♦ La solución de la Llama Violeta, por Orómasis

Transcripción y traducción del segmento del dictado:

So, beloved ones, as beloved Arcturus and Victoria have spoken, and all masters of the violet flame and the seventh ray, since the beginning of the original dispensation of Saint Germain’s releasing that flame in this century—that violet flame is the key to the restoration of this planet, to the healing of all your ailments,to your supply and the multiplication thereof!

 

Así que, amados míos, como los amados y Victoria han dicho, y todos los maestros de la y del séptimo , desde el inicio de la original de al liberar esa llama en este siglo,­ ¡esa llama violeta es la clave para la restauración de este planeta, para la curación de todos vuestros padecimientos, para vuestra abundancia y la multiplicación de ésta!

It simply requires more use and momentum and a fervor in your heart that knows that this [action] is the promise of God. It will not be denied to anyone—not to sinner, not to the lowest form of life that you might not even deign to speak to. There is no one in the earth, no matter what classification, no matter what crimes they have committed, no matter how they have sinned against God or elemental life or the animal kingdom—there is no one who cannot come into his own God-realization by the persistent use of the violet flame.

 

Simplemente se necesita más uso y y un fervor en vuestro corazón, que sabe que esta [acción] es la promesa de Dios. No se le negará a nadie: ni al pecador, ni a la más baja forma de vida a la que no os dignaríais hablarle siquiera. No hay nadie en la Tierra, cualquiera que sea su clasificación, cualesquiera que sean los crímenes que haya cometido, comoquiera que haya pecado contra Dios o la vida elemental o el reino animal —no hay nadie que no pueda alcanzar su propia realización divina con el uso persistente de la llama violeta.

No matter how gross the violations of the law of God, if that one turn around and face the fire of the Central Sun and give those decrees daily, he will accomplish the purification and the neutralization of the negative forces of his being and become a positive force in the earth. This is the message I ask you to carry to every poor lost soul, every drug addict, everyone who is so imbalanced that they cannot even put the forces of their mind together to repeat the simple mantra “I AM a being of violet fire! I AM the purity God desires!

 

No importa cuán graves [hayan sido] las violaciones a la ley de Dios, si aquél se vuelve y da la cara al fuego del y da esos s diariamente, alcanzará la purificación y la neutralización de las fuerzas negativas de su ser y se convertirá en una fuerza positiva en la Tierra. Éste es el mensaje que os pido que llevéis a toda pobre perdida, a todo drogadicto, a todos aquellos que estén tan desbalanceados que no puedan siquiera reunir las fuerzas de su mente para repetir el simple “¡ un ser de fuego violeta! ¡YO SOY la pureza que Dios desea!

Well, I say, beloved ones, do not fail to go after every part of life. And when someone asks you a question about how it is that you have this light or a book you are reading, do not fail to take the opportunity of giving a simple explanation of the teaching of the violet flame and that this is the solution to the problems of the environment on earth today.

 

Bien, yo os digo, amados míos, que no dejéis de ir sin falta tras toda parte de la vida. Y cuando alguien os pregunte cómo es que tenéis esa luz o [por] un libro que estéis leyendo, no dejéis escapar la oportunidad de dar una sencilla explicación acerca de la enseñanza de la llama violeta y de que ésta es la solución para los problemas ambientales en la Tierra hoy.

Beloved ones, do you know that the violet flame used with intensity, especially in that forty-eight-hour cycle with Omri-Tas, will rid from the earth noxious weeds, poisonous substances, the insects that are biting and stinging and that are causing all kinds of diseases in the people, viruses at the level of the bodies of the people and the entire evolution of the planet—all forms of dread diseases that are in the earth that people acquire because they are imbalanced, because they do not have the fire built and banked within their heart chakra to throw them off.

