↑ Volver a Quién es quien

♦ Saint Germain, chohán del 7o. rayo y jerarca de la era de Acuario

Saint-Germain-Charles-Sindelar

 

Saint Germain es el del séptimo . Junto con su , la maestra ascendida , Diosa de la Justicia, es el de la . Es el gran patrocinador de la llama de la libertad, mientras que Porcia es la patrocinadora de la llama de la justicia.

Cada ciclo de dos mil años cae en uno de los siete rayos. , como chohán del sexto rayo, ocupó el cargo de jerarca de la durante los últimos dos mil años. El 1 de mayo de 1954 Saint Germain y Porcia fueron coronados directores del próximo ciclo del séptimo rayo. Libertad y justicia son el yin y el yang del séptimo rayo de Acuario y junto con la misericordia sientan las bases para los demás atributos de Dios que han de ser exteriorizados en esta séptima dispensación.

Saint Germain y Porcia entregan al pueblo de Dios la dispensación para la séptima era y el séptimo rayo —el rayo violeta de la libertad, la justicia, la misericordia, la y el ritual sagrado—, una nueva oleada de vida, una nueva civilización, una nueva energía.

Como chohán, o señor, del séptimo rayo, Saint Germain inicia a nuestra en la ciencia y el ritual de la transmutación mediante la . Es el séptimo ángel profetizado en Apocalipsis 10:7, que viene a patrocinar la terminación del misterio de Dios, tal “como Él lo había declarado a sus siervos los profetas”.

Dice Saint Germain:

Soy un , pero no siempre ha sido así. No una ni dos veces sino durante muchas encarnaciones caminé por la tierra como ahora lo hacéis vosotros, confinado a un cuerpo mortal y a las limitaciones de la existencia dimensional. Estuve en y estuve en la . He visto civilizaciones levantarse y caer. He visto las ondulaciones de conciencia cuando la humanidad ha pasado por ciclos de eras de oro a sociedades primitivas. He visto las opciones, y he visto a la humanidad, por tomar decisiones equivocadas, desperdiciar las energías de cien mil años de progresos científicos e incluso grados de que trascienden lo que los miembros de las religiones más avanzadas de hoy en día han alcanzado.

Sí, he visto las opciones, y he elegido. Mediante elecciones correctas el hombre y la mujer establecen su posición en la . Al elegir ser libre en la magnífica voluntad de Dios, me gané mi libertad de esa ronda mortal de encarnaciones y justificaciones de una existencia fuera del Uno. Conseguí mi libertad con esa llama, esa piedra fundamental del ciclo de Acuario que buscaban los alquimistas de antaño, ese elixir púrpura que los santos poseen…

Vosotros sois mortales. Yo soy inmortal. La única diferencia entre nosotros es que yo he elegido ser libre y vosotros aún tenéis que tomar esa decisión. Tenemos el mismo potencial, los mismos recursos, la misma conexión con el Uno. Yo tomé los míos para forjarme una identidad en Dios. Porque hace mucho la vocecita del interior pronunció el fíat de y del Dios vivo: “Hijos del Uno, forjad vuestra identidad en Dios.” Y en la quietud de la noche escuché el llamado y respondí: “I will!” [“lo haré”, literalmente: “yo quiero”]. Y cuando dije “I will!” todo el cosmos devolvió el eco: “I will!” La voluntad [will] de ser convoca la vastedad del potencial del ser…

Soy Saint Germain, y he venido a reclamar vuestra alma y los fuegos de vuestro corazón para la victoria de la era de Acuario. He establecido el patrón para la iniciación de vuestra alma… Estoy en el sendero de la libertad. Tomad ese sendero y me encontraréis ahí. Soy vuestro instructor, si me aceptáis.” [“I have chosen to be free”, Pearls of Wisdom, vol. 18, núm. 22, 10 de junio de 1990]

Saint Germain es conocido como el diplomático que expresa las cualidades divinas de la dignidad, la elegancia, el refinamiento, la desenvoltura y la verdadera habilidad política, y todos los que estén dispuestos a invocar el séptimo rayo pueden hacerlo también. Es miembro de la Casa de Rakoczy, fundada por el , en cuya mansión de Transilvania se encuentra enclaustrada actualmente la llama violeta de la libertad.

♦ Hace más de cincuenta mil años, durante una Saint Germain fue el gobernante de una civilización que vivía en un país fértil donde actualmente se encuentra el desierto del Sahara. Como rey-emperador, Saint Germain fue un maestro de la antigua sabiduría y del conocimiento de las esferas de la ; el pueblo lo consideraba el ejemplo a seguir de su propia divinidad emergente. Su imperio alcanzó un nivel de belleza, simetría y perfección no superadas en la octava física.

A medida que la población de esta civilización se fue inclinando más hacia los placeres de los sentidos, apartándose del gran plan creador del Gran Yo Divino, un consejo cósmico ordenó al rey-emperador que se retirara de su imperio: en adelante el del pueblo sería su . El rey-emperador celebró un gran banquete para sus consejeros y funcionarios públicos. Cada uno de sus 576 invitados recibió una copa de cristal con un elixir de “esencia electrónica pura”.

Ese elixir fue el obsequio de Saint Germain para la protección de su alma, con la finalidad de que, cuando en la era de Acuario se devolviera la oportunidad de regresar esa civilización de oro, recordaran a su y se convirtieran en una señal para todo el mundo de que Dios puede habitar con su pueblo —y lo hará— cuando éste haga de su mente, corazón y alma un digno habitáculo para Su .

Durante el banquete, un ser cósmico, que se identificó sólo con la palabra Victory escrita en la frente, se dirigió a la asamblea. Avisó a los presentes de la crisis que ellos mismos habían provocado por su perfidia, los reprendió por haber abandonado a su Gran Fuente Divina y profetizó que el imperio estaría bajo el gobierno de un príncipe visitante que pretendería desposar a la hija del rey. El rey y su familia se retiraron siete días después a la ciudad etérica de oro homóloga de esa civilización. El príncipe visitante llegó al día siguiente y asumió el control sin oposición alguna. [Véase “El desierto del Sahara”, en Misterios develados, de Godfre Ray King, pp. 43-72]

♦ Como sumo sacerdote del Templo de la Llama Violeta en la zona continental de la Atlántida, hace trece mil años, mediante sus invocaciones y su Saint Germain sostuvo un pilar de fuego, una verdadera fuente de llama violeta cantarina que atraía de cerca y de lejos a gente que acudía para liberarse de toda condición esclavizante de cuerpo, mente y alma. Lo lograban con su propio esfuerzo, ofreciendo invocaciones y practicando los rituales del fuego sagrado del séptimo rayo.

Quienes oficiaban ante el altar del Templo de la Llama Violeta eran instruidos en el sacerdocio universal de la Orden de , en el retiro del Señor , el Templo de la Purificación, donde hoy está la isla de Cuba. Este sacerdocio combina la religión perfecta y la ciencia perfecta. Ahí fue donde tanto Saint Germain como Jesús recibieron la unción, pronunciada por el propio Zadkiel: “Tú eres por siempre sacerdote según la orden de Melquisedec.” [Génesis 14:18, 19; Salmos 110:4; Hebreos 5:6, 10; 6:20; 7]

Antes del hundimiento de la Atlántida, mientras aún construía su arca y advertía a la gente del gran diluvio que se avecinaba, el Gran Di­rector Divino llamó a Saint Germain y a unos pocos sacerdotes leales para que transportaran la llama de la libertad desde el Templo de la Purificación a un lugar seguro en las laderas de los Cárpatos, en Transilvania. Allí continuaron con el ritual sagrado de expandir los fuegos de la libertad mientras el karma de la humanidad estaba siendo requerido por decreto divino.

En posteriores encarnaciones Saint Germain y sus seguidores, bajo la guía del Gran Director Divino, redescubrieron la llama y continuaron protegiendo el santuario. Más tarde, el Gran Director Divino, ayudado por su discípulo, estableció un retiro en el sitio de la llama y fundó la Casa de Rakoczy, la casa real de Hungría.

♦ En el siglo XI a.C., Saint Germain estuvo encarnado como el profeta Samuel. Fue un líder religioso sobresaliente en una época de gran apostasía, sirviendo como el último de los jueces de Israel y el primero de sus profetas. En aquellos días los jueces no se limitaban a arbitrar disputas; eran líderes carismáticos de quienes se creía que tenían acceso directo a Dios y que podían convocar a las tribus de Israel contra los opresores.

