producirse cada vez que intentan afirmarse. Sólo tenemos que decir: “¡En el nombre de mi poderosa Presencia YO SOY, me niego a aceptar la tiranía de mi conciencia humana!” De otras personas podemos decir: “¡En el nombre de mi poderosa Presencia YO SOY, me niego a aceptar su George_Washingtonconciencia humana. Amado Santo , preséntate en tu deslumbrante Realidad y sé la única Presencia actuando aquí!”

Godfre alcanzó su libertad mediante la obediencia a la ley del Ser. Nos enseña a ascender momento a momento elevando nuestros pensamientos y sentimientos, nuestras energías y acciones. La ascensión es la meta de la vida no sólo para unos pocos, sino para muchos.

Godfre estuvo encarnado como hijo del gran rey-emperador (Saint Germain) que gobernó la civilización que floreció en lo que hoy es el desierto del Sahara, hace más de 50,000 años. Guy, su esposa Edna Ballard y su hijo Donald estuvieron encarnados allí como hijos de Saint Germain.

Entre otras de sus encarnaciones fue Ricardo Corazón de León (1157-1199) y George Washington (1732-1799).

Our Gracious Godfre

 

——OUR GRACIOUS GODFRE

Blessings to thee, gracious Godfre
—-Gentle Obedience, so dear
Showing us Freedom’s great vict’ry
—-Helping us make our way clear.
Golden-robed brother of heaven
—-Through us let all thy light shine
Help us, each one, to fulfill his God plan
—-Wonderful heart-friend divine.

Godfre Ray King, Freedom called thee
—-“God-free” by pure I AM pow’r
Every lifestream is a “ray,” too
—-Beamed from the Father each hour.
Light is the king of creation
—-Raying its beams from God’s heart
Healing, illumining, prospering all
—-Proving the mast’ry thou art.

By thy great service to mankind
—-Saint Germain’s wide open door
There has been drawn to this planet
—-Love from those gone on before.
Those now ascended in glory
—-Flood forth their light to all men
Now may the fullness of all in God’s heart
—-Bless thee again and again.

Great Central Sun and our Helios
—-Vesta and masters above
Your dispensations of mercy
—-Pray we for this God of Love.
Let all on earth know his service
—-Tell them of Freedom’s desire
Make our dear planet at last Freedom’s Star
—-Victor by violet fire!

——–NUESTRO GENTIL GODFRE

Bendiciones a ti, gentil Godfre
—-suave Obediencia, tan querido
mostrándonos la gran victoria de la Libertad
—-ayudándonos a despejar nuestro camino.
Hermano celestial con tu manto dorado
—-deja que toda tu luz brille a través de nosotros
ayúdanos, a cada uno, a cumplir su plan divino
—-maravilloso y divino amigo del corazón.

Godfre Ray King [Rayo Rey], la Libertad te llamó
—-“Libre en Dios” por el puro poder del YO SOY
Toda corriente de vida es un “rayo” también
—-emitido desde el Padre cada hora.
La Luz es el rey de la creación
—-emitiendo sus rayos desde el corazón de Dios
curando, iluminando, haciendo a todos prosperar
—-demostrando la maestría que tú eres.

Por tu gran servicio a la humanidad
—-puerta abierta de Saint Germain
ha sido atraído a este planeta
—-el amor de los que se fueron antes.
Los ahora ascendidos en gloria
—-inundan con su luz a todos los hombres
Que ahora la plenitud de todos en el corazón de Dios
—-te bendiga una y otra vez.

El Gran Sol Central y nuestros Helios,
—-Vesta y los maestros de arriba
vuestras dispensaciones de misericordia
—-pedimos para este Dios de Amor.
Que todos en la tierra conozcan su servicio
—-háblales del deseo de la Libertad
¡Haz de nuestra tierra al fin la Estrella de la Libertad
—-vencedora gracias al fuego violeta!

© Church Universal and Triumphant

1571 Total vistas 5 Vistas hoy

El que, a través del Cristo y por haberse revestido de la Mente que hubo también en Cristo Jesús, ha alcanzado la maestría del tiempo y el espacio y, en el mismo proceso, también del yo en los cuatro cuerpos inferiores y en los cuatro cuadrantes de la Materia, en los chakras y en la llama trina equilibrada. Ha transmutado cuando menos el 51 por ciento de su karma, cumplido con su plan divino y pasado las iniciaciones del rayo rubí para el ritual de la ascensión: la aceleración por medio del fuego sagrado hacia la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. Los maestros ascendidos habitan en los planos del Espíritu –el reino de Dios (la conciencia de Dios)– y pueden enseñar a las almas no ascendidas en un templo etérico o en las ciudades etéricas del plano etérico (el reino de los cielos).