 

Amados míos, ¿sabéis que la llama violeta utilizada con intensidad, especialmente en el ciclo de 48 horas* con , despejará a la Tierra de malas yerbas, de sustancias ponzoñosas, de insectos que muerden y pican y que están causando toda clase de enfermedades en las personas, virus al nivel del cuerpo de las personas y toda la evolución del planeta; toda clase de enfermedades temidas que están en la Tierra y que las personas contraen porque no están balanceadas, porque no han avivado y acumulado el fuego en el del corazón para que las arroje.

Blessed ones, there is such an outcropping of disease in the earth that was contrived and manufactured long ago in the laboratories of other civilizations and continents such as Atlantis and Lemuria. And because the earth is at such a low level of vibration in the consciousness of many of the people —not all, but surely the vast majority of the people—there is therefore a lowering into the physical octave, of the astral plane, all these manifestations that make human life almost impossible to live and to live to its fullest. This is what the violet flame will clean up.

 

Amados míos, hay tal cantidad de enfermedades en la Tierra que fueron ideadas y fabricadas hace mucho tiempo en los laboratorios de otras civilizaciones y continentes tales como la y . Y debido a que la Tierra está en tan bajo nivel de vibración en la conciencia de muchas personas (no todas, pero ciertamente la vasta mayoría de las personas), por eso tiene lugar un descenso a la octava física, al , todas esas manifestaciones que hacen que la vida humana sea casi imposible de vivir y de vivir con plenitud. Esto es lo que la llama violeta limpiará.

And I tell you, when you invoke the elementals to join with the seventh-ray beings and all beings on all rays—for there is no one in heaven that does not use the violet flame— you will see the purification once again of the atmosphere of the earth. You will see the sealing once again of the astral plane that it may no longer erupt into the physical.

 

Y os digo que cuando invocáis a los a unirse a los seres del séptimo rayo y a los seres de todos los rayos (porque no hay nadie en el cielo que no use la llama violeta) veréis la purificación nuevamente de la atmósfera de la Tierra. Veréis el cierre una vez más del plano astral para que no vuelva a irrumpir en el físico.

There is much to be cleaned up by that time. And my presentation to you this night is not intended to be an overstatement or an understatement but the reality that when the violet flame is multiplied by you, great transformations will come about in your own brain, your mind, your body. You will feel the strength of rejuvenation as the flame within your heart becomes such a focus of violet fire that your threefold flame is continually multiplying that action, rippling through the waters, the air and the earth.

 

Hay mucho que limpiar para ese momento. Y mi presentación a vosotros esta noche no pretende ser una exageración ni una minimización sino la realidad de que cuando la llama violeta es multiplicada por vosotros grandes transformaciones tendrán lugar en vuestro propio cerebro, vuestra mente, vuestro cuerpo. Sentiréis la fuerza del rejuvenecimiento cuando la llama que está dentro de vuestro corazón se convierta en un foco tal de fuego violeta que vuestra estará continuamente multiplicando esa acción, propagándose en las aguas, el aire y la tierra.

Blessed ones, you have not heard a single solution from scientists, environmentalists, governmental officials (name whatever category of person you would name), not a single solitary solution that will meet in time the crisis that we find in planet Earth today. The only solution is the God-solution of the seventh ray of Aquarius, the seventh ray of the seventh age of Saint Germain and Portia.

 

Benditos míos, no habéis escuchado una sola solución de los científicos, los ambientalistas, los funcionarios gubernamentales (cualquiera que sea la categoría de persona que nombréis), ni una sola solución que haga frente a tiempo a la crisis que vemos en el planeta Tierra hoy. La única solución es la solución divina del séptimo rayo de Acuario, el séptimo rayo de la séptima era de Saint Germain y .

Pearls of Wisdom, Beloved Oromasis and Diana, vol. 47, núms. 49 y 50, 5 de diciembre de 2004    

 

*OMRI-TAS ESTARÁ PRESENTE EN LA TIERRA EL TERCER DÍA DE CADA MES

El 14 de octubre de 1991, Omri-Tas anunció una dispensación de 33 días durante los que permanecería en la Tierra para darnos un ‘empujón’ y multiplicar nuestros decretos de llama violeta. Los estudiantes de los maestros ascendidos le escribieron peticiones para que permaneciera más tiempo y se comprometieron a hacer decretos de llama violeta.

