↑ Volver a Beethoven

♦ Beneficios de la música de Beethoven


El Arcángel Miguel

…Es preciso que entendáis que hay ciertos individuos, incluso hoy en Estados Unidos, que se han guarnecido con un gran cúmulo de armas en caso de una guerra callejera. ¡Con esta conciencia viven! Están decididos a destruir a esta nación. Y cuando haya sido destruida, estarán listos para atacar a los inocentes.

La depravación ya no es una condición aislada —no desde la apertura del plano astral con la cultura de las drogas, muchas veces multiplicada por el ritmo del rock. Quiero recordaros que para la protección del alma misma de los individuos es necesario que haya en vuestra casa un aparato para tocar perpetuamente la música de Beethoven. Es en las nueve sinfonías donde encontraréis el poder del tres por tres para neutralizar el ritmo del rock que se toca continuamente en este planeta, ganando moméntum en las líneas aéreas, desde satélites, a través de la televisión y el radio, en los sistemas de estéreo, en los audífonos, vibrando hasta la médula de los huesos de las personas a medida que nuevas formas más perfeccionadas de tecnología permiten que estos sonidos resuenen en el meollo mismo de la célula.

Benditos corazones, yo os digo que así es. Hasta el núcleo de la célula, que ha estado sellado con un cierto sello de la llama que hay en él, es ahora penetrado por ese sonido. Y así, como veis, ahí donde estéis, dondequiera que estéis sobre el planeta, aun cuando el oído no esté cerca del ritmo del rock, lo más probable es que se esté tocando y atravesando vuestro cuerpo mediante las ondas y las corrientes de la tierra.

Por eso os digo que la música de Beethoven, cuando la tocáis continuamente de la primera a la novena sinfonías, tiene un moméntum que no se detiene. Y si se puede tocar en vuestro hogar, y si podéis recordar tenerla en vuestro automóvil, veréis cómo hace su trabajo de transmutación a su manera y contribuye a vuestra salud y la refuerza.

Es como estar tocando decretos. Forma una matriz de luz, un ritmo y un sonido que contrarresta todo lo discordante en los mismos niveles de tasa y frecuencia vibratorias en la tierra; pues la música que viaja de hecho se apodera del área asignada por los Elohim de Dios para guardar la armonía mediante el sonido…

Because You Need Me, PoW vol. 25 # 28, 11 de julio de 1982. 



 

El Amado Poderoso Victory

…¡Todo lo que YO SOY, todo lo que escucháis os es accesible! Todo el Espíritu Santo puede estar sobre vosotros. Toda la Presencia de Dios puede estar con vosotros. Pero debéis elevaros por sobre una zona gris de semiacción y de egocentrismo y volar con las alas de la mañana y saber que esas alas son el tremendo poder de Mercurio, del caduceo elevado, y en la frente alas de iluminación, alas de visión, alas del poderoso chakra de la coronilla.

Así, mientras pongo ahora alrededor de vosotros y a través y en vuestra aura las emanaciones de Luz de los ángeles de Victory, os pido que meditéis en la “Sinfonía de la Victoria”. [Se escucha un fragmento de “La Victoria de Wellington, o la Batalla de la Victoria”, Opus 91, de Beethoven]

Wellington’s Victory

 …Me he dirigido a vosotros en el poder de la Victoria, y en la transferencia de ese poder he venido. Tomad esta porción de mi discurso que ya escuchasteis como una lección en la vibración del poder de la Victoria y la aceleración que se requiera, como en el lanzamiento de un cohete, como el impulso del corazón de penetrar en la Victoria de todo propósito sagrado. Si hay algo que valga la pena hacer, amados corazones, debe hacerse con este poder de la Victoria. Y a menos que valga la pena mejor no emprenderlo y no comprometer vuestra energía o vuestra vida o vuestra atención…

Por lo tanto, que no se diga: “Tienen tantas posibilidades de alcanzar la Victoria”, sino: “Conocían sus posibilidades y vinieron al altar y pusieron el fruto de pasados logros ante la llama de la Victoria Cósmica, ante la llama de Dios Todopoderoso, y dijeron: ‘Me convertiré en la encarnación física del movimiento [hacia] la Victoria de esta Comunidad del Espíritu Santo… ¡Sé que la única Victoria que puedo conocer es la Victoria del ahora! ¡Y no hay Victoria que se posponga, porque una victoria pospuesta es una derrota segura.’”

¿Comprendéis [que] cuando la Victoria está en vuestras manos es una bobina de Luz? Si no se libera se gastará en una manifestación inferior, y no estará ahí cuando el fruto de la Victoria es necesario. Así pues, percibid el ritmo de vuestros días con el movimiento de las sinfonías de Beethoven. Sentid el ritmo y el movimiento hacia adelante, pues todo el cosmos está en ritmo y en la Victoria.

A Study in Christhood by the Great Initiator – XLV B – The Victory of the Sons of GodPoW vol. 27  #  50b, 19 de octubre de 1984. 



