↑ Volver a Para saber más

♦ Imágenes

En la terminología de los , lo que hace que un objeto sea una gran obra de arte es si transmite una llama, una llama espiritual que toque el corazón y el de la persona que la ve. Al elegir una imagen de un maestro el elemento decisivo es si el maestro puede utilizarla para anclar su luz y su en el plano físico, y no simplemente si una cierta imagen posee la característica de la belleza o si está técnicamente bien hecha.

y fueron muy cuidadosos en la selección de imágenes de los maestros para colocarlas en sus altares. Los s solían llevarles muchas imágenes para que se las aprobaran. Algunas eran bellas, pero no comunicaban la Presencia de un maestro. En algunos casos los artistas sencillamente dibujaban a su Santo . Los s identificaron algunas imágenes como impostores de los maestros ascendidos y pertenecientes a la falsa jerarquía. Muy pocas fueron aprobadas para su uso en los altares de . Madre llegó a decir que preferiría una pared vacía para meditar en un maestro que un objeto de arte que no poseyera la llama o la vibración de ese maestro.

Existe también una diferencia entre el uso del foco de un maestro en un altar y un objeto de arte que puede uno tener en casa pero no en el altar ni las paredes de un santuario porque no es adecuado como foco de luz de un maestro.

Entre los piezas artísticas que se consiguen en The Summit Lighthouse hay muchas imágenes cuyo uso fue aprobado por los mensajeros como focos de los maestros. Estos focos están enlistados en el catálogo en línea en www.TSL.org, Bookstore and Artwork.

Madre mencionó que las fotografías de los mensajeros apropiadas para colocar en el altar de un grupo de estudios, un centro de enseñanza o la Iglesia son estas imágenes en sepia y blanco y negro. Sin embargo, en un altar personal del hogar se pueden colocar los focos de los mensajeros que su corazón les dicte.

 

Lady_Portia_150






El foco de la amada Lady para
los altares es esta pintura, en sepia.
No se ha aprobado ninguna otra, ni
siquiera una en color que es muy popular.

 

COMENTARIOS SOBRE ARTISTAS E IMÁGENES ESPECÍFICOS

Las pinturas de los arcángeles de Marius Michael-George: Madre no utilizó estas pinturas como focos de los es. Aun cuando son bonitas, y el pintor es un artista muy diestro, no recomendamos que las utilicen, ni otros focos de los maestros, en su altar personal o grupos de estudio.

falso_Djwalkul_w

Esta imagen de que suele
encontrarse en internet definitivamente
no es el maestro, según lo dicho por
Madre. No poseemos un foco aprobado
de Djwal Kul.

Ésta es una imagen de que circula en
internet y no es un foco aprobado del maestro.
Esta imagen comunica enojo y oscuridad.

falso_Morya_w




falso_Hercules_wÉsta es una imagen de un impostor
de perteneciente a la falsa
jerarquía. No se ha aprobado ninguna
imagen del Hércules.






Hofmann_Jesus_w




Una imagen muy difundida de Jesús es este detalle de Cristo y el joven rico (1889),
de Heinrich Hoffmann. Madre comentó que es una pintura muy bonita pero que no es
el maestro ascendido . El artista pintó la imagen más elevada que pudo percibir
del Cristo, pero en realidad se trata de su propio Santo Ser Crístico. Madre comentó
que muchos artistas que han intentado pintar a Jesús han pintado más bien a su propio
Santo Ser Crístico. Puede que sean bellas, y ciertamente su vibración no es negativa,
pero no son apropiadas para comunicar la Presencia del maestro ascendido Jesús.

IMÁGENES DEL MOVIMIENTO YO SOY

Gran_Director_Divino_good_wLas imágenes del Movimiento YO SOY incluyen obras de dos artistas: Charles Sindelar
(quien pintó las imágenes de Jesús y que utilizamos en nuestros altares,
así como la del , que también utilizamos) y May DaCamara.