Samuel fue el enviado de Dios para la liberación de la simiente de Abraham de la esclavitud de los sacerdotes corruptos, los hijos de Elí, y de los filisteos, que habían matado brutalmente a los israelitas en la batalla. Tradicionalmente se le menciona junto con Moisés como un gran intercesor. Cuando la nación afrontó continuas amenazas de los filisteos, valerosamente guió al pueblo en un resurgimiento espiritual, exhortándolo a que volviera “al SEÑOR con todo su corazón” y a quitar “los dioses ajenos”. El pueblo se arrepintió y suplicó a Samuel que no dejara de invocar al SEÑOR para que los salvara. Mientras rezaba y ofrecía sacrificios, una violenta tormenta se desató, permitiendo a los israelitas vencer a sus enemigos. Los filisteos jamás se levantaron de nuevo en los días de Samuel. [1 Samuel 7:3]

El profeta pasó el resto de su vida administrando justicia por el país. Cuando envejeció, nombró jueces sobre Israel a sus hijos, pero éstos eran corruptos y el pueblo exigió que Samuel les diera “un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones”. [1 Samuel 8:5] Profundamente apenado, rezó al SEÑOR y recibió el mandato de llevar a cabo la exigencia del pueblo. El SEÑOR le dijo: “No te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos.” [1 Samuel 8:7]

Samuel advirtió a los israelitas de los peligros a los que se expondrían debido a sus gobernantes, pero ellos siguieron clamando por un rey. Así, ungió líder a Saúl y les encomendó, tanto a él como al pueblo, que obedecieran siempre la voz del SEÑOR. Pero cuando Saúl demostró ser un servidor infiel, Samuel pronunció el juicio del SEÑOR sobre él por su desobediencia y en secreto ungió rey a David. Cuando el profeta murió fue enterrado en Ramá. Todo Israel lloró su fallecimiento.

St_Joseph♦ Saint Germain también encarnó como san José, el padre de Jesús y esposo de . Existen pocas referencias a él en el Nuevo Testamento. La Biblia traza su linaje hasta David. También cuenta cómo, cuando el ángel del Señor le advirtió en un sueño que Herodes planeaba matar a Jesús, José atendió el aviso y se llevó a su familia a Egipto, regresando tras la muerte de Herodes. Se dice que José era carpintero y se piensa que falleció antes de que Jesús comenzara su ministerio público. En la tradición católica san José es reverenciado como Patrón de la Iglesia Universal, y su día se celebra el 19 de marzo.

Icono_de_San_Alban♦ A finales del siglo III, Saint Germain estuvo encarnado como san Albano, primer mártir de Inglaterra, donde Albano vivía durante la persecución de los cristianos por el emperador Diocleciano. Éste era un pagano que había servido en el ejército romano y se había establecido en la localidad de Verulamium, cuyo nombre cambió después a St Albans. Albano escondió a un sacerdote fugitivo cristiano llamado Amphibalus, quien lo convirtió. Cuando los soldados llegaron a buscarlo, Albano permitió que el sacerdote escapara y se disfrazó con el atuendo del clérigo.

Cuando se descubrió el hecho, Albano fue azotado y sentenciado a muerte. Cuenta la leyenda que se reunió una multitud tan grande para presenciar su ejecución que no podía pasar por un estrecho puente que había que cruzar. Albano rezó y el río se abrió para dar paso a la muche­dumbre, ante lo cual su ejecutor fue convertido y suplicó morir en su lugar. La petición fue denegada y fue decapitado junto con Albano.

♦ Saint Germain trabajó desde los planos internos como Maestro Instructor detrás de los neoplatónicos. Inspiró al filósofo griego Proclo (ca. 410-485 d.C.), el muy honrado director de la Academia de Platón en Atenas. Bajo la tutela del maestro, Proclo basó su filosofía en el principio de que sólo hay una realidad verdadera, el “Uno”, que es Dios o la Divinidad, la meta final de todos los esfuerzos en la vida. Los escritos de Proclo abarcaron casi todos los departamentos del aprendizaje, desde la filosofía y la astronomía hasta las matemáticas y la gramática. Reconoció que su iluminación y filosofía provenían de lo alto y creía que través de él la divina revelación llegaba a la humanidad.

♦ En el siglo V, Saint Germain estuvo encarnado como Merlín, alquimista, profeta y consejero en la corte del rey Arturo. En una región fragmentada por los jefes tribales en guerra y desgarrada por los invasores sajones, Merlín guío a Arturo en doce batallas (que fueron en realidad doce iniciaciones) para unir el reino de Britania. Trabajó junto con el rey para establecer la sagrada asociación de la Mesa Redonda. Bajo la guía de Merlín y Arturo, Camelot fue una donde los caballeros y las damas estaban dedicados al desarrollo interior de los misterios del Santo Grial y a un sendero de personal.

En algunas tradiciones se describe a Merlín como un sabio piadoso que estudiaba las estrellas y cuyas profecías eran registradas por setenta secretarios. Las Profecías de Merlín, que trata sobre los acontecimientos que van de la época de Arturo al futuro distante, era un popular libro en la Edad Media.

♦ Saint Germain fue Roger Bacon (1220-1292), filósofo, monje franciscano, reformador de la enseñanza y científico experimental. En una época en que ya sea la teología o la lógica, o ambas, dictaban los parámetros de la ciencia, él promovió el método experimental, declaró su convicción de que el mundo era redondo y censuró a los eruditos y científicos de su día por su cortedad de miras. En sus palabras:

El verdadero conocimiento no procede de la autoridad de otros, ni de una ciega adhesión a anticuados dogmas.

Roger-bacon-statue-wBacon acabó abandonando su puesto de catedrático en la Universidad de París e ingresó a la Orden de Frailes Menores franciscana.

En su día Bacon fue famoso por sus exhaustivas investigaciones sobre alquimia, óptica, matemáticas y lenguas. Se le considera el precursor de la ciencia moderna y un profeta de la tecnología moderna. Predijo el globo de aire caliente, una máquina voladora, los anteojos, el telescopio, el microscopio, el ascensor y los barcos y carruajes de propulsión mecánica, y escribió sobre ellos como si realmente los hubiera visto.

Fue acusado de “herejías y novedades” por su visión científica y filosófica del mundo, sus atrevidos ataques a los teólogos de la época y su estudio de la alquimia y la astrología, por lo que fue enclaustrado durante catorce años por sus hermanos franciscanos. Pero para los que vinieron después de él Bacon fue el Doctor Mirabilis (“maestro admirable”, en latín), sobrenombre con el que se le ha conocido a lo largo de los siglos.

 

 

♦ Saint Germain también estuvo encarnado como Cristóbal Colón (1451-1506), descubridor de América. Más de dos siglos antes de que Colón se embarcara, el propio Roger Bacon había preparado el terreno para el viaje de Colón al Nuevo Mundo al afirmar en su Opus Majus que “el mar entre el extremo de España en el Oeste y el principio de la India en el Este es navegable en unos pocos días si el viento es favorable”. Aunque la afirmación era incorrecta en cuanto que la tierra al oeste de España no era la India, contribuyó decisivamente al descubrimiento de Colón. Colon citó el pasaje en una carta de 1498 a los Reyes Católicos y dijo que su viaje de 1492 se había inspirado parcialmente en esa afirmación visionaria.

Colón estaba convencido de que Dios lo había hecho el

mensajero del nuevo cielo y la nueva tierra de los que Él habló en el Apocalipsis de San Juan, tras haber hablado de ello por boca de Isaías.

Al llevar a cabo esta empresa de las Indias —escribió al rey Fernando y a la reina Isabel en 1502—, ni la razón ni las matemáticas ni los mapas me sirvieron de nada; las palabras de Isaías se cumplieron plenamente.

Con lo que se refería a la profecía registrada en Isaías 11:10-12, que dice que el Señor

recobrará el remanente de su pueblo… juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.

Tenía la certeza de que había sido elegido por la mano de Dios para su misión. Estudió a los profetas bíblicos, escribiendo pasajes relativos a su misión en un libro propio titulado Profecías que juntó el Almirante Don Christóval Colón de la Recuperación de la Santa Ciudad de Hierusalém y del descubrimiento de las Indias. Aunque rara vez se menciona esta cuestión, es un hecho tan arraigado en la historia que incluso la Encyclopaedia Britannica dice inequívocamente que “Colón descubrió América por profecía antes que por astronomía”.

♦ Como Francis Bacon (1561-1626), fue filósofo, estadista, ensayista y un maestro de la literatura. Bacon, de quien se dice que fue la mente más grande que jamás produjo Occidente, es conocido como el padre del razonamiento inductivo y del método científico, factores que hasta cierto punto son los responsables de la era tecnológica en que vivimos actualmente. Él sabía de antemano que sólo la ciencia aplicada podría liberar a las masas de la miseria humana y del trabajo rutinario para la mera supervivencia, para así poder buscar una más elevada espiritualidad que alguna vez conocieron.

La “Instauratio Magna Scientiarum” (la Gran Instauración, es decir, la gran restauración de la ciencia tras la decadencia, la caída o la dilapidación) era su fórmula para cambiar “el ancho mundo”. Ideó el concepto por primera vez de niño y cuando después lo cristalizó en su libro de 1607, con el mismo nombre, lanzó el Renacimiento inglés.