----En respuesta, el 1 de noviembre de 1991 Omri-Tas dijo que estaba profundamente conmovido por nuestra oferta pero que no podía permanecer todo el tiempo en la Tierra. Dijo que había muchos otros planetas en la misma encrucijada que la Tierra y que necesitaban mucho su presencia. Sin embargo, prometió regresar a la Tierra una vez al mes, el tercer día de cada mes, durante 24 horas.

----Si calculamos las 24 zonas horarias del planeta, vemos que el tercer día de cada mes se extiende a 48 horas. En otras palabras, por un periodo de 48 horas, es el tercer día del mes en cuando menos una zona horaria en el planeta. De manera que el ‘tercer’ día de cada mes los guardianes de la llama han elegido sostener vigilias de llama violeta en sus santuarios.

----Lo que esto hace para Omri-Tas y para las evoluciones de la Tierra es que levanta un muro de llama violeta que transmutará todo lo que lo toque, lo cual significa que Omri-Tas nos ha dado los medios, a través de su cuerpo causal, de ponerle freno a la guerra en el planeta, a los moméntum planetarios de maldad —y esto es excitante.

----Cuando vemos cuántos otros planetas están afligidos (con sólo esta breve observación de Omri-Tas al explicar por qué no podía estar aquí de tiempo competo) caemos en la cuenta de que no es sólo cuestión de algo que sucede en la Tierra, sino que muchos planetas se enfrentan al fin de los tiempos, en que los ángeles caídos deben ser juzgados. Y esto es Armagedón en el fondo: que los ángeles caídos deben ir a juicio. Y antes de ir recurren a toda clase de artimañas dilatorias para permanecer en la Tierra, destruir a nuestros niños, destruir a los que amamos, suministrar drogas y controlar la mente de los individuos. Estos ángeles caídos saben que les queda poco tiempo y rondan por ahí devorando almas. Así que seamos dignos de Saint Germain y de Omri-Tas, ahora que Omri-Tas se ha dignado otorgarnos este tiempo.

Elizabeth Clare Prophet, “Review of key Violet Flame dispensations”, PoW vol. 46 # 26

 

© Church Universal and Triumphant

 

424 Total vistas 1 Vistas hoy

Y Victoria, Elohim del séptimo rayo. Ellos focalizan las energías del chakra de la sede del alma del planeta desde su retiro en el plano etérico, situado cerca de Luanda, en Angola (África). Este retiro está dedicado a la liberación y la victoria del planeta. También focalizan la llama de la misericordia, del perdón y de la alquimia. Las pulsaciones de llama violeta procedentes de su corazón producen el ritmo y el ritual de la aplicación mediante el servicio y la reverencia por la vida. Véase Elohim, Tabla de los ocho rayos .

Es un aspecto del séptimo rayo del Espíritu Santo. Es el fuego sagrado que transmuta la causa, el efecto, el registro y el recuerdo del pecado, es decir, del karma negativo. También se le denomina llama de la transmutación, de la libertad y del perdón. Cuando la llama violeta se invoca por medio de la ciencia de la Palabra hablada, produce cambios constructivos.

Haz de luz o de otra energía radiante. Los rayos son las emanaciones de luz de la Divinidad que, cuando se invocan en el nombre de Dios o en el nombre del Cristo, prorrumpen como una llama en el mundo del individuo. Los rayos pueden ser proyectados por la conciencia divina de seres ascendidos o no ascendidos a través de los chakras y del tercer ojo como una concentración de energía que asume numerosas cualidades divinas, como amor, verdad, sabiduría, curación, etc. Haciendo mal uso de la energía de Dios, los practicantes de magia negra proyectan rayos que tienen cualidades negativas, tales como rayos mortales, rayos de sueño, rayos hipnóticos, rayos de enfermedad, rayos psicotrónicos, el mal de ojo, etc. Véase Tabla de los ocho rayos .