Después del fallecimiento de Sindelar, el Movimiento YO SOY ha usado las imágenes
pintadas por May DaCamara, incluyendo nuevas imágenes de Saint Germain y de Jesús,
que no poseen la misma vibración de las versiones de Sindelar. No se recomienda que
se usen en nuestros altares. Ocasionalmente Madre utilizó algunas de las imágenes de
May DaCamara para ilustrar sus conferencias públicas sobre los maestros.

Hemos observado que hay mucha semejanza en los rostros de estas pinturas entre sí.
Parecen reflejar la imagen más elevada de la propia artista, más que la personalidad
de cada maestro.


ESTATUILLAS

La estatua de la Libertad en su forma clásica es un foco que la utiliza para anclar su presencia. En general, al elegir una estatuilla hay que prestar especial atención al rostro y a la forma, especialmente las de y los s: que las líneas sean nítidas y que el rostro retrate belleza y carácter.

Tomado de una comunicación de The Summit Lighthouse, 2013

1759 Total vistas 2 Vistas hoy

Un maestro ascendido es el que, a través del Cristo y por haberse revestido de la Mente que hubo también en Cristo Jesús, ha alcanzado la maestría del tiempo y el espacio y, en el mismo proceso, también del yo en los cuatro cuerpos inferiores y en los cuatro cuadrantes de la Materia, en los chakras y en la llama trina equilibrada. Ha transmutado cuando menos el 51 por ciento de su karma, cumplido con su plan divino y pasado las iniciaciones del rayo rubí para el ritual de la ascensión: la aceleración por medio del fuego sagrado hacia la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. Los maestros ascendidos habitan en los planos del Espíritu –el reino de Dios (la conciencia de Dios)– y pueden enseñar a las almas no ascendidas en un templo etérico o en las ciudades etéricas del plano etérico (el reino de los cielos).

Filipenses 2:5

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.

Un duplicado de la Presencia YO SOY de un maestro ascendido.

El maestro ascendido Lanello, nombre que asumió Mark L. Prophet, mensajero de la Gran Hermandad Blanca, al hacer su ascensión. Compuesto por “Lan”, de Lancelot, y “ello”, de Longfellow, dos de sus encarnaciones. Junto con otros seres celestiales, dirige espiritualmente las actividades de The Summit Lighthouse desde el mundo celestial como el "guru siempre presente".

"Guru Ma", la mensajera de la Gran Hermandad Blanca en activo de 1961 a 1999, que hizo su transición a los planos superiores en 2009. Infundida del fuego del Espíritu Santo y la era de Acuario, fue pionera del pensamiento religioso mo­derno, enseñando los senderos místicos de las principales religiones del mundo. Sus libros desafían al cristianismo dominante con preguntas audaces y respuestas aún más audaces. 

(hindi: cela, del sánscrito: ceta, “esclavo”, esto es, “sirviente”). En la India, discípulo de un maestro religioso o guru. Término utilizado generalmente para hacer referencia a un estudiante de los maestros ascendidos y sus enseñanzas. Específicamente, estudiante disciplinado y devoto más allá de lo ordinario, iniciado por un maestro ascendido y que sirve a la causa de la Gran Hermandad Blanca. Véase discipulado.

Santo Ser Crístico o Yo Crístico, es el foco individualizado del "unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad". El Cristo Universal individualizado como la auténtica identidad del alma. El Yo Real de todo hombre, mujer y niño hacia el cual el alma debe alzarse. El Ser Crístico es el mediador entre un hombre y su Dios. Es el instructor, el maestro y el profeta personal de un individuo, que oficia como sumo sacerdote ante el altar del Santísimo (la Presencia YO SOY) del templo edificado sin manos de todo hombre.

El advenimiento de la percepción universal del Ser Crístico entre el pueblo de Dios en la tierra ha sido profetizado por los profetas como el descenso del SEÑOR NUESTRA JUSTICIA, llamado también VÁSTAGO, en la Era Universal que está por llegar. Cuando alguien alcanza la plena identificación del alma con el Ser Crístico, se le llama ser crístico o ungido, y se ve al Hijo de Dios brillar a través del Hijo del hombre.