A lo largo de los años Bacon reunió a su alrededor un grupo de escritores que fueron los responsables de casi toda la literatura isabelina. Algunos de ellos formaban parte de una “sociedad secreta” a la que llamó “Los Caballeros del Casco”, cuyo objetivo era el fomento del aprendizaje mediante la expansión de la lengua inglesa y la creación de una literatura nueva no escrita en latín sino con palabras que un inglés pudiera entender. Bacon también organizó la traducción de la versión King James (del Rey Jacobo) de la Biblia, decidido a que la gente común tuviera el beneficio de leer por sí misma la Palabra de Dios.

Claves descubiertas en el decenio de 1890 en las ediciones originales de las piezas de teatro de Shakespeare y en las obras de Bacon, así como en otros autores isabelinos, revelan que Bacon escribió las obras de Shakespeare y que fue hijo de la reina Isabel I y Lord Leicester. Su madre, sin embargo, temerosa de una inoportuna pérdida de poder, se negó a reconocerlo como heredero.

Hacia el fin de su vida Bacon fue perseguido y no se le reconocieron sus múltiples talentos. Se dice que murió en 1626, pero hay quien dice que después vivió en Europa en secreto durante un tiempo. Venciendo circunstancias que habrían destruido a hombres de menor valía, su alma inició el ritual de la desde la Mansión Rakoczy, retiro del Gran Director Divino, el 1 de mayo de 1684.

♦ Deseando por encima de todo liberar al pueblo de Dios, Saint Germain buscó y se le concedió una dispensación de los para regresar a la tierra en un cuerpo físico. Apareció como “le Comte de Saint Germain”, un “milagroso” caballero que deslumbró a las cortes de la Europa de los siglos XVIII y XIX, donde lo llamaban “El Hombre Maravilla”.

Fue un alquimista, erudito, lingüista, poeta, músico, artista, narrador y diplomático admirado en todas las cortes de Europa por su erudición. Era conocido por hazañas como la eliminación de defectos en diamantes y otras piedras preciosas y por escribir simultáneamente una carta con una mano y un poema con la otra. Voltaire lo describió como el “hombre que nunca muere y que lo sabe todo”. El conde es mencionado en las cartas de Federico el Grande, Voltaire, Horace Walpole y Casanova, y en los diarios de la época.

Moviéndose tras bambalinas, Saint Germain intentó efectuar una transición suave de la monarquía a un gobierno representativo y evitar el derramamiento de sangre de la revolución francesa. Pero su aviso fue ignorado. En un último intento de unir a Europa, apoyó a Napoleón, quien abusó del poder del maestro provocando su propio deceso.

Pero ya antes Saint Germain había puesto su atención en el Nuevo Mundo. Se convirtió en el maestro patrocinador de los Estados Unidos de América y de su primer presidente, inspirando la Declaración de Independencia y la Constitución. También inspiró muchos de los aparatos ahorradores de trabajo del siglo XX para promover su meta de liberar a la humanidad de la dura faena y dedicarse a la búsqueda de la realización divina. [Véase “Orígenes místicos de los Estados Unidos de América”, en Estudios de alquimia, para más información sobre las encarnaciones de Saint Germain y su patrocinio de los Estados Unidos de América.]

En la última parte del siglo XVIII Saint Germain recibió de la maestra ascendida su cargo de chohán del séptimo rayo, el rayo de la misericordia, el perdón y la ceremonia sagrada.

Y en el siglo XX apareció de nuevo para patrocinar una actividad exterior de la .

A principios de los años treinta se puso en contacto con su “general en el campo de batalla”, el reencarnado George Washington, a quien preparó como y quien, con el seudónimo de , publicó la base de la enseñanza de Saint Germain para la Nueva Era en los libros Unveiled Mysteries (Misterios develados), The Magic Presence (La Mágica Presencia) y The ”I AM” Discourses (Discursos del “YO SOY”, o El libro de oro de Saint Germain). A finales de los años treinta, Porcia y otros seres cósmicos salieron del Gran Silencio para colaborar con Saint Germain en su obra de llevar las enseñanzas del fuego sagrado a la humanidad, marcando el inicio de la .

En 1961 Saint Germain se puso en contacto con su representante encarnado, el mensajero , y fundó la en memoria del y el primer pupilo de éste, el Señor , y del segundo, el Señor . Su propósito era acelerar a todos los que originalmente vinieron a la tierra con , restituir el recuerdo de su antigua promesa y su razón de estar hoy en la tierra: prestar servicio como instructores del mundo y servidores ministrantes en sus familias, comunidades y naciones en este momento decisivo del giro de los ciclos.

Así, Saint Germain volvió a llamar a los primeros guardianes de la llama para que prestaran oídos a la voz del Anciano de Días y respondieran al llamado de volver a consagrar su vida a reencender la llama de la vida y los fuegos sagrados de la libertad en el alma del pueblo de Dios. Saint Germain es el Caballero Comendador de la Fraternidad de Guardianes de la Llama.

El 1 de mayo de 1954 Saint Germain recibió de Sanat Kumara el cetro de poder y del maestro Jesús la corona de autoridad para dirigir la conciencia de la humanidad durante este período de dos mil años. Eso no quiere decir que la influencia del maestro ascendido Jesús haya disminuido. Más bien, como desde el nivel ascendido, su instrucción y su radiación de la hacia el género humano será incluso más poderosa y omnipresente que antes, pues está en la naturaleza de lo Divino trascenderse a sí misma continuamente. Vivimos en un universo en expansión, un universo que se expande desde el centro de cada hijo [son] (sol [sun]) individualizado de Dios.

Esta dispensación significa que estamos entrando en un período de dos mil años en el que, invocando hacia nuestro ser y mundo la llama violeta transmutadora, la energía divina que la raza humana ha contaminado durante miles de años puede ahora ser purificada y toda la humanidad liberada del miedo, la carencia, el pecado, la enfermedad y la muerte; y ahora todos pueden caminar en la luz como seres libres en Dios.

En este amanecer de la era de Acuario, Saint Germain ha acudido a los Señores del Karma y ha recibido la oportunidad de dar el conocimiento de la llama violeta fuera de los retiros internos de la Gran Hermandad Blanca, fuera de las escuelas de misterios. Saint Germain nos habla de los beneficios que tiene invocar la llama violeta:

En algunos de vosotros se ha saldado una buena cantidad de karma; en otros, la dureza de corazón verdaderamente se ha derretido alrededor del del corazón. Se ha producido un nuevo amor y una nueva suavización, una nueva compasión, una nueva sensibilidad hacia la vida, una nueva libertad y una nueva alegría en la búsqueda de esa libertad. Se ha producido una santidad al haber entrado en contacto, a través de mi llama, con el sacerdocio de la Orden de Melquisedec. Se ha producido un derretimiento y una disolución de ciertos de ignorancia y densidad mental, y un giro hacia un curso dietético más conducente a la automaestría divina.

La llama violeta ha auxiliado en las relaciones dentro de las familias. Ha servido para liberar a algunos a saldar viejos karmas y viejas heridas, y a enderezar el curso de las personas según su vibración. Hay que recordar que la llama violeta contiene la llama de la justicia divina, y la justicia divina, claro está, contiene la llama del juicio, y por tanto la llama violeta siempre llega como una espada de doble filo a separar lo Real de lo irreal…

Benditos, es imposible enumerar exhaustivamente todos los beneficios de la llama violeta, pero ciertamente se produce una alquimia en la personalidad. La llama violeta va tras los cismas que provocan problemas psicológicos originados en la primera niñez y en encarnaciones anteriores, y que han dejado surcos tan profundos en la conciencia que, de hecho, ha sido difícil deshacerse de ellos vida tras vida.

Saint Germain enseña la ciencia de la alquimia en su libro Saint Germain on alchemy (Saint Germain – Estudios sobre alquimia). Saint Germain utiliza la amatista: la piedra del alquimista, la piedra de la era de Acuario y de la llama violeta. Los valses de Strauss contienen la vibración de la llama violeta y ayudan a sintonizarse con él.

Vals Cuentos de los Bosques de Viena

También nos ha dicho que la “Marcha Rakoczy”, de Franz Liszt, contiene la llama de su corazón y la fórmula de la llama violeta.

Rakoczy March

Saint Germain tiene un foco en la ciudad etérica de oro ubicada sobre el desierto del Sahara. También da clases en el Retiro del Royal Teton, así como en la Cueva de los Símbolos, su propio retiro físico-etérico ubicado en Table Mountain (Wyoming). Además, trabaja desde los focos del Gran Director Divino: la Cueva de Luz, en la India, y la Mansión Rakoczy, en Transilvania, donde preside como jerarca. Más recientemente ha establecido una base en Sudamérica, en el retiro del Dios y la Diosa .