“Una dispensación es un regalo de Dios. En términos espirituales, una dispensación es una gracia que Dios nos otorga. En realidad, se trata de una cesión de energía, una cesión en adición a nuestra diaria asignación que fluye por el cordón cristalino. Nos ayuda a convertirnos en quien somos, a cumplir con nuestra misión y a servir a los demás.

“Es como si alguien fuera pasando y depositara dos millones de dólares en nuestra cuenta bancaria y dijera: “Ten, úsalo para cambiar el mundo.” Eso es una dispensación. Se manifiesta como intervención divina en nuestra vida personal, en nuestras comunidades, naciones y gobiernos.” ECP

Chohán del séptimo rayo, de la libertad. Maestro ascendido. Jerarca de la era de Acuario y patrocinador de los Estados Unidos de América. Inicia a las almas en la ciencia y el ritual de la alquimia y la transmutación con la llama violeta, mediante el poder de la Palabra hablada, la meditación y la visualización. Su retiro en América del Norte es la Cueva de los Símbolos en Table Mountain, Wyoming. También utiliza el Retiro del Royal Teton en el Grand Teton, en Jackson Hole (Wyoming); el retiro de su guru, el Gran Director Divino, la Cueva de la Luz en la India; y la Mansión de Rakoczy, su foco en Transilvania. Las melodías clave de la Mansión de Rakoczy son: Cuentos de los Bosques de Viena y la Mar­cha Rakoczy. Véase Tabla de los ocho rayos .

Un vórtice de energía, física o espiritual, central para los sistemas de mundos, que lanza desde su interior, o que atrae hacia sí con el imán del sol central. Ya sea en el micro­cosmos o en el macrocosmos, el sol central es la principal fuente de energía, el vórtice o el nexo de intercambio de energía en los átomos, las células, el hombre (el chakra del corazón), entre la vida vegetal y el centro de la tierra. El Gran Sol Central, también llamado Gran Eje, es el centro del cosmos; el punto de integración del cosmos del Espíritu-Materia; el punto de origen de toda creación física-espiritual; el núcleo, o núcleo de fuego blanco, del Huevo Cósmico. (Sirio, la Estrella Dios, es el foco del Gran Sol Central en nuestro sector de la galaxia.)

Una voluntad predeterminada, un edicto o un fíat, una decisión o declaración de la autoridad, una ley, una ordenanza o regla religiosa; una orden o mandato. El decreto es la más poderosa de todas las peticiones a la Divinidad. Es el “Mandadme” de Isaías 45:11, el mandato original a la luz, el “Lux fiat”, que es un derecho de nacimiento de los hijos e hijas de DiosVéase decretos dinámicos.

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.

Fórmula mística o invocación; palabra o combinación de palabras que se consideran sagradas, a menudo en sánscrito, que se recita o canta con el fin de intensificar la acción del Espíritu de Dios en el hombre; forma de oración que consiste en una palabra o grupo de palabras que se canta una y otra vez para atraer un aspecto particular de la Deidad o de un ser que materializa ese aspecto de la Deidad. Según la tradición hindú, los sabios que recibieron los mantras por inspiración divina eran capaces de escuchar los tonos fundamentales del universo. Véase decreto.

     [Definición del hinduismo: “mantra significa ‘instrumento para pensar’, es una herramienta utilizada para transformar la mente. En la práctica, un mantra es un sonido, palabra o frase sagrados que se pueden recitar en voz alta, en voz baja o mentalmente. Aunque se expresa físicamente como sonido, la verdadera esencia de un mantra es la vibración insonora de la energía divina integrada en él. Un mantra trabaja con una mente enfocada y llevando la atención hacia el interior; progresivamente conducirá a niveles de conciencia más elevados y más sutiles.”]

I AM. El nombre de Dios; “Dios en mí es”.