Juan 1:14; Isaías 11-1; Jeremías 23:5, 6; 33-15, 16; Zacarías 3:8, 6:12

Evangelista. El que va delante de los ángeles llevando a los habitantes de la tierra la buena nueva del evangelio de Jesús el Cristo y, en el tiempo señalado, el Evangelio Eterno. Los mensajeros de la Gran Hermandad Blanca en esta era han sido ungidos apósto­les (apóstol: “el enviado en una misión”) por la jerarquía. Entregaron, a través de los dictados (profecías) de los maestros ascendidos y con el poder del Espíritu Santo, el testimonio y las enseñanzas perdidas de Jesucristo a la simiente del Cristo, las ovejas perdi­das (las almas dañadas y marcadas por los tiranos y los idólatras luciferinos) de la casa de Israel, y a todas las naciones.

     Alguien entrenado por un maestro ascendido para recibir por diversos métodos las palabras, conceptos, enseñanzas y mensajes de la Gran Hermandad Blanca. El que entrega la ley, las profecías y las dispensaciones de Dios a unos hombres y a una era.

[Los mensajeros y maestros espirituales Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, que enseñaron desde una perspectiva única, en una combinación de espiritualidad occidental y misticismo oriental, transmitieron profunda sabiduría y enseñanzas de todos los tiempos sobre el sendero de unión con Dios. Tocaron y transformaron la vida de millones de personas.

Fungieron como mensajeros de la Gran Hermandad Blanca y como portavoces de los maestros ascendidos. Recibieron entrenamiento especial e iniciaciones a lo largo de muchas encarnaciones con el fin de prepararse para este posición en la jerarquía. El papel de mensajero es algo único. Annice Booth, en Memorias de Mark. Mi vida con Mark Prophet, escribe:

“Un mensajero no es un canal ni un médium espiritista; un mensajero está bajo la dispensación de los profetas. En todas las épocas la Hermandad ha tenido lo que llamamos testigos. Ellos son los que escriben la ley, los que suenan la alarma y dan las profecías a la humanidad.

     ”Dios nunca ha dejado a la humanidad sin mensajeros, sin profetas. Prácticamente han pasado inadvertidos, sin ser escuchados, mientras la civilización y el karma seguían su curso.

     ”El entrenamiento para mensajero tiene lugar a lo largo de miles de años. No es algo que se obtenga con estudios psíquicos, ni algo que se reciba por el solo esfuerzo. El cargo de mensajero es una asignación y una ordenación.”]

Organización externa de la Gran Hermandad Blanca fundada por Mark L. Prophet en 1958 en Washington, D.C., bajo la dirección del maestro ascendido El Morya, Jefe del Consejo de Darjeeling, con el propósito de publicar y diseminar las enseñanzas de los maestros ascendidos.

Maestra ascendida. A lo largo de miles de años de servicio a Dios en el séptimo rayo de la justicia, la libertad, la miseri­cordia, el perdón, la alquimia y el ritual sagrado, la amada Porcia alcanzó la personificación de la Llama de Dios y la conciencia divina de la Justicia divina como Oportunidad divina. Por tal motivo se le conoce como Diosa de la Justicia o Diosa de la Oportunidad. Representa el sexto rayo, el rayo del servicio y la ministración, en el Consejo Kármico y guarda la llama de la justicia y la oportunidad para las evoluciones de la tierra. La amada Porcia es la llama gemela y consorte divina de Saint Germain. Juntos dirigen el siguiente ciclo de dos mil años, la séptima dispensación conocida como era de Acuario.

Jerarca de las huestes angelicales; el rango más alto entre las órdenes de ángeles. Para cada uno de los siete rayos hay un arcángel que lo preside y que personifica, junto con una arcangelina (su complemento divino), la conciencia divina del rayo y dirige a las bandas de ángeles que bajo su mando prestan servicio en ese rayo. Para sus nombres, rayos y ubicación de sus retiros véase Tabla de los ocho rayos .