Su patrón electrónico es la ; su fragancia, las violetas. El nombre Saint Germain proviene del latín Sanctus Germanus, que significa sencillamente “hermano santo”.

 

Cruz_de_Malta

violeta_africana

© Summit University Press

 

1816 Total vistas 2 Vistas hoy

(tibetano: “señor, maestro”; un jefe). Cada uno de los siete rayos tiene un chohán en quien se concentra la conciencia crística del rayo, la ley del rayo que rige su recto uso en el hombre. Habiendo personificado y demostrado esta ley del rayo a lo largo de numerosas encarnaciones, y habiendo pasado iniciaciones tanto antes como después de la ascensión, el candidato es nombrado para ocupar el cargo de chohán por el Maha Chohán (el) “Gran Señor”, que es a su vez el representante del Espíritu Santo en todos los rayos. Para los nombres de los chohanes de los rayos (maestros ascendidos que representan uno de los siete rayos para las evoluciones de la tierra) y la ubicación de sus focos físicos/etéricos, véase Tabla de los ocho rayos .

Haz de luz o de otra energía radiante. Los rayos son las emanaciones de luz de la Divinidad que, cuando se invocan en el nombre de Dios o en el nombre del Cristo, prorrumpen como una llama en el mundo del individuo. Los rayos pueden ser proyectados por la conciencia divina de seres ascendidos o no ascendidos a través de los chakras y del tercer ojo como una concentración de energía que asume numerosas cualidades divinas, como amor, verdad, sabiduría, curación, etc. Haciendo mal uso de la energía de Dios, los practicantes de magia negra proyectan rayos que tienen cualidades negativas, tales como rayos mortales, rayos de sueño, rayos hipnóticos, rayos de enfermedad, rayos psicotrónicos, el mal de ojo, etc. Véase Tabla de los ocho rayos .

La llama gemela es el complemento masculino o femenino del Espíritu concebida a partir del mismo cuerpo de fuego blanco, el ovoide de fuego de la Presencia YO SOY.

Maestra ascendida. A lo largo de miles de años de servicio a Dios en el séptimo rayo de la justicia, la libertad, la miseri­cordia, el perdón, la alquimia y el ritual sagrado, la amada Porcia alcanzó la personificación de la Llama de Dios y la conciencia divina de la Justicia divina como Oportunidad divina. Por tal motivo se le conoce como Diosa de la Justicia o Diosa de la Oportunidad. Representa el sexto rayo, el rayo del servicio y la ministración, en el Consejo Kármico y guarda la llama de la justicia y la oportunidad para las evoluciones de la tierra. La amada Porcia es la llama gemela y consorte divina de Saint Germain. Juntos dirigen el siguiente ciclo de dos mil años, la séptima dispensación conocida como era de Acuario.

Maestro ascendido que por su dedicación y logro en encarnar las cualidades de Dios es elegido para patrocinar una era.

La séptima era, del séptimo rayo, que es el rayo de la llama violeta, la séptima dispensación, cuyo jerarca es Saint Germain. Ciclo de dos mil años posterior a Piscis; la era del Espíritu Santo y de la Madre Divina. Acuario puede ser una era de libertad, paz e iluminación, de progresos tecnológicos combinados con desarrollo espiritual. Puede ser una era en la que rompamos definitivamente con el pasado aplicando la llama violeta.

El maestro ascendido Jesucristo . El avatar de la era de Piscis; la encarnación de la Palabra, el Cristo Universal; el ejemplo de conciencia crística que los hijos de Dios tendrían que haber manifestado durante la dispensación de dos mil años de la era de Piscis; aquel que manifestó la plenitud del Ser Crístico y que por tanto fue llamado Jesús el Cristo. Vino para revelar el Ser Crístico individual a la humanidad entera y para demostrar las obras del Padre (la Presencia YO SOY) que Sus hijos e hijas pueden realizar en y a través de la llama del Ser Crístico o Yo Crístico individual. Jesús ocupa el cargo de Instructor del Mundo en la jerarquía, que comparte con el maestro ascendido Kuthumi, quien estuvo encarnado como san Francisco. El retiro de Jesús es el Templo de la Resurrección, ubicado en el reino etérico sobre Tierra Santa. También presta su servicio en el Retiro Árabe, en el desierto de Arabia, al noreste del Mar Rojo. Véase “Jesucristo y Saint Germain vienen a señalar el camino en la era de Acuario”, en Alquimia II.

Con la llegada de Jesucristo y de la dispensación de Piscis se abrió a los hijos de Dios la puerta de la Presencia YO SOY. El Padre envió a Su Hijo, el Unigénito del YO SOY EL QUE YO SOY, para convertirse en el Bendito Mediador entre el plano de Su absoluta perfección y el plano de imperfección al que Sus hijos descarriados habían descendido.

     Con la dispensación de Jesucristo, el Conquistador de la era de Piscis, se postergó una enorme cantidad de karma de la humanidad. Mediante su sacrificio y su victoria se quitó todo el peso del mal uso de la luz en todo el planeta, dando a las evoluciones de la tierra la oportunidad de realizar el pleno potencial de su realidad crística. Hacia el final del ciclo, los “pecados” del mundo que cargó Jesucristo el Salvador —el karma mundial aplazado por la gracia y la misericordia de la Ley— se fueron devolviendo a la humanidad para que pudiera vencer el pecado, la enfermedad y la muerte. Al llevar su propia carga de karma personal y planetario, ahora tienen los hombres la oportunidad de aplicar las enseñanzas de los maestros ascendidos para redimir las energías mal utilizadas en ciclos anteriores, así como de cumplir con los requisitos para la ascensión siguiendo el sendero de discipulado bajo la guía de Jesús, quien dijo: “El que en mí cree, las obras que yo hago también él las hará; y mayores que éstas hará, porque yo voy a mi Padre” (Juan 14:12).

     Fue una era de oportunidad para derrotar al karma y saldarlo en un ciento por ciento si los individuos así lo deseaban.

     ¡Durante los últimos dos mil años los Cuatro Jinetes estuvieron entregando un paquete de karma personal y planetario! Esto significa que el karma acumulado de las evoluciones de la tierra durante las once eras pasadas se venció en los albores de la era de Piscis.

     Si el avatar Jesucristo no hubiera intervenido para mitigar ese karma de 25,800 años, en la tradición de los adeptos de Oriente, ya que el Señor Maitreya, el Buda Gautama y Sanat Kumara habían sostenido ese karma antes que él, todo el karma habría descendido al iniciar la era de Piscis. Pero como Jesús eligió encarnar y cumplir su misión, este karma fue mitigado en porcentajes y se permitió que descendiera en una serie de ciclos a lo largo de toda la era.

     Los Cuatro Jinetes se desplazaron por ciclos, en una aparente carrera. Con cada ciclo —durante el cual recorrieron los doce signos del zodiaco entregando el karma de la humanidad en las doce líneas del reloj cósmico se fueron acercando al centro, los ciclos se acortaron y duraron cada vez menos.

     El primer ciclo, que empezó hace dos mil años, duró 1305 años. El último, que incluyó el decenio de los años noventa, tomó sólo 12 años. Y así, a lo largo de una carrera implacable de veinte siglos los Cuatro Jinetes fueron trazando a nuestro alrededor una espiral de energía cada vez más apretada que se fue aproximando cada vez más a la octava física.

Dijo Elizabeth Clare Prophet en 1991:

"A medida que nos acercamos al final de la era de Piscis, estamos cosechando el karma de ese ciclo de dos mil años así como de ciclos anteriores. En los días de Noé, Dios a través de la naturaleza borró la computadora planetaria, aunque no completamente, con el hundimiento de la Atlántida, conocido como el diluvio. Nuestro karma se ha venido acumulando no solamente desde el diluvio sino también desde la anterior era de Piscis, hace 25,800 años.

     "El karma no es un castigo, aunque los que lo reciben puedan experimentarlo como tal. La intención del karma es que nos enseñe las lecciones de vida que nos hemos rehusado a aprender de otra manera. El karma es el efecto de cualquier pensamiento, sentimiento, palabra y acción que hayamos echado a andar contaminando la energía de Dios en el ejercicio de nuestro propio libre albedrío...

     "El mensaje de los años noventa, el decenio de transición entre dos eras, la de Pscis y la de Acuario, es: Debemos pagar nuestras deudas kármicas...

     "El tiempo y el espacio nos ofrecen la opción de saldar karma antes de que se venza —pagar la hipoteca, por así decir, antes que el cobrador se quede con nuestra granja, nuestro negocio o nuestra casa. ¡Y precisamente es ésta la finalidad de la vida."