Omri-Tas el el regente del Planeta Violeta . Saint Germain nos ha dicho que lleva en el aura una intensidad tal de llama violeta y del séptimo rayo que se extiende mucho más allá del tamaño del planeta tierra. Omri-tas tiene su morada con el Señor del Mundo en Shamballa (por encima del desierto del Gobi), donde él y su séquito de servidores de Dios el Altísimo han prometido mantener la llama violeta de la libertad en la tierra. Su complemento divino guarda la vigilia en el corazón del Planeta Violeta junto con 144 mil sacerdotes del fuego sagrado.

Las evoluciones del Planeta Violeta han servido a la llama violeta por miles de millones de años y utilizan la llama violeta para atender las necesidades de la vida: para limpiar su casa, para cuidar y purificar el planeta, e incluso para lavar y bañarse en ella. Las tareas menores son realizadas por ángeles y elementales de llama violeta, lo que permite a la gente el sendero del adepto y servir en otros hogares planetarios.

(sánscrito: “rueda, disco, círculo”). Centros de luz anclados a lo largo de la columna vertebral en el cuerpo etérico; gobiernan el flujo de energía hacia los cuatro cuerpos inferiores del hombre y sostienen la frecuencia de los siete rayos en ellos. Son siete y corresponden a los siete rayos: 1. primer rayo, garganta, azul; 2. segundo rayo coronilla, amarillo; 3. tercer rayo, corazón, rosa; 4. cuarto rayo, base de la columna, blanco; 5. quinto rayo, tercer ojo, verde; 6. sexto rayo, plexo solar, púrpura y oro; 7. séptimo rayo, sede del alma, violeta).

Hay cinco chakras menores correspondientes a los cinco rayos secretos y un total de 144 centros de luz en el cuerpo del hombre. Véase Tabla de los chakras , El aura humana II, de Djwal Kul.

Véase la Armadura de los chakras

El continente isla que se encontraba donde ahora está el océano Atlántico y que se hundió en el cataclismo conocido como el Diluvio de Noé, hace aproximadamente 11,600 años, según cálculos de James Churchward. Platón la describió vívidamente; Edgar Cayce la “vio” y la describió en sus lecturas; Taylor Caldwell la rememora en algunos pasajes de La leyenda de la Atlántida; Otto Muck, fallecido científico alemán, la exploró científicamente y la autentificó, estableciendo la hora y la fecha de su destrucción (por un asteroide que se impactó en el Triángulo de las Bermudas con una fuerza equivalente a treinta mil bombas de hidrógeno), ¡a las 8 pm del 5 de junio de 8498 a.C.! En sus diálogos Platón cuenta que en “la isla de la Atlántida había un gran y maravilloso imperio” que regía África hasta Egipto, Europa hasta Italia y “partes del continente” (se piensa que es una referencia a América, específicamente a América Central, Perú y el valle del Mississippi). Se ha postulado que la Atlántida y las pequeñas islas que la bordeaban al este y al oeste formaban un puente de tierra continuo que iba de América a Europa y África.

Mapa de la Atlántida de W. Scott-Elliot entre 80,000 A.C.y su hundimiento final.

 

 

Mu, el continente perdido del océano Pacífco que, según los descubrimientos de James Churchward, arqueólogo y autor de El continente perdido de Mu, se extendía cinco mil kilómetros hacia el sur desde el norte de Hawái, hacia la Isla Oriental y las islas Fiyi, y estaba constituido por tres áreas de tierra que median más de ocho mil kilómetros de oriente a poniente. La historia que relata Churchward sobre la antigua Tierra Madre está basada en registros inscritos en tablillas sagradas que asegura haber descubierto en la India. Descifró dichas tablillas con la ayuda de un sacerdote de un templo hindú. Durante cincuenta años de inves­tigación confirmó su contenido comparando con otros textos, inscripciones y leyendas que descubrió en el Sudeste de Asia, en Yucatán (México), Centroamérica, las islas del Pacífico, Norteamérica, el antiguo Egipto y otras civilizaciones. Él calcula que Mu fue destruido aproximadamente hace doce mil años por el colapso de las cámaras de gas que sostenían al continente.

Mapa de Lemuria de El continente perdido de Mu, por James Churchward (1927). Este mapa basado en lecturas de antiguos textos que hizo Churchward muestra el continente de Lemuria como era antes de su destrucción final.