Conocido como el Maestro Tibetano, o “El Tibetano”. Hace dos mil años, uno de los tres reyes magos, Djwal Kul (Gaspar) viajó siguiendo a la estrella junto con El Morya (Melchor) y Kuthumi (Baltasar) hasta el lugar donde nació Jesús. En ese servicio a la Trinidad él encarnaba el foco del brazo color de rosa de la llama trina en el campo de fuerza de Jesús niño (El Morya del azul y Kuthumi del amarillo).

Chohán del primer rayo, de la Voluntad de Dios. Maestro ascendido. Jefe del Consejo de Darjeeling de la Gran Hermandad Blanca, fundador de The Summit Lighthouse, instructor y patrocinador de los mensajeros Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet. Su extraordinaria devoción a la palabra y las obras de Dios es una poderosa corriente que ha permeado todas las encarnaciones de su alma en la tierra, durante las que permaneció firme en el papel de defensor, instructor y ejemplo delante de nuestro espíritu elevándose vertiginosamente hacia el Amor. Véase Tabla de los ocho rayos .

Junto con Amazonia, Elohim del primer rayo, el rayo del poder, la fe y la voluntad de Dios. El aura de ambos está cargada de relámpago azul y posee una capa envolvente de intenso color rosa.

Véase Elohim, Tabla de los ocho rayos .

(plural del hebreo Eloha, “Dios”). El nombre de Dios empleado en el Antiguo Testamento cerca de 2,500 veces con el significado de “El Poderoso” o “El Fuerte”. Elohim es un sustantivo uniplural que hace referencia a las llamas gemelas de la Divinidad que componen el “Divino Nosotros”. Cuando se habla específicamente de la mitad masculina o de la mitad femenina se conserva la forma plural porque se entiende que una parte del Todo Divino contiene y es el Yo andrógino (el Divino Nosotros). Los siete poderosos Elohim y sus contrapartes femeninas son los constructores de la forma; de ahí que Elohim sea el nombre de Dios usado en el primer versículo de la Biblia: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1). Los cuatro seres de los elementos (las Cuatro Fuerzas Cósmicas) sirven directamente bajo los Elohim y tienen dominio sobre los elementales: gnomos, silfos, salamandras y ondinas.

     Los siete poderosos Elohim son “los siete Espíritus de Dios” nombrados en el Apocalipsis (4:5) y las “estrellas matutinas” que cantaron juntas en principio, tal como el SEÑOR se las reveló a Job (Job 38:7). Hay también cinco Elohim que rodean el núcleo de fuego blanco del Gran Sol Central. En el orden de la jerarquía, los Elohim y los seres cósmicos son portadores de la mayor concentración y de la más alta vibración de luz que podamos percibir en nuestro estadio de evolución. Junto con los cuatro seres de la naturaleza, sus consortes y los constructores elementales de la forma, representan el poder del Padre como Creador (el rayo azul). Los siete arcángeles y sus complementos divinos, los grandes serafines, los querubines y las huestes angelicales representan el amor de Dios en la ardiente intensidad del Espíritu Santo (el rayo rosa). Los siete chohanes de los rayos y todos los maestros ascendidos, junto con los hijos e hijas de Dios no ascendidos, representan la sabiduría de la ley del Logos en la función del Hijo (el rayo amarillo). Estos tres reinos forman una triple manifestación y trabajan equilibradamente para desacelerar las energías de la Trinidad. Entonar el sonido sagrado “Elohim” libera el tremendo poder de la percepción de sí mismos como Dios, desacelerada para que la usemos en santidad por mediación del Cristo Cósmico.

     Para los nombres de los siete Elohim, los rayos en los que prestan su servicio y la ubicación de sus retiros etéricos, véase Tabla de los ocho rayos .