Filipenses 2:5

Evangelista. El que va delante de los ángeles llevando a los habitantes de la tierra la buena nueva del evangelio de Jesús el Cristo y, en el tiempo señalado, el Evangelio Eterno. Los mensajeros de la Gran Hermandad Blanca en esta era han sido ungidos apósto­les (apóstol: “el enviado en una misión”) por la jerarquía. Entregaron, a través de los dictados (profecías) de los maestros ascendidos y con el poder del Espíritu Santo, el testimonio y las enseñanzas perdidas de Jesucristo a la simiente del Cristo, las ovejas perdi­das (las almas dañadas y marcadas por los tiranos y los idólatras luciferinos) de la casa de Israel, y a todas las naciones.

     Alguien entrenado por un maestro ascendido para recibir por diversos métodos las palabras, conceptos, enseñanzas y mensajes de la Gran Hermandad Blanca. El que entrega la ley, las profecías y las dispensaciones de Dios a unos hombres y a una era.

[Los mensajeros y maestros espirituales Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, que enseñaron desde una perspectiva única, en una combinación de espiritualidad occidental y misticismo oriental, transmitieron profunda sabiduría y enseñanzas de todos los tiempos sobre el sendero de unión con Dios. Tocaron y transformaron la vida de millones de personas.

Fungieron como mensajeros de la Gran Hermandad Blanca y como portavoces de los maestros ascendidos. Recibieron entrenamiento especial e iniciaciones a lo largo de muchas encarnaciones con el fin de prepararse para este posición en la jerarquía. El papel de mensajero es algo único. Annice Booth, en Memorias de Mark. Mi vida con Mark Prophet, escribe:

“Un mensajero no es un canal ni un médium espiritista; un mensajero está bajo la dispensación de los profetas. En todas las épocas la Hermandad ha tenido lo que llamamos testigos. Ellos son los que escriben la ley, los que suenan la alarma y dan las profecías a la humanidad.

     ”Dios nunca ha dejado a la humanidad sin mensajeros, sin profetas. Prácticamente han pasado inadvertidos, sin ser escuchados, mientras la civilización y el karma seguían su curso.

     ”El entrenamiento para mensajero tiene lugar a lo largo de miles de años. No es algo que se obtenga con estudios psíquicos, ni algo que se reciba por el solo esfuerzo. El cargo de mensajero es una asignación y una ordenación.”]

Chohán del séptimo rayo, de la libertad. Maestro ascendido. Jerarca de la era de Acuario y patrocinador de los Estados Unidos de América. Inicia a las almas en la ciencia y el ritual de la alquimia y la transmutación con la llama violeta, mediante el poder de la Palabra hablada, la meditación y la visualización. Su retiro en América del Norte es la Cueva de los Símbolos en Table Mountain, Wyoming. También utiliza el Retiro del Royal Teton en el Grand Teton, en Jackson Hole (Wyoming); el retiro de su guru, el Gran Director Divino, la Cueva de la Luz en la India; y la Mansión de Rakoczy, su foco en Transilvania. Las melodías clave de la Mansión de Rakoczy son: Cuentos de los Bosques de Viena y la Mar­cha Rakoczy. Véase Tabla de los ocho rayos .

Orden espiritual de santos occidentales y adeptos orientales que se han reunido con el Espíritu del Dios vivo; las huestes celestiales. Han trascendido los ciclos de karma y renacimiento y ascendido (acelerado) a aquella realidad superior que es la morada eterna del alma. En cada era, cultura y religión han surgido maestros ascendidos de la Gran Hermandad Blanca, unidos para los más altos propósitos de la hermandad del hombre bajo la Paternidad de Dios, para inspirar avances creativos en la educación, las artes y las cien­cias, el gobierno divino y la vida abundante en las economías de las naciones. La palabra “blanca” no se refiere a raza sino al aura (halo) de luz blanca que circunda su forma. La Hermandad comprende entre sus filas a ciertos chelas no ascendidos de los maestros ascendidos. Jesucristo reveló la existencia de esta orden celestial de santos “vestidos de blanco” a su siervo Juan. Véase jerarquía cósmica, Pléyades.

