↑ Volver a Aquí y ahora

♦ ¿Qué es el alma?, por Elizabeth Clare Prophet

Elizabeth Clare ProphetHoy por hoy el alma es un tema popular. Las personas hablan y escriben sobre el alma. Saben que el alma es importante pero no saben por qué. Nuestra alma ha estado evolucionando durante todo el tiempo de nuestra estadía en el universo material. Sin embargo, pocas personas saben realmente qué es el alma. Muchas ni siquiera piensan en ella; podría decirse que son “ignorantes en cuestiones del alma”. Si hiciéramos una encuesta al azar y le preguntáramos a las personas si saben cómo cuidar su alma, la mayoría diría que no tienen la menor idea.

Nuestra alma es sabia. Nuestra alma conoce el pasado y su aplicación al presente y al futuro. El alma ve la inmediatez del momento. Es sumamente sensible, y al mismo tiempo es inocente e indefensa. Es vulnerable a las fuerzas astrales. Es impresionable y fácilmente desencaminada. El entorno suele influir en ella. Sufre cuando se ve sometida a violencias de cualquier clase. La hieren las toxinas mentales y emocionales y el abuso físico o verbal. Nuestra alma necesita urgentemente ser confortada y consolada, necesita nuestras palabras tranquilizadoras. Necesita saber que la protegeremos de cualquier daño.

 

El niño interno

Los maestros ascendidos se han referido al alma como el niño que vive dentro de nosotros. Los psicólogos han dado al alma el mote de “niño interno”. El alma, nómbresele como se le nombre, sigue siendo el alma. Y nosotros somos sus padres y maestros, al igual que sus alumnos.

Es nuestra responsabilidad imprimir diariamente en el alma 1) qué está bien: qué es lo Real y de valor duradero y por tanto digno de guardar, y 2) qué está mal: qué no es Real y no tiene valor duradero  y por tanto no debe ser guardado sino arrojado al fuego sagrado.

dice que no deberíamos poner énfasis en obedecer al alma como niño interno, sino poner el énfasis en enseñarle al alma a ser obediente a Dios y a su Santo . Ninguno de ustedes permitiría a sus hijos que le dictaran los términos del manejo del hogar, o de sus salidas y sus diligencias, entonces ¿por qué sí le permitirían al alma, a su niño interno, dominarlos y decirles: “Ve aquí, ve allá, haz esto, haz lo otro”?

El alma es el niño pequeño destinado a convertirse en el Cristo Niño. Guiemos a nuestra alma tal como a nosotros nos guía el Santo Ser Crístico. No sólo eso: recordemos que como padres y maestros somos responsables de la protección y educación no solamente de nuestros hijos sino también de nuestra alma, para poder moldear tanto el alma de nuestros hijos como nuestra propia alma siguiendo las pautas celestiales.

El alma refleja cualquier cosa en la que pone su atención. Así que debemos usar el espejo de la mente y del para devolver al alma el reflejo de los valores y las virtudes que queremos, primero, que interiorice y luego que exteriorice.

 

 

 

910 Total vistas 1 Vistas hoy

Chohán del primer rayo, de la Voluntad de Dios. Maestro ascendido. Jefe del Consejo de Darjeeling de la Gran Hermandad Blanca, fundador de The Summit Lighthouse, instructor y patrocinador de los mensajeros Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet. Su extraordinaria devoción a la palabra y las obras de Dios es una poderosa corriente que ha permeado todas las encarnaciones de su alma en la tierra, durante las que permaneció firme en el papel de defensor, instructor y ejemplo delante de nuestro espíritu elevándose vertiginosamente hacia el Amor. Véase Tabla de los ocho rayos .

Santo Ser Crístico o Yo Crístico, es el foco individualizado del "unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad". El Cristo Universal individualizado como la auténtica identidad del alma. El Yo Real de todo hombre, mujer y niño hacia el cual el alma debe alzarse. El Ser Crístico es el mediador entre un hombre y su Dios. Es el instructor, el maestro y el profeta personal de un individuo, que oficia como sumo sacerdote ante el altar del Santísimo (la Presencia YO SOY) del templo edificado sin manos de todo hombre.

El advenimiento de la percepción universal del Ser Crístico entre el pueblo de Dios en la tierra ha sido profetizado por los profetas como el descenso del SEÑOR NUESTRA JUSTICIA, llamado también VÁSTAGO, en la Era Universal que está por llegar. Cuando alguien alcanza la plena identificación del alma con el Ser Crístico, se le llama ser crístico o ungido, y se ve al Hijo de Dios brillar a través del Hijo del hombre.

Juan 1:14; Isaías 11-1; Jeremías 23:5, 6; 33-15, 16; Zacarías 3:8, 6:12

La polaridad masculina de la Divinidad; la coordenada de la Materia; Dios como Padre, que necesariamente incluye dentro de Su propia polaridad a Dios como Madre, de ahí que se le conozca como Dios Padre-Madre. El plano de la Presencia YO SOY, de la perfección; el lugar de morada de los maestros ascendidos en el reino de Dios.

     En minúsculas, como en “espíritus”, es sinónimo de desencarnados o entidades astrales; “espíritu”, en singular y con minúsculas, y alma se usan indistintamente.