Apocalipsis 3:1; 4:5; 5:6

El maestro ascendido Jesucristo . El avatar de la era de Piscis; la encarnación de la Palabra, el Cristo Universal; el ejemplo de conciencia crística que los hijos de Dios tendrían que haber manifestado durante la dispensación de dos mil años de la era de Piscis; aquel que manifestó la plenitud del Ser Crístico y que por tanto fue llamado Jesús el Cristo. Vino para revelar el Ser Crístico individual a la humanidad entera y para demostrar las obras del Padre (la Presencia YO SOY) que Sus hijos e hijas pueden realizar en y a través de la llama del Ser Crístico o Yo Crístico individual. Jesús ocupa el cargo de Instructor del Mundo en la jerarquía, que comparte con el maestro ascendido Kuthumi, quien estuvo encarnado como san Francisco. El retiro de Jesús es el Templo de la Resurrección, ubicado en el reino etérico sobre Tierra Santa. También presta su servicio en el Retiro Árabe, en el desierto de Arabia, al noreste del Mar Rojo. Véase “Jesucristo y Saint Germain vienen a señalar el camino en la era de Acuario”, en Alquimia II.

Chohán del séptimo rayo, de la libertad. Maestro ascendido. Jerarca de la era de Acuario y patrocinador de los Estados Unidos de América. Inicia a las almas en la ciencia y el ritual de la alquimia y la transmutación con la llama violeta, mediante el poder de la Palabra hablada, la meditación y la visualización. Su retiro en América del Norte es la Cueva de los Símbolos en Table Mountain, Wyoming. También utiliza el Retiro del Royal Teton en el Grand Teton, en Jackson Hole (Wyoming); el retiro de su guru, el Gran Director Divino, la Cueva de la Luz en la India; y la Mansión de Rakoczy, su foco en Transilvania. Las melodías clave de la Mansión de Rakoczy son: Cuentos de los Bosques de Viena y la Mar­cha Rakoczy. Véase Tabla de los ocho rayos .

Conocido como el Maestro R, es un ser cósmico cuyo cuerpo causal es una gigantesca esfera azul que rodea al planeta. Manu de la séptima raza raíz, destinada a encarnar en Sudamérica, es el instructor de Saint Germain. Sus retiros son la Mansión de Rakoczy y la Cueva de Luz.

Maestra ascendida que guarda la conciencia divina de la libertad para la tierra. Mientras estuvo encarnada en la Atlántida erigió el Templo del Sol en lo que ahora es la isla de Manhattan. Con el hundimiento de la Atlántida el templo físico se destruyó, pero su contraparte etérica sigue estando en el plano etérico, donde ella sigue siendo el foco de la llama de la libertad en el altar central, rodeado por doce santuarios dedicados a las doce jerarquías solares. La Diosa de la Libertad (llamada así por su completa y entusiasta identificación con la llama divina de la libertad, su conciencia divina de la libertad) es la portavoz del Consejo Kármico y representa el segundo rayo en dicho consejo. Su estatua en la isla de la Libertad (antes isla de Bedloe) en el puerto de Nueva York representa la figura de la “Dama con una lámpara”, del poeta Longfellow, de quien éste predijo que “ocupará un lugar en la gran historia de nuestro país, noble tipo de femineidad digno y heroico”. Encarna el arquetipo de la Mujer vestida del Sol y de la mujer de la nueva era, que inspira a las naciones a la acción con la antorcha de la iluminación y el Libro de la Ley. Véase Tabla de los ocho rayos .

Maestra ascendida, conocida como la Diosa de la Misericordia porque personifica las llamas divinas de la misericordia y de la compasión; guarda la llama de la Madre Divina para el pueblo chino, para toda Asia y el mundo. Como representante del séptimo rayo en el Consejo Kármico, de ella irradian las cualidades de la misericordia, el perdón y la compasión hacia las evoluciones de la tierra, desde su templo etérico que está sobre Pekín, China. Kuan Yin ocupó el cargo de chohán del séptimo rayo durante dos mil años hasta que Saint Germain lo asumió al finalizar el siglo XVIII. En la tradición budista, Kuan Yin es la forma femenina del Avalokitesvara hindú y tibetano, emanación del Buda Amithaba. Se la ha identificado con Tara, la Diosa Blanca del Tíbet. Pudo haber ascendido hace miles de años, mas ha pronunciado los votos de bodhisattva para servir a la tierra hasta que todos los hijos de la Luz sean libres.