Apocalipsis 3:4, 5; 6:9-11; 7:9, 13, 14; 19:14

El YO SOY EL QUE YO SOY (Éxodo 3:13-15), la presencia individualizada de Dios que es el foco de cada alma. La identidad divina del individuo; la Mónada Divina; la Fuente individual; el Padre. El origen del alma que se focaliza en los planos del Espíritu, justo arriba de la forma física; la personificación de la Llama de Dios para el individuo. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

La conciencia o percepción de uno mismo en y como el Cristo; alcanzar un nivel de conciencia conmensurable con el que alcanzó Jesús, el Cristo. La conciencia crística es la culminación dentro del alma de esa Mente que estaba en Cristo Jesús. Es alcanzar la acción equilibrada de poder, sabiduría y amor del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y la pureza de la Madre mediante una llama trina del corazón equilibrada. Es la Fe perfeccionada en el deseo de hacer la Voluntad de Dios, la Esperanza en la salvación de Cristo Jesús gracias al sendero de su justicia realizado en nosotros y la excelencia de la Caridad en el más puro amor de dar y recibir en el SEÑOR.

Filipenses 2:5

La llama gemela es el complemento masculino o femenino del Espíritu concebida a partir del mismo cuerpo de fuego blanco, el ovoide de fuego de la Presencia YO SOY.

El ritual en el que el alma se reúne con el Espíritu del Dios vivo, la Presencia YO SOY. Es la culminación de la estadía divinamente victoriosa del alma en el tiempo y el espacio. Es la recompensa del justo, el regalo de Dios tras el juicio final delante del gran trono blanco, durante el cual todo hombre es juzgado “según sus obras”.

     Enoc, de quien se dice que “caminó con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios”, pasó por la ascensión; también Elías, quien subió al cielo en un torbellino; y Jesús, aun cuando su ascensión no tuvo lugar en la ocasión en que las escrituras dicen que fue llevado al cielo en una nube. El Morya, maestro ascendido, ha revelado que Jesús vivió muchos años después de estos hechos e hizo su ascensión después de su fallecimiento en Cachemira, a los 81 años, en el año 77 d.C.

     La reunión con Dios en la ascensión, esto es, el término de las rondas de karma y renacimiento y el regreso a la gloria del SEÑOR, es la meta de la vida para los hijos e hijas de Dios. Jesús dijo: “Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, incluso el Hijo del hombre.” Por medio de la salvación (inglés: salvation), la “autoelevación” (inglés: Self-elevation), o sea, la elevación consciente del Hijo de Dios dentro de su templo, el alma se pone el vestido de bodas para realizar la función del Hijo (inglés: Son, o Sun [sol], o luzde la manifestación (inglés: man: hombre): el Hijo del hombre. Siguiendo el sendero iniciático de Jesús, el alma, habiendo saldado su karma y cumplido su plan divino, se fusiona con la conciencia crística y después con la presencia viva del YO SOY EL QUE YO SOY. Una vez que la ascensión ha tenido lugar, el alma, el aspecto corruptible del ser, se convierte en el incorruptible, un átomo en el Cuerpo de Dios. Véase matrimonio alquímico.

Apocalipsis 20:12-13; Génesis 5:24; 2 Reyes 2:11; Lucas 24:50-51; Hechos 1:9-11; Juan 3:13

Conocido como el Maestro R, es un ser cósmico cuyo cuerpo causal es una gigantesca esfera azul que rodea al planeta. Manu de la séptima raza raíz, destinada a encarnar en Sudamérica, es el instructor de Saint Germain. Sus retiros son la Mansión de Rakoczy y la Cueva de Luz.

Retiro etérico del Gran Director Divino en la India.

Cuatro capas de cuatro distintas frecuencias que rodean al alma (los cuerpos físico, emocional, mental y etérico) y que proveen al alma de vehículos en su viaje por el tiempo y el espacio. La capa etérica, la de más alta vibración, es la entrada para los tres cuerpos superiores: el Ser Crístico, la Presencia YO SOY y el cuerpo causal. Son las túnicas de pieles mencionadas en Génesis 3:21. Véase cuerpo astral, cuerpo de los deseos, cuerpo emocional, cuerpo etérico, cuerpo físico, cuerpo mental, Gráfica de tu Ser Divino, magnetismo animal.