 

 El Amado Ciclopea

¡Escuchadme, oh seres de Luz! YO SOY el Ojo Omnividente de Dios…

El signo de la Victoria y el movimiento de la Luz se escucha en esta música que es del Anciano de Días, que es de los Elohim: un regalo de Dios a la tierra a través de ese mensajero de la música que fue Beethoven.

Amado corazón, dirijo tu atención a esta música. Porque estaba presente en el mismísimo campo eléctrico del profeta Jeremías. Aunque nunca había sido escrita, el espíritu de libertad y emancipación estaba en el corazón mismo de la evolución de  la conciencia divina en medio esta semilla hebraica de Luz que había venido, que había encarnado en muchas centurias para la promoción de la conciencia elohímica de Dios en la tierra…

The Confrontation with God and Anti-God (FREEDOM 1986 – “Lightbearers of the World, Unite!” – V), PoW vol. 27 # 66, 25 de noviembre de 1986. 



 

El Amado Helios

…Habéis escuchado la “Sinfonía de la Victoria” y yo os digo que esa victoria, amados míos, es el anuncio con bombo y platillo de nuestra presencia.  Y esta música le fue dada a Beethoven por nosotros, para que pudierais tener el espíritu de victoria en sonido.

Yo os digo que la pongáis y la pongáis de nuevo y la pongáis todos los días hasta que poseáis la victoria en todas las formas en vuestra individualidad, en vuestra iglesia, en esta nación, en este planeta. Y ponedla, amados, en este [santuario] cuando emitís a grandes voces vuestros fíat para el juicio, para que la victoria llegue penetrándolo todo con su resplandor. Y ved esa victoria descendiendo como una poderosa V que separa toda oscuridad, que ya no puede cuajar —¡no, amados míos!

¡Que todo el poder de la “Sinfonía de la Victoria” descienda entre vosotros y que sea el poder de esa música lo que amplifique el sonido de vuestra palabra y el sonido de nuestra luz en vuestro corazón! 

A Mighty Scepter of the Trinity in the Hand of the Holy Christ Self (FREEDOM 1991 – VII – The Happiness of the Sun – “Unto You Is the Cup of Victory” – The Judgment of the Power Elite), PoW vol. 34 # 40, 18 de agosto de 1991.



 

 El amado Saint Germain

¡No temáis la intensidad del fuego blanco de la Presencia YO SOY! ¡No temáis ser individuos!  No temáis ser severos con la necedad humana. No temáis ser alegres y regocijaros en la llama de la libertad, que emana de esta música. [Se refiere a la Novena Sinfonía de Beethoven.]

Whatever It Takes for Your Victory, Be Willing to Do It! Be God-Centered: Embrace the Middle Way (Ascension Day Address 1994), PoW vol. 37 # 20, 15 de mayo de 1994. 



 

 El amado Saint Germain

…Aconsejo por eso a todos que rehúyan el mal y la oscuridad que entran en el campo energético de los cuatro cuerpos inferiores cuando se pone la atención en el sonido discordante del jazz moderno. Aconsejo a todos los que en verdad aspiran a ser alquimistas del Espíritu que busquen la música clásica de los más grandes compositores del mundo: de Beethoven, Bach, Chopin, Haydn, Haendel, Wagner, Liszt, Mozart, Mendelssohn, Mahler y muchos otros que han sido comisionados por la Hermandad para traer la música de las esferas.

Spiritual Alliance, PoW vol. 13 # 8, 22 de febrero de 1970 (Estudios intermedios de alquimia, parte III).




 La Mensajera, Elizabeth Clare Prophet

Ciclopea habló entonces de “la sinfonía de los elementales, desarrollada por la mano de los nueve Elohim que le dieron a Beethoven las nueve sinfonías de la vida. Escuchad en ellas el poder del tres por tres, la llama trina en el corazón de los ángeles, en el corazón de los hijos e hijas de Dios, ahora a la espera de ser entregadas al corazón de los seres de los elementos…”. 

Elohim and Their Retreats: Cyclopea and Virginia



 

 El amado Pablo el Veneciano

…Mientras escucháis, amados míos, las cadencias de esta música [meditación musical del cuarto movimiento de la Sinfonía núm. 7 de Beethoven], estáis escuchando otro himno de los libres. Los que son libres entienden en la repetición gozosa y acelerada del tema la repetición del mantra con el que los compases de las horas y de los días y de los años deben reconfirmar en esta vasija material la auténtica libertad del alma…

4-04 Symphony #7 In A, Op. 92 – 4. A

Así pues, hay también, en el movimiento de descenso de las esferas de luz, el mantra, la afirmación del I AM (YO SOY) que afirma el paso correcto justo antes del momento en que se da el paso y congruente también con dicho paso. Y por consiguiente, cuando escucháis la música de Beethoven escucháis mil millones de cadencia del ritmo de vuestro corazón pronunciando la Existencia del I AM, la afirmación del I AM de que “¡I AM (YO SOY) la plenitud del amor perfecto en este acto. A la derecha, a la izquierda –voy, me muevo, marchando hacia adelante!”