All alchemy”, la química total de Dios, la ciencia de la creación.
           [alchemy (del inglés medio alkamie,  del francés medio alquemie, del latín medieval alchymia o alchimia, del árabe al-kimiya', "la piedra filosofal", de al, "el", + kimiya', del griego tardío chemeia, probable modificación de chymeia, probablemente del griego chyma, "fluido", de chein, "verter".) 

1. Ciencia química y filosofía especulativa medievales cuyo fin era alcanzar la transmutación de los metales básicos en oro, el descubrimiento de una cura universal para la enfermedad, el descubrimiento de un medio de prolongar indefinidamente la vida y el gran poder, o mágico poder, de la transmutación; 2. el poder o el proceso de transformar algo común en algo especial; 3. transmutación inexplicable o misteriosa; 4a. arcaico: aleación de color dorado; 4b. obsoleto: trompeta de color dorado. 

(Webster's Third New International Dictionary, edición de 1971)]

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.

Es un aspecto del séptimo rayo del Espíritu Santo. Es el fuego sagrado que transmuta la causa, el efecto, el registro y el recuerdo del pecado, es decir, del karma negativo. También se le denomina llama de la transmutación, de la libertad y del perdón. Cuando la llama violeta se invoca por medio de la ciencia de la Palabra hablada, produce cambios constructivos.

Véase maestro ascendido.

Mu, el continente perdido del océano Pacífco que, según los descubrimientos de James Churchward, arqueólogo y autor de El continente perdido de Mu, se extendía cinco mil kilómetros hacia el sur desde el norte de Hawái, hacia la Isla Oriental y las islas Fiyi, y estaba constituido por tres áreas de tierra que median más de ocho mil kilómetros de oriente a poniente. La historia que relata Churchward sobre la antigua Tierra Madre está basada en registros inscritos en tablillas sagradas que asegura haber descubierto en la India. Descifró dichas tablillas con la ayuda de un sacerdote de un templo hindú. Durante cincuenta años de inves­tigación confirmó su contenido comparando con otros textos, inscripciones y leyendas que descubrió en el Sudeste de Asia, en Yucatán (México), Centroamérica, las islas del Pacífico, Norteamérica, el antiguo Egipto y otras civilizaciones. Él calcula que Mu fue destruido aproximadamente hace doce mil años por el colapso de las cámaras de gas que sostenían al continente.

Mapa de Lemuria de El continente perdido de Mu, por James Churchward (1927). Este mapa basado en lecturas de antiguos textos que hizo Churchward muestra el continente de Lemuria como era antes de su destrucción final.

El continente isla que se encontraba donde ahora está el océano Atlántico y que se hundió en el cataclismo conocido como el Diluvio de Noé, hace aproximadamente 11,600 años, según cálculos de James Churchward. Platón la describió vívidamente; Edgar Cayce la “vio” y la describió en sus lecturas; Taylor Caldwell la rememora en algunos pasajes de La leyenda de la Atlántida; Otto Muck, fallecido científico alemán, la exploró científicamente y la autentificó, estableciendo la hora y la fecha de su destrucción (por un asteroide que se impactó en el Triángulo de las Bermudas con una fuerza equivalente a treinta mil bombas de hidrógeno), ¡a las 8 pm del 5 de junio de 8498 a.C.! En sus diálogos Platón cuenta que en “la isla de la Atlántida había un gran y maravilloso imperio” que regía África hasta Egipto, Europa hasta Italia y “partes del continente” (se piensa que es una referencia a América, específicamente a América Central, Perú y el valle del Mississippi). Se ha postulado que la Atlántida y las pequeñas islas que la bordeaban al este y al oeste formaban un puente de tierra continuo que iba de América a Europa y África.

Mapa de la Atlántida de W. Scott-Elliot entre 80,000 A.C.y su hundimiento final.

 

 

1. La percepción de Dios de Sí Mismo en y como el cosmos.  2. La percepción del hombre de sí mismo de que vive, se mueve y tiene existencia dentro de las esferas de la Autoperfección cósmica de Dios. La percepción de uno mismo cumpliendo los ciclos cósmicos en y a través del Gran Yo Divino; la percepción de uno mismo como parte de Dios en dimensiones cósmicas; alcanzar y pasar iniciaciones a través de la sacralidad del Cristo Cósmico que llevan a la Autorrealización Divina en el que es Universal.

cósmica. La cadena universal de seres libres en Dios individualizados que cumplen con los atributos y los aspectos de la infinita Individualidad de Dios. Dentro del esquema de la jerarquía cósmica están los Logos Solares, los Elohim, los Hijos e Hijas de Dios, maestros ascendidos y maestros no ascendidos con sus círculos de chelas, seres cósmicos, las doce jerarquías solares, arcángeles y ángeles del fuego sagrado, hijos de la luz, espíritus de la naturaleza (los elementales) y llamas gemelas de la polaridad de Alfa y Omega que patrocinan sistemas planetarios y galácticos.

     Esta orden universal de la propia Auto-Expresión del Padre es el medio por el cual Dios, en el Gran Sol Central, desacelera la Presencia y el poder de Su ser/conciencia universal para que las evoluciones sucesivas en el tiempo y el espacio, de la más pequeña a la más grande, puedan llegar a conocer el milagro de Su amor. El nivel de realización espiritual/física de un individuo –medida por la autopercepción equilibrada, “oculta con el Cristo en Dios”, y que con Su amor demuestra Su Ley en el cosmos del Espíritu y la Materia– es el criterio que establece dónde está colocado el individuo en la escala de la vida llamada jerarquía.

     En el siglo III, Orígenes de Alejandría describió su concepción de una jerarquía de seres que va de los ángeles a los seres humanos, a los demonios y las bestias. El conocido erudito y teólogo de la Iglesia primitiva, que expuso la piedra angular de la doctrina de Cristo, y sobre cuyas obras los subsiguientes padres de la Iglesia, doctores y teólogos edificaron sus tradicio­nes, enseñaba que a las almas se les asignan sus respectivos cargos y deberes con base en acciones y méritos pasados, y que cada una tiene la oportunidad de subir o de bajar de rango. Muchos seres de la jerarquía celestial están nombrados en el libro del Apocalipsis. Aparte de la falsa jerarquía del Anticristo, que incluye a los ángeles expulsados, algunos de los miembros de la Gran Hermandad Blanca enlistados por Jesús son Alfa y Omega, los siete Espíritus, los ángeles de las siete iglesias, los Veinticuatro Ancianos, las cuatro bestias, los santos vestidos de blanco, los Dos Testigos, el Dios de la Tierra, la Mujer vestida del Sol y su Niño-Hombre, el arcángel Miguel y sus ángeles, el Cordero y su esposa, los ciento cuarenta y cuatro mil que llevan el nombre del Padre escrito en la frente, el ángel del Evangelio Eterno, los siete ángeles (esto es, los arcángeles de los siete rayos) parados delante de Dios, el ángel vestido de nube y con un arco iris sobre la frente, los siete truenos, El Fiel y Verdadero y sus ejércitos, y aquel que estaba sentado en el gran trono blanco. Véase Elohim.

y Omega. La totalidad divina del Dios Padre-Madre, declarada por Cristo el Señor como “el principio y el fin” en el Libro del Apocalipsis. Llamas gemelas ascendidas de la conciencia del Cristo Cósmico que sostienen el equilibrio de la polaridad masculina-femenina de la Deidad en el Gran Sol Central del cosmos. Así, por mediación del Cristo Universal (la Palabra encarnada), el Padre es el origen y la Madre el cumplimiento de los ciclos de la conciencia de Dios expresada a lo largo y ancho de la creación del Espíritu y la Materia. [Compárese con Purusha y Prakriti en la tradición hindú.]

Apocalipsis 1:8, 11; 21:6; 22: 13

Conocido como el Maestro R, es un ser cósmico cuyo cuerpo causal es una gigantesca esfera azul que rodea al planeta. Manu de la séptima raza raíz, destinada a encarnar en Sudamérica, es el instructor de Saint Germain. Sus retiros son la Mansión de Rakoczy y la Cueva de Luz.

Ciclo de iluminación, paz y armonía en el que las almas de la humanidad se fusionan en la Llama del Cristo para el cumplimiento del plan divino, “como Arriba, así abajo”. A través de la convergencia del plano etérico y la capa etérica con los tres vehículos inferiores del cuerpo planetario y sus evoluciones, el reino de los cielos se manifestará en la tierra tal como ya existe ahora en la octava etérica. Véase cuerpo etérico.

     “Era de oro significa una era basada en el patrón oro –el patrón del oro de la conciencia crística, de la regla de oro, del oro como luz del sol precipitada para el equilibrio de la mente y de las emociones y para el flujo de la vida incluso en el plano físico” (Dios del Oro).