(sánscrito: budh, “despertar”, “saber”, “percibir”). Significa “el iluminado”. Denota una función en la jerarquía espiritual de mundos que se alcanza al pasar ciertas iniciaciones del fuego sagrado, entre ellas las de los siete rayos del Espíritu Santo y las de los cinco rayos secretos, la de la elevación del rayo femenino (el fuego sagrado de la Kundalini) y la de la “maestría del siete en los siete multiplicado por diez”.

Gautama alcanzó la iluminación búdica hace 25 siglos, sendero que había proseguido durante múltiples encarnaciones anteriores y que culminó en su meditación de 49 días bajo el árbol bo; de ahí que se le llame Gautama el Buda. Ocupa el cargo de Señor del Mundo, sosteniendo, con su cuerpo causal y su llama trina, la chispa divina y la conciencia de las evoluciones de la tierra que se acercan al sendero de la cristeidad personal. Su aura de amor y sabiduría que cubre al planeta surge de su devoción incomparable a la Madre Divina. Es el jerarca de Shamballa, el retiro original de Sanat Kumara, que ahora está en el plano etérico sobre el desierto del Gobi. El 18 de abril de 1981, el amado Gautama Buda estableció su Shamballa Occidental en el Retiro Interno del Royal Teton Ranch, sobre las tierras vírgenes de América, en los confines septentrionales del parque nacional Yellowstone. Véase Señor del Mundo, Shamballa.

El Señor Maitreya, el Cristo Cósmico, también ha pasado las iniciaciones búdicas. Es el tan esperado Buda Venidero, que ha salido a la luz para enseñar a todos los que se han alejado del camino de Gran Guru Sanat Kumara, de cuyo linaje descienden tanto él como Gautama. En la historia del planeta han existido numerosos budas que han auxiliado a las evoluciones de la humanidad en los pasos y etapas del sendero del bodhisattva. En Oriente se conoce a Jesús como el buda Issa, el Salvador del Mundo por amor y sabiduría de la Divinidad. Véase bodhisattva, Señor Maitreya.

En los años sesenta, nueve corrientes de vida no ascendidas que habían pasado las iniciaciones búdicas se ofrecieron a encarnar para asistir a las evoluciones de la Tierra durante su difícil y peligrosa transición a la era de Acuario. Su servicio mundial será reconocido cuando hayan alcanzado la edad del ejemplo búdico y crístico, de los 33 a los 36 años. El 1 de enero de 1983 Gautama Buda anunció que nueve budas que habían permanecido en el nirvana durante novecientos años estaban descendiendo por el haz de luz para entrar en el corazón de nueve individuos en este planeta y, a través de su presencia electrónica, en el campo de fuerza de miles de corazones dedicados. Gautama también otorgó la dispensación de que a partir de ese momento toda oración, mantra o cántico de los devotos del Cristo y del Buda se multiplicaría por el poder del corazón de Gautama y de los nueve budas.

A fines de 1966 la Diosa de la Pureza dijo que “de la gran llama de pureza cósmica, hace dos años nacieron en la tierra nueve niños, budas del corazón del Padre… La intención era que por el poder del tres veces tres estos niños santos traerían a la humanidad la gran conciencia de la pureza divina que sostiene nuestro amado Señor Gautama. Hoy vengo a vosotros con un mensaje que debería hacer despertar vuestro corazón a la necesidad de más decretos. Desde el nacimiento de estos niños santos uno de ellos salió la pantalla de la vida porque su entorno era tan impuro y carente de la llama de la pureza que no era apropiado para que surgiera la luz de ese corazón, que murió como una flor cortada de su tallo. Y, así, ocho de estos niños santos permanecen en el cuerpo planetario.” El noveno buda volvió a nacer subsecuentemente en Madrás, India.