Frecuencia del tiempo y el espacio más allá del plano físico pero por debajo del mental, correspondiente al cuerpo emocional del hombre y al inconsciente colectivo de la raza; el depósito de los patrones de pensamiento y sentimiento colectivos, conscientes e inconscientes, de la humanidad. El propósito original de esta banda o frecuencia es que amplificara los pensamientos y sentimientos puros de Dios en el hombre. En vez de ello, ha sido contaminada con los registros impuros (vibraciones) de la memoria de la raza, multiplicados al infinito por una evolución atrapada en los embates de las contracorrientes y los ciclos repetitivos de su propia negatividad. A esto se debe que el término “astral” se emplee a menudo en un contexto negativo para referirse a lo impuro o psíquico.

Seres de la tierra, el aire, el fuego y el agua; espíritus de la naturaleza que son los siervos de Dios y el hombre en los planos de la Materia para el establecimiento y sostenimiento del plano físico como plataforma para la evolución del alma. A los elementales que sirven al elemento fuego se les llama salamandras; a los que sirven al elemento aire, silfos; a los que sirven al elemento agua, ondinas; a los que sirven al elemento tierra, gnomos. Véase elemental del cuerpo, Elohim.

La llama del Cristo, la chispa de la vida que arde en la cámara secreta del corazón de los hijos e hijas de Dios. La sagrada trinidad de poder, sabiduría y amor que es la manifestación del fuego sagrado. Véase Gráfica de tu Ser Divino.

Maestra ascendida. A lo largo de miles de años de servicio a Dios en el séptimo rayo de la justicia, la libertad, la miseri­cordia, el perdón, la alquimia y el ritual sagrado, la amada Porcia alcanzó la personificación de la Llama de Dios y la conciencia divina de la Justicia divina como Oportunidad divina. Por tal motivo se le conoce como Diosa de la Justicia o Diosa de la Oportunidad. Representa el sexto rayo, el rayo del servicio y la ministración, en el Consejo Kármico y guarda la llama de la justicia y la oportunidad para las evoluciones de la tierra. La amada Porcia es la llama gemela y consorte divina de Saint Germain. Juntos dirigen el siguiente ciclo de dos mil años, la séptima dispensación conocida como era de Acuario.

armagedon-roerich
Armagedón, Nicholas Roerich, 1936


Armagedón es un término bíblico que aparece en Apocalipsis 16: 16. Aunque el término es de origen cristiano, varias religiones y culturas lo emplean para referirse al fin del mundo o al final de los tiempos mediante catástrofes. Desde tiempos inmemoriales los hombres han predicho el fin del mundo y la próxima gran batalla de Armagedón.
Har-Magedon (hebreo) significa “colina de Megiddo”. La fortaleza de Meguido de los cananeos guardaba el paso al valle de Jezreel, a través del cual corría la principal ruta comercial de Egipto a Mesopotamia. Quien controlara el paso gobernaba la economía de Israel. A eso se debe que la fortaleza haya sido escenario de muchas batallas, antiguas y modernas. Armagedón llegó por eso a simbolizar, como nombre y como lugar, la batalla final entre las fuerzas de la Luz y la Oscuridad.
Durante los últimos dos mil años esta batalla se ha asociado a ciertos conceptos escatológicos, como la Segunda Venida de Cristo, la resurrección de los muertos, el juicio final, el rapto de los santos, el castigo de los pecadores y la llegada de la Nueva Jerusalén.
En realidad la batalla de Armagedón es la lucha entre la Luz y la Oscuridad, entre las fuerzas del Bien y las fuerzas del Mal, entre el Yo Real y el yo sintético. Es una batalla espiritual librada para que el mundo pueda ser despojado de ilusión y preparado para la manifestación del Cristo en todos los corazones.

“La batalla de Armagedón no es un mero choque de lanzas y carruajes en las arenas del mundo. Es una batalla espiritual por la mente y el corazón de los hombres” (El Morya ).