(latín: mater, “madre”). La polaridad femenina (negativa) de la Divinidad, cuya polaridad masculina (positiva) es el Espíritu. La Materia actúa como un cáliz para el reino de Dios y es el lugar de morada de almas en evolución que se identifican con su Señor, el Santo Ser Crístico. La Materia se distingue de la materia, la sustancia de la tierra, terrena, de los reinos de maya, que bloquea en vez de irradiar la luz divina y el Espíritu del YO SOY EL QUE YO SOY.

La materia es la materialización de la Llama de Dios, el medio por el cual el Espíritu adquiere, “físicamente”, cuádruple dimensión y forma a través de la polaridad femenina, o negativa, de la Divinidad. Los maestros ascendidos usan Mater o Matter indistintamente para describir los planos de la existencia que comprenden y se amoldan al cáliz universal, o matriz, para el descenso de la luz de Dios que se percibe como Madre. A través de este aspecto de sí mismo como Madre es como el Espíritu de Dios, el Padre, desarrolla en sus hijos la conciencia del Cristo, el unigénito de Dios, como percepción de sí mismos en el Cristo en desenvolvimiento a través de la llama trinala chispa divina y sello de autenticidad de los coherederos que serán. El alma que desciende de los planos del Espíritu mora en el tiempo y el espacio en la Materia para su evolución espiritual/física, que requiere automaestría en las energías de Dios con el recto ejercicio del libre albedrío. Los cuatro cuerpos inferiores del hombre, de un planeta o de sistemas de mundos —los cuatro planos, cuadrantes y fuerzas cósmicas— ocupan y constituyen las frecuencias de la Materia. Véase Madre, Espíritu.

(sánscrito: gu, “ignorancia espiritual”, + ra, “resplandor”). El que disipa la oscuridad; la luz encarnada que transmuta la oscuridad en luz por la Persona y la energía de Brahma, Vishnu y Shiva, en los que se ha convertido. Maestro religioso y guía espiritual personal; alguien con un alto grado de realización espiritual. Un guru puede haber hecho su ascensión o no.

(sánscrito: “acto, acción, obra”). El karma es energía/conciencia en acción; la ley de causa y efecto y retribución. Llamada también ley del círculo, que decreta que cualquier cosa que hagamos completará un círculo y regresará a nuestra puerta para resolución. Pablo dijo: “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Newton observó: “Para toda acción hay una reacción igual y opuesta.” La ley del karma requiere que el alma reencarne hasta que todos los ciclos kármicos se hayan saldado. Así, de una vida a la siguiente el hombre determina su destino por sus acciones, incluyendo sus pensamientos, sentimientos, palabras y obras. Saint Germain enseña el sendero acelerado de la transmutación del karma con la llama violeta del Espíritu Santo y trascendiendo las rondas de renacimiento a través del sendero de la cristeidad individual que conduce a la ascensión demostrada por Jesús.

Gálatas 6:7

El YO SOY EL QUE YO SOY (Éxodo 3:13-15), la presencia individualizada de Dios que es el foco de cada alma. La identidad divina del individuo; la Mónada Divina; la Fuente individual; el Padre. El origen del alma que se focaliza en los planos del Espíritu, justo arriba de la forma física; la personificación de la Llama de Dios para el individuo. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

La polaridad masculina de la Divinidad; la coordenada de la Materia; Dios como Padre, que necesariamente incluye dentro de Su propia polaridad a Dios como Madre, de ahí que se le conozca como Dios Padre-Madre. El plano de la Presencia YO SOY, de la perfección; el lugar de morada de los maestros ascendidos en el reino de Dios.

     En minúsculas, como en “espíritus”, es sinónimo de desencarnados o entidades astrales; “espíritu”, en singular y con minúsculas, y alma se usan indistintamente.

El cuerpo de la Primera Causa; siete esferas concéntricas de luz y conciencia que se interpenetran y que rodean a la Presencia YO SOY en los planos más altos del Espíritu, cuyo moméntum, incrementado  por las palabras y las obras buenas del SEÑOR manifestadas por el alma en todas sus vidas pasadas, es accesible hoy en todo momento, según lo necesitemos. Nuestros recursos espirituales y nuestra creatividad ­—talentos, gracias, dones y genio, almacenados debido a un servicio ejemplar en los siete rayos pueden ser atraídos desde el cuerpo causal con invocaciones a la Presencia YO SOY en el nombre del Ser Crístico. Además de ser el lugar donde nos “hacemos tesoros en el cielo” —el almacén de toda cosa buena y perfecta que forma parte de nuestra verdadera identidad—, las grandes esferas del cuerpo causal son el lugar de morada de Dios el Altísimo al que Jesús se refirió cuando dijo: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay… voy, pues, a preparar lugar para vosotros… Vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo: para que donde yo estoy [ahí donde YO, el Cristo encarnado, SOY en la Presencia YO SOY] vosotros también estéis.” El cuerpo causal es la mansión, o morada, del Espíritu del YO SOY EL QUE YO SOY al cual el alma retorna a través de Cristo Jesús y el Ser Crístico individual en el ritual de la ascensión. Pablo se refería al cuerpo causal como la estrella de la individualización de la Llama de Dios de todo hombre cuando dijo: “porque una estrella es diferente de otra en gloria”. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

Mateo 6:19-21; Juan 14:2; 3:1; 1 Corintios 15:41

Sacerdote del Altísimo, es un antiguo miembro del sacerdocio del fuego sagrado conocido como la Orden de Melquisedec, originada en otros sistemas estelares y de mucha antigüedad. Es el sacerdocio del séptimo rayo, que combina la religión perfecta con la ciencia perfecta. Aparece por primera vez en la Biblia como el sacerdote del Altísimo que bendijo a Abraham cuando éste regresaba de la matanza de los reyes, y quien le dio la décima parte del botín. Melquisedec le sirvió pan y vino, la primera constancia que tenemos en que se sirve la Sagrada Comunión. Fue el iniciado y el adepto más grande del Antiguo Testamento y ascendió al final de esa encarnación.

Arcángel del séptimo rayo, violeta y púrpura; focaliza la conciencia de libertad divina para las almas que evolucionan en los planos del Espíritu y la Materia. Junto con su llama gemela, la arcangelina Santa Amatista, Zadkiel enseña a los hijos de la Luz la maestría en la llama de la libertad y el séptimo rayo en los gobiernos y las economías de las naciones, en la ciencia de la alquimia y en el ritual de la invocación. Zadkiel los prepara para el sacerdocio en la Orden de Melquisedec. Su retiro es el Templo de la Purificación en el plano etérico, sobre Cuba y las islas del Caribe. Véase arcángel, Tabla de los ocho rayos .

Una encarnación de Lanello.

la madre de Jesús. Véase arcángel, Madre María, Tabla de los ocho rayos.

Desde la expulsión del hombre y la mujer del Jardín del Edén (la Escuela de Misterios del Señor Maitreya que simboliza la conciencia pura de Dios) debido al mal uso del fuego sagrado en la aplicación incorrecta del libre albedrío, la Gran Hermandad Blanca ha mantenido escuelas de misterios o retiros que han fungido como depositarios del conocimiento del fuego sagrado que se otorga a las llamas gemelas cuando han demostrado la disciplina necesaria para mantener el camino del Árbol de la Vida. Después de la Caída (el descenso intencionado a planos inferiores de conciencia), la Gran Hermandad Blanca patrocinó escuelas de misterios en Lemuria y la Atlántida, donde se enseñaban las verdades espirituales más elevadas a aquellos deseosos de guardar las disciplinas de los adeptos. Tras el hundimiento de Lemuria y de la Atlántida, las escuelas de misterios fueron reubicadas en China, la India, el Himalaya en Tíbet, Europa, Egipto, Sudamérica y el cinturón de fuego del Pacífico, donde permanecieron durante miles de años, hasta que una tras otra fueron invadidas por la oscuridad. La sangha del Buda, la comunidad de los esenios en Qumrán y la escuela de Pitágoras en Crotona son algunas de las más recientes.

Dondequiera que esto ocurrió, los maestros ascendidos que las patrocinaron retiraron sus llamas y santuarios sagrados y los trasladaron a sus retiros en el plano etérico. Ahí sus discípulos son entrenados entre encarnaciones y en su cuerpo sutil (durante el sueño o samadhipara que puedan alcanzar el Conocimiento de Sí Mismos como Dios, al que la humanidad en masa no tuvo acceso en el plano físico por siglos, hasta que Saint Germain nuevamente lo promovió en el siglo XX. En 1984 el Señor Maitreya restableció su escuela de misterios en el Royal Teton Ranch, en el sudoeste de Montana, EUA.

Véase Cristo.

El ritual en el que el alma se reúne con el Espíritu del Dios vivo, la Presencia YO SOY. Es la culminación de la estadía divinamente victoriosa del alma en el tiempo y el espacio. Es la recompensa del justo, el regalo de Dios tras el juicio final delante del gran trono blanco, durante el cual todo hombre es juzgado “según sus obras”.