La llama del Cristo, la chispa de la vida que arde en la cámara secreta del corazón de los hijos e hijas de Dios. La sagrada trinidad de poder, sabiduría y amor que es la manifestación del fuego sagrado. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

(sánscrito: “acto, acción, obra”). El karma es energía/conciencia en acción; la ley de causa y efecto y retribución. Llamada también ley del círculo, que decreta que cualquier cosa que hagamos completará un círculo y regresará a nuestra puerta para resolución. Pablo dijo: “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Newton observó: “Para toda acción hay una reacción igual y opuesta.” La ley del karma requiere que el alma reencarne hasta que todos los ciclos kármicos se hayan saldado. Así, de una vida a la siguiente el hombre determina su destino por sus acciones, incluyendo sus pensamientos, sentimientos, palabras y obras. Saint Germain enseña el sendero acelerado de la transmutación del karma con la llama violeta del Espíritu Santo y trascendiendo las rondas de renacimiento a través del sendero de la cristeidad individual que conduce a la ascensión demostrada por Jesús.

Gálatas 6:7

El maestro ascendido Jesucristo . El avatar de la era de Piscis; la encarnación de la Palabra, el Cristo Universal; el ejemplo de conciencia crística que los hijos de Dios tendrían que haber manifestado durante la dispensación de dos mil años de la era de Piscis; aquel que manifestó la plenitud del Ser Crístico y que por tanto fue llamado Jesús el Cristo. Vino para revelar el Ser Crístico individual a la humanidad entera y para demostrar las obras del Padre (la Presencia YO SOY) que Sus hijos e hijas pueden realizar en y a través de la llama del Ser Crístico o Yo Crístico individual. Jesús ocupa el cargo de Instructor del Mundo en la jerarquía, que comparte con el maestro ascendido Kuthumi, quien estuvo encarnado como san Francisco. El retiro de Jesús es el Templo de la Resurrección, ubicado en el reino etérico sobre Tierra Santa. También presta su servicio en el Retiro Árabe, en el desierto de Arabia, al noreste del Mar Rojo. Véase “Jesucristo y Saint Germain vienen a señalar el camino en la era de Acuario”, en Alquimia II.

Término utilizado a veces para designar al anti-yo, al no-yo, al yo sintético, la antítesis del Yo Real, el conglomerado del ego autocreado, erróneamente concebido debido al uso incorrecto del don del libre albedrío, compuesto por la mente carnal y una constelación de energías contaminadas, campos de fuerza, focos y magnetismo animal que conforman la mente subconsciente. El contacto del hombre con el yo antimagnético serpentino —el enemigo de Dios y su Cristo y de la reunión del alma con este Cristo— se hace a través del cuerpo de los deseos, o cuerpo astral, y del chakra del plexo solar. El morador del umbral es, pues, el núcleo de un vórtice de energía que conforma “el cinturón electrónico”, que tiene forma de timbal y rodea a los cuatro cuerpos inferiores de la cintura hacia abajo. La cabeza de serpiente del morador del umbral se ve emerger algunas veces del pozo negro del inconsciente. Este cinturón electrónico contiene la causa, efecto, registro y memoria del karma humano en su aspecto negativo. El karma positivo, las obras hechas con conciencia divina, se registra en el cuerpo causal y está sellado en los anillos electrónicos de fuego que rodean a la Presencia YO SOY de cada individuo. Cuando la serpiente del morador despierta por la presencia del Cristo, el alma tiene que tomar la libre decisión de acabar, mediante el poder de la Presencia YO SOY, con este Anticristo personal y obstinado y convertirse en el defensor del Yo Real hasta que el alma se haya reunido por completo con Aquel que es el SEÑOR justo, el SEÑOR, JUSTICIA NUESTRA, el verdadero Ser de toda corriente de vida en el sendero de iniciación.

     El morador se le aparece al alma en el umbral de la percepción consciente y llama a la puerta para entrar en el reino “legítimo” de la individualidad autorreconocida. El morador querría entrar para convertirse en el amo de la casa. Pero es al llamado del Cristo, y sólo ése, al que debe responderse. Sólo a él se le debe dejar entrar. La iniciación más trascendental en el sendero del discípulo del Cristo es la confrontación con el no-yo. Pues si el alma, que es una con la Mente del Cristo, no lo mata, emergerá para devorar a esa alma con toda la ira del odio que tiene hacia la Luz. La necesidad de un instructor en el sendero y del guru Sanat Kumara entre nosotros, físicamente manifestado en la Mensajera de Maitreya, es para mantener el equilibrio tanto espiritualmente como en la octava física para cada individuo iniciado en el senderoa medida que se va aproximando al encuentro, cara a cara, con el morador del umbral. El morador del umbral planetario está personificado en las fuerzas del Anticristo.