The Next Step (Retreat of the Seven Chohans of the Rays – V – Message of the Chohan of the Third Ray),
PoW vol. 25 # 59, 27 de agosto de 1982.



 

 La Mensajera, Elizabeth Clare Prophet

Por consiguiente, mientras que somos sus discípulos en el mundo, conectados a la llama de su corazón en virtud de nuestra obediencia amorosa al Padre y al Hijo, somos el punto de anclaje (a través del Santo Ser Crístico y la llama trina) de la Poderosa Presencia YO SOY, la nuestra y la de otras personas. Y a través de esa Luz —y no a través de nuestro nombre personal, no a través de nuestro nombre famoso, sino a través del nombre I AM THAT I AM— guardamos la llama de Jesucristo y de la Divina Presencia para los hijos de Dios en todas partes.

“Ahora vengo a vosotros; y estas cosas hablo en el mundo, para que éste pueda tener mi alegría —mi alegría es mi cristeidad—, para que tengan mi alegría cumplida en ellos.” Es como cuando Beethoven escribió la “Oda a la Alegría”: primero fue una oda a la libertad, pero no se atrevió a usar la palabra “libertad” y entonces usó la palabra “alegría” porque la palabra “libertad” constituía una ofensa política. Y la palabra Cristo también es una ofensa.

La alegría de Cristo es la cristeidad. La alegría de Jesús es el Hijo de Dios en él, tal como la luz de Jesús (la misma alegría) es esa misma unión. Y su determinación es que esta alegría, esta libertad, este Cristo se cumpla en sus discípulos: ustedes y yo hoy. ¡Que ningún hombre les quite su corona de alegría!

The Glorification
, PoW vol. 26 # 32a, 7 de agosto de 1983.



 

La amada Lady Venus

Dejad que haya la restitución de la música en todos los hogares, y dejad que los clásicos construyan el código interno de la vida. Dejad que recree la cadena del DNA. Y con el poder de las nueve sinfonías de Beethoven y mucho de lo que se debería conocer al nivel celular de toda corriente de vida, dejad que los portales de Venus se abran nuevamente. Y que la cultura del infierno que se ha extendido en el este planeta se consuma totalmente por medio de la llama viva del Amor, por medio del sendero del rayo rubí. Dejad que la tierra se bañe en la radiación del amor a tal punto que éste consuma todo lo que repugna, todo lo que degenera, ocasionando descomposición y pérdida de vida…

Profile of the Woman Initiate – The Hour of the Raising of the Feminine Ray (Easter Conclave at Camelot – “Come, leave your nets I will make you fishers of men” – IV), PoW vol. 28 # 21, 26 de mayo de 1985.



 

YO SOY Testigo

Respuesta a la oración persistente:
La Victoria de nuestra hija sobre el alcohol, los narcóticos y el rock

Al recordar la lucha que nuestra preciosa hija tuvo que librar cuando era adolescente todavía experimento cierta tristeza en el corazón. Pero la victoria sobre estas pruebas demuestra claramente el amor incondicional de Dios por nosotros y el poder de las plegarias y los decretos.

Al igual que muchos adolescentes, creyó que juntándose con una pandilla de chicos disipados que bebían y se drogaban estaría más contenta consigo misma y haría que los otros la aceptaran también. El rock pesado formaba parte del panorama.

Afortunadamente, yo tenía tres años de ser Guardián de la Llama y de estar estudiando las enseñanzas; había recibido todas mis lecciones. De modo que tenía las herramientas que necesitaba para retar a la oscuridad para que dejara de tener influencia en nuestra hija.

Cuando ella se iba a la escuela cada mañana, ponía la Novena Sinfonía de Beethoven y otra música clásica en su estéreo. Pedía la atadura y el juicio de los grupos de rock así como de las entidades del alcohol, la nicotina y las drogas.  Pedía no sólo por nuestra hija sino por todos los chicos. Le pedía a Astrea que los liberara de esas fuerzas. También le pedía a la Madre María que su Presencia rodeara a nuestra hija y a todos los que como ella estuvieran pasando por la misma confusión.

Una noche, una pesadilla me despertó súbitamente: la cara satánica de uno de los líderes del grupo de rock se me apareció con sus ojos de maldad y la boca bien abierta. Llamé al arcángel Miguel e inmediatamente la cara desapareció para no reaparecer nunca.

Las conductas de nuestra hija continuaron un año más, pero yo nunca dejé de orar y decretar por ella. Un día finalmente admitió delante de nosotros que tenía un problema y que quería ayuda. Supe que mis oraciones habían sido escuchadas. Estaba profundamente agradecida con la Madre María y los Maestros por su intercesión…

1794 Total vistas 1 Vistas hoy