     Enoc, de quien se dice que “caminó con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios”, pasó por la ascensión; también Elías, quien subió al cielo en un torbellino; y Jesús, aun cuando su ascensión no tuvo lugar en la ocasión en que las escrituras dicen que fue llevado al cielo en una nube. El Morya, maestro ascendido, ha revelado que Jesús vivió muchos años después de estos hechos e hizo su ascensión después de su fallecimiento en Cachemira, a los 81 años, en el año 77 d.C.

     La reunión con Dios en la ascensión, esto es, el término de las rondas de karma y renacimiento y el regreso a la gloria del SEÑOR, es la meta de la vida para los hijos e hijas de Dios. Jesús dijo: “Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, incluso el Hijo del hombre.” Por medio de la salvación (inglés: salvation), la “autoelevación” (inglés: Self-elevation), o sea, la elevación consciente del Hijo de Dios dentro de su templo, el alma se pone el vestido de bodas para realizar la función del Hijo (inglés: Son, o Sun [sol], o luzde la manifestación (inglés: man: hombre): el Hijo del hombre. Siguiendo el sendero iniciático de Jesús, el alma, habiendo saldado su karma y cumplido su plan divino, se fusiona con la conciencia crística y después con la presencia viva del YO SOY EL QUE YO SOY. Una vez que la ascensión ha tenido lugar, el alma, el aspecto corruptible del ser, se convierte en el incorruptible, un átomo en el Cuerpo de Dios. Véase matrimonio alquímico.

Apocalipsis 20:12-13; Génesis 5:24; 2 Reyes 2:11; Lucas 24:50-51; Hechos 1:9-11; Juan 3:13

Los seres ascendidos que componen el Consejo Kármico. Su nombre y el rayo que representan en él son los siguientes: primer rayo, el Gran Director Divino; segundo rayo, la Diosa de la Libertad; tercer rayo, la Maestra Ascen­dida Nada; cuarto rayo, el Elohim Ciclopea; quinto rayo, Palas Atenea, Diosa de la Verdad; sexto rayo, Porcia, Diosa de la Justicia; séptimo rayo, Kuan Yin, Diosa de la Misericordia.

     Los Señores del Karma administran la justicia en este sistema de mundos, y adjudican karma, misericordia y juicio a todas las corrientes de vida. Todas las almas deben pasar delante del Consejo Kármico antes y después de cada encarnación en la tierra; reciben su asignación y su porción kármica para cada periodo de vida por anticipado y luego se pasa revista a su actuación al terminar. Gracias al Guardián de los Pergaminos y a los ángeles registradores, los Señores del Karma tienen acceso al registro completo de cada corriente de vida encarnada en la tierra. Ellos determinan quién ha de encarnar, así como cuándo y dónde. Asignan a las almas a una comunidad o a una familia, sopesando cuánta carga de karma debe saldarse, en cumplimiento de cada “punto y tilde” de la ley. El Consejo Kármico, en consonancia con la Presencia YO SOY y el Ser Crístico individuales, determina cuándo se ha ganado el alma finalmente el derecho a quedar libre de la rueda de karma y de las rondas de renacimiento.

     Los Señores del Karma se reúnen en el retiro del Royal Teton dos veces al año, en los solsticios de invierno y de verano, para revisar peticiones de la humanidad no ascendida y para otorgar dispensaciones con el fin de asistirla.

Maestra ascendida, conocida como la Diosa de la Misericordia porque personifica las llamas divinas de la misericordia y de la compasión; guarda la llama de la Madre Divina para el pueblo chino, para toda Asia y el mundo. Como representante del séptimo rayo en el Consejo Kármico, de ella irradian las cualidades de la misericordia, el perdón y la compasión hacia las evoluciones de la tierra, desde su templo etérico que está sobre Pekín, China. Kuan Yin ocupó el cargo de chohán del séptimo rayo durante dos mil años hasta que Saint Germain lo asumió al finalizar el siglo XVIII. En la tradición budista, Kuan Yin es la forma femenina del Avalokitesvara hindú y tibetano, emanación del Buda Amithaba. Se la ha identificado con Tara, la Diosa Blanca del Tíbet. Pudo haber ascendido hace miles de años, mas ha pronunciado los votos de bodhisattva para servir a la tierra hasta que todos los hijos de la Luz sean libres.

Orden espiritual de santos occidentales y adeptos orientales que se han reunido con el Espíritu del Dios vivo; las huestes celestiales. Han trascendido los ciclos de karma y renacimiento y ascendido (acelerado) a aquella realidad superior que es la morada eterna del alma. En cada era, cultura y religión han surgido maestros ascendidos de la Gran Hermandad Blanca, unidos para los más altos propósitos de la hermandad del hombre bajo la Paternidad de Dios, para inspirar avances creativos en la educación, las artes y las cien­cias, el gobierno divino y la vida abundante en las economías de las naciones. La palabra “blanca” no se refiere a raza sino al aura (halo) de luz blanca que circunda su forma. La Hermandad comprende entre sus filas a ciertos chelas no ascendidos de los maestros ascendidos. Jesucristo reveló la existencia de esta orden celestial de santos “vestidos de blanco” a su siervo Juan. Véase jerarquía cósmica, Pléyades.

Apocalipsis 3:4, 5; 6:9-11; 7:9, 13, 14; 19:14

Evangelista. El que va delante de los ángeles llevando a los habitantes de la tierra la buena nueva del evangelio de Jesús el Cristo y, en el tiempo señalado, el Evangelio Eterno. Los mensajeros de la Gran Hermandad Blanca en esta era han sido ungidos apósto­les (apóstol: “el enviado en una misión”) por la jerarquía. Entregaron, a través de los dictados (profecías) de los maestros ascendidos y con el poder del Espíritu Santo, el testimonio y las enseñanzas perdidas de Jesucristo a la simiente del Cristo, las ovejas perdi­das (las almas dañadas y marcadas por los tiranos y los idólatras luciferinos) de la casa de Israel, y a todas las naciones.

     Alguien entrenado por un maestro ascendido para recibir por diversos métodos las palabras, conceptos, enseñanzas y mensajes de la Gran Hermandad Blanca. El que entrega la ley, las profecías y las dispensaciones de Dios a unos hombres y a una era.

[Los mensajeros y maestros espirituales Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, que enseñaron desde una perspectiva única, en una combinación de espiritualidad occidental y misticismo oriental, transmitieron profunda sabiduría y enseñanzas de todos los tiempos sobre el sendero de unión con Dios. Tocaron y transformaron la vida de millones de personas.

Fungieron como mensajeros de la Gran Hermandad Blanca y como portavoces de los maestros ascendidos. Recibieron entrenamiento especial e iniciaciones a lo largo de muchas encarnaciones con el fin de prepararse para este posición en la jerarquía. El papel de mensajero es algo único. Annice Booth, en Memorias de Mark. Mi vida con Mark Prophet, escribe:

“Un mensajero no es un canal ni un médium espiritista; un mensajero está bajo la dispensación de los profetas. En todas las épocas la Hermandad ha tenido lo que llamamos testigos. Ellos son los que escriben la ley, los que suenan la alarma y dan las profecías a la humanidad.

     ”Dios nunca ha dejado a la humanidad sin mensajeros, sin profetas. Prácticamente han pasado inadvertidos, sin ser escuchados, mientras la civilización y el karma seguían su curso.

     ”El entrenamiento para mensajero tiene lugar a lo largo de miles de años. No es algo que se obtenga con estudios psíquicos, ni algo que se reciba por el solo esfuerzo. El cargo de mensajero es una asignación y una ordenación.”]

Ciclo de iluminación, paz y armonía en el que las almas de la humanidad se fusionan en la Llama del Cristo para el cumplimiento del plan divino, “como Arriba, así abajo”. A través de la convergencia del plano etérico y la capa etérica con los tres vehículos inferiores del cuerpo planetario y sus evoluciones, el reino de los cielos se manifestará en la tierra tal como ya existe ahora en la octava etérica. Véase cuerpo etérico.

     “Era de oro significa una era basada en el patrón oro –el patrón del oro de la conciencia crística, de la regla de oro, del oro como luz del sol precipitada para el equilibrio de la mente y de las emociones y para el flujo de la vida incluso en el plano físico” (Dios del Oro).

El maestro ascendido Lanello, nombre que asumió Mark L. Prophet, mensajero de la Gran Hermandad Blanca, al hacer su ascensión. Compuesto por “Lan”, de Lancelot, y “ello”, de Longfellow, dos de sus encarnaciones. Junto con otros seres celestiales, dirige espiritualmente las actividades de The Summit Lighthouse desde el mundo celestial como el "guru siempre presente".