El retiro de un maestro es su hogar de luz, su templo y su lugar de servicio. Los retiros son focos de la Gran Hermandad Blanca localizados principalmente en el plano etérico, que es donde presiden los maestros ascendidos. Los retiros anclan una o más de las llamas de la Divinidad así como el moméntum de servicio de los maestros y su realización espiritual para el equilibrio de la luz en los cuatro cuerpos inferiores de un planeta y sus evoluciones. Cumplen múltiples funciones para los consejos de la jerarquía que sirven a las ondas de vida de la tierra y algunos retiros están abiertos para individuos no ascendidos, cuya alma puede viajar a estos focos en su cuerpo etérico entre una encarnación y otra en la tierra, o en su cuerpo sutil durante el sueño o samadhi.

     Muchos de los retiros de los maestros, incluyendo sus escuelas de misterios, estuvieron en el plano físico durante las primeras eras de oro de la tierra e incluso después de la Gran Rebelión y la Caída de los ángeles caídos. Ante la destrucción y la profanación de sus templos, los maestros retiraron sus centros y sus llamas al plano etérico, de ahí el término “retiro”. Después de la ascensión del mensajero Mark L. Prophet el 26 de febrero de 1973, los Señores del Karma dieron otra oportunidad a los hijos de Dios de saldar su karma asistiendo a las clases en los retiros de los siete chohanes, el Maha Chohán y los Instructores del Mundo. El primero de enero de 1986, Gautama Buda y los Señores del Karma respondieron a la petición de los Señores de los Siete Rayos de abrir las universidades del Espíritu que se encuentran en sus retiros etéricos a decenas de miles de estudiantes para proseguir sistemáticamente el camino de la automaestría en los siete rayos. Los estudiantes viajan en su cuerpo sutil durante el sueño y pasan catorce días en el retiro de cada uno de los chohanes y del Maha Chohán. Véase Tabla de los ocho rayos.

(sánscrito: gu, “ignorancia espiritual”, + ra, “resplandor”). El que disipa la oscuridad; la luz encarnada que transmuta la oscuridad en luz por la Persona y la energía de Brahma, Vishnu y Shiva, en los que se ha convertido. Maestro religioso y guía espiritual personal; alguien con un alto grado de realización espiritual. Un guru puede haber hecho su ascensión o no.

Ciclo de iluminación, paz y armonía en el que las almas de la humanidad se fusionan en la Llama del Cristo para el cumplimiento del plan divino, “como Arriba, así abajo”. A través de la convergencia del plano etérico y la capa etérica con los tres vehículos inferiores del cuerpo planetario y sus evoluciones, el reino de los cielos se manifestará en la tierra tal como ya existe ahora en la octava etérica. Véase cuerpo etérico.

     “Era de oro significa una era basada en el patrón oro –el patrón del oro de la conciencia crística, de la regla de oro, del oro como luz del sol precipitada para el equilibrio de la mente y de las emociones y para el flujo de la vida incluso en el plano físico” (Dios del Oro).

La conciencia que percibe al ser como humano: limitado, mortal, caído, pecaminoso, expuesto al error y a las pasiones de los sentidos, y que por tanto declara con el Hijo del hombre: “No puedo yo de mí mismo [humano] hacer nada. Mas el Padre [la Presencio YO SOY] que está en mí, Él hace las obras del SEÑOR.”

Juan 5:30; 14:10

Santo Ser Crístico o Yo Crístico, es el foco individualizado del "unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad". El Cristo Universal individualizado como la auténtica identidad del alma. El Yo Real de todo hombre, mujer y niño hacia el cual el alma debe alzarse. El Ser Crístico es el mediador entre un hombre y su Dios. Es el instructor, el maestro y el profeta personal de un individuo, que oficia como sumo sacerdote ante el altar del Santísimo (la Presencia YO SOY) del templo edificado sin manos de todo hombre.

El advenimiento de la percepción universal del Ser Crístico entre el pueblo de Dios en la tierra ha sido profetizado por los profetas como el descenso del SEÑOR NUESTRA JUSTICIA, llamado también VÁSTAGO, en la Era Universal que está por llegar. Cuando alguien alcanza la plena identificación del alma con el Ser Crístico, se le llama ser crístico o ungido, y se ve al Hijo de Dios brillar a través del Hijo del hombre.

Juan 1:14; Isaías 11-1; Jeremías 23:5, 6; 33-15, 16; Zacarías 3:8, 6:12