Fundada en 1961 por Saint Germain, es una organización de maestros ascendidos y sus chelas que se comprometen con un voto a guardar la llama de la vida en la tierra, a apoyar las actividades de la Gran Hermandad Blanca en el establecimiento de su comunidad y escuela de misterios y a la diseminación de sus enseñanzas. Los Guardianes de la Llama reciben lecciones progresivas sobre la ley cósmica dictadas por los maestros ascendidos a sus mensajeros, Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet.

Véase Sanat Kumara.

Véase Buda.

Señor Maitreya. Maestro ascendido. Junto con Gautama, Maitreya prosiguió las disciplinas búdicas bajo la dirección de Sanat Kumara. Ocupa el cargo de Cristo Cósmico y Buda Planetario y sirve en la jerarquía bajo el Señor Gautama, dirigiendo la función de los Instructores del Mundo. Para la humanidad en evolución demuestra la conciencia cósmica del Cristo en todas las áreas del quehacer humano y en su universalidad a través del cosmos. Se le conoce como el Gran Iniciador y de hecho fue el iniciador de Jesús en su individualización de la Llama del Cristo en su encarnación final como salvador del mundo y ejemplo del Ca­mino, la Verdad y la Vida para los aspirantes que recorren el sendero de la cristeidad personal. El amado Maitreya fue el SENOR Dios en el Edén, el guru de las llamas gemelas. El tan esperado “Buda Venidero” ha venido en verdad para reabrir su escuela de misterios y para asistir a Saint Germain y Porcia, llamas gemelas del séptimo rayo y jerarcas de la era de Acuario, en la introducción de la nueva era. El 31 de mayo de 1984, dedicó el Corazón del Retiro Interno y el Royal Teton Ranch al sendero y a la enseñanza del Cristo Cósmico para que los que se apartaron de su tutela siguiendo el camino de las Serpientes (los ángeles caídos que llevaron a Eva por el mal camino) pudieran regresar y que los hijos de la Luz siguieran al Hijo de Dios en la regeneración. Como patrocinador de las llamas gemelas, es el amigo de todos los iniciados del fuego sagrado. Cuando se le invoca, otorga la iluminación del Cristo y la fuerza de la Palabra para pasar las iniciaciones que tienen lugar bajo su patrocinio. Véase escuelas de misterios, buda.

Gran Guru de la simiente del Cristo a lo largo y ancho del cosmos; jerarca de Venus; el Anciano de Días mencionado en Daniel 7:9, 13, 22; uno de los Siete Santos Kumaras. Hace mucho tiempo vino a la tierra en los momentos más oscuros de ésta, cuando toda la luz se había extinguido en sus evoluciones, pues no quedaba un solo individuo en el planeta que diera adoración a la Presencia de Dios. Ciento cuarenta y cuatro mil almas se ofrecieron como voluntarias para auxiliar a Sanat Kumara en su misión y lo acompañaron junto con legiones de ángeles…

Cargo en la jerarquía que ocupan aquellos seres ascendidos cuyo grado de realización espiritual los califica para representar al Cristo Universal y personal para la humanidad no ascendida. El cargo de Instructor del Mundo que antes desempeñaba Maitreya fue transferido a Jesús y a su discípulo san Francisco (Kuthumi) el 1 de enero de 1956, cuando el manto del Señor del Mundo fue transferido de Sanat Kumara Gautama Buda y el cargo de Cristo Cósmico y Buda Planetario (que antes desempeñaba Gautama) fue simultáneamente ocupado por el Señor Maitreya. En este ciclo de dos mil años, Jesús y Kuthumi, al servicio de Maitreya, son los responsables de la expansión de las enseñanzas que conducen a la automaestría individual y a la conciencia crísticaEllos patrocinan a todas las almas que buscan la unión con Dios; las instruyen en las leyes fundamentales que rigen las secuencias de causa/efecto de su propio karma y les enseñan cómo enfrentar los retos cotidianos de su dharma individual, el deber de cada cual de manifestar el potencial crístico mediante la labor sagrada.

     Los Instructores del Mundo han patrocinado la educación de las almas en la luz del Cristo en todos los niveles, preescolar, primaria, secundaria y universidad. En todos los países del mundo han inspirado a maestros, filósofos, científicos, artistas, profesionistas y no profesionistas la sabiduría de las eras aplicada a cada cultura en particular, en la medida en que las culturas del mundo sirven para manifestar las múltiples facetas de la conciencia crística.

     El término “instructor mundial”, escrito con minúscula, se refiere al discípulo encarnado que consagra la vocación de su vida a la iluminación del planeta bajo el Cristo Universal. Este apelativo describe la labor sagrada escogida por el discípulo y su dedicación a ella. No dice nada de su grado de realización espiritual ni indica que haya alcanzado las cualidades necesarias para compartir el cargo o manto de Jesús y Kuthumi.

La conciencia o percepción de uno mismo en y como el Cristo; alcanzar un nivel de conciencia conmensurable con el que alcanzó Jesús, el Cristo. La conciencia crística es la culminación dentro del alma de esa Mente que estaba en Cristo Jesús. Es alcanzar la acción equilibrada de poder, sabiduría y amor del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y la pureza de la Madre mediante una llama trina del corazón equilibrada. Es la Fe perfeccionada en el deseo de hacer la Voluntad de Dios, la Esperanza en la salvación de Cristo Jesús gracias al sendero de su justicia realizado en nosotros y la excelencia de la Caridad en el más puro amor de dar y recibir en el SEÑOR.

Filipenses 2:5

(sánscrito: “rueda, disco, círculo”). Centros de luz anclados a lo largo de la columna vertebral en el cuerpo etérico; gobiernan el flujo de energía hacia los cuatro cuerpos inferiores del hombre y sostienen la frecuencia de los siete rayos en ellos. Son siete y corresponden a los siete rayos: 1. primer rayo, garganta, azul; 2. segundo rayo coronilla, amarillo; 3. tercer rayo, corazón, rosa; 4. cuarto rayo, base de la columna, blanco; 5. quinto rayo, tercer ojo, verde; 6. sexto rayo, plexo solar, púrpura y oro; 7. séptimo rayo, sede del alma, violeta).

Hay cinco chakras menores correspondientes a los cinco rayos secretos y un total de 144 centros de luz en el cuerpo del hombre. Véase Tabla de los chakras , El aura humana II, de Djwal Kul.

Véase la Armadura de los chakras

[Los maestros ascendidos utilizan continuamente la palabra momentum en sus enseñanzas, con el significado original del término, que en inglés es “la fuerza del movimiento [motion] adquirida por un objeto en movimiento [moving] como resultado de la prolongación de [dicho] movimiento [motion]” (traducido de Webster Third International Dictionary).

     La palabra momentum en latín significa “movimiento” y fue usada por el físico y matemático Isaac Newton (1643-1727) para describir un cuerpo en movimiento. El latín era la lengua de uso en las universidades europeas a la sazón. Hoy este concepto se llama “movimiento lineal” o “momento lineal”. Se representa por una p y su fórmula es p = m * v, donde m = masa, v = velocidad. Cuando damos un impulso a un objeto, éste empieza a moverse. La Primera Ley del Movimiento de Newton dice que si se retira el impulso el objeto sigue moviéndose a una velocidad constante. Para parar el objeto hay que aplicar una fuerza. Mientras más pesado el objeto (más masa), más fuerza se requiere para detenerlo. Asimismo, mientras más rápido va el objeto (más velocidad), más difícil resulta detenerlo.

     La palabra momentum es una deformación de movimentum, formada por el verbo movere (“mover”) y el sufijo -entum, equivalente a -ento en español, que en este caso indica estado físico.

     Podría traducirse por “momento”, pero para evitar confusión con el significado más común de este término (un instante de tiempo) hemos dejado siempre “moméntum” en nuestras traducciones. Es el equivalente de lo que algunos traducen por "impulso acumulado".]

El Dios y la Diosa Merú son los manus de la sexta raza raíz (el sexto de siete grupos primarios de almas destinados a encarnar en la tierra). Son sus legisladores y encarnan la imagen crística para todos los miembros de la sexta raza. Son también los patrocinadores de la educación, el aprendizaje avanzado, la aceleración de la mente, el corazón, el alma y el desarrollo pleno del potencial del niño por nacer y de todos los niños a medida que van madurando. Véase manu.

Cruz-de-Malta-wSímbolo del equilibrio perfecto, de control divino del Poder. Es el símbolo distintivo de Saint Germain, de su devoción a la causa de la libertad.

     Cruz que simboliza el encuentro de dos planos de conciencia: el segmento horizontal simboliza el plano de la conciencia, o plano del ego; el segmento vertical simboliza las energías del ego que descienden al plano de la Materia. El centro donde las dos líneas se encuentran es el punto (el orificio) por donde las energías del cielo pasan a la tierra.