↑ Volver a Quién es quien

♦ Hércules y Amazonia, Elohim del 1er. rayo

Hercules_200Half-Dome-Yosemite

Hércules y Amazonia son los del primer , el rayo del poder, la fe y la voluntad de Dios. Su se encuentra en el plano etérico en y sobre Half Dome, en el parque nacional Yosemite, en el norte de California. El de Hércules y de Amazonia está cargada de relámpago azul y revestida de un rosa intenso.

Hércules fue el más famoso de los héroes de la mitología griega. El origen de las figuras de la mitología griega yace en un remoto recuerdo del y un entendimiento decadente de que hubo grandes seres de que caminaban y hablaban con los hombres durante eras de oro del pasado. Hubo en efecto un tiempo en que los caminaron y hablaron con la humanidad en la , pero gradualmente se retiraron con la caída en conciencia de la humanidad.

Para los antiguos, Hércules era uno de sus más ilustres ancestros, un intermediario entre los hombres y los dioses. Su nombre significa “gloria del aire”. Hércules presidía todos los aspectos de la enseñanza helénica. En su aspecto de héroe-atleta, los juegos olímpicos le fueron adscritos a él. Se dice que, por orden del oráculo de Delfos, Hércules pasó doce años a las órdenes de Euristeo, que le impuso doce “trabajos” arduos y aparentemente imposibles. Los estudiantes de los misterios más profundos entienden que la historia de los trabajos de Hércules es ilustrativa de los requisitos del alma en el de iniciación para la automaestría en las energías de las .

Twelve_Labours

El maestro ascendido Hércules es miles de años más antiguo que la mitología griega. Cuando Dios ordenó que se formara este sistema solar, se emitió el fíat “Hágase la luz”, y hubo luz. Fue Hércules quien convocó a los poderosos Elohim, los Constructores de la Forma, para que acudieran y precipitaran el de los . Su gran fortaleza procede de su obediencia al amor a la voluntad de Dios. En respuesta a las peticiones de fuerza y dirección de la humanidad, él da la protección del relámpago azul y su de voluntad-energía-acción.

Hércules nos ha dicho que en muchos casos, debido a su cargo entre los Siete Elohim, él es el único representante de la Divinidad que puede colocarse entre la humanidad y su que regresa. En 1974 dijo:

Dondequiera que haya terremotos, inundaciones, incendios, tormentas o sequía, os pido que me llaméis, para que pueda interceder con el gran poder que Dios me ha dado… Llamad pronunciando el nombre de Hércules, día y noche.

En concordancia con la ley del , los maestros, los Elohim y los es no pueden interceder en nuestro mundo a menos que se los pidamos. En 1995 Hércules dijo:

Nunca antes ha habido semejante dispensación para utilizar nuestro con el fin de concentrar en la Tierra bandas de fuego azul y relámpago blanco con las que se produce una literal desintegración de sustancia humana contaminada.

Os prometo que todas y cada una de las veces que hagáis mi decreto en múltiplos de nueve tendréis una multiplicación que no habéis visto desde mi primera presencia física en la Tierra. Podéis utilizar este decreto para convocar a los Grandes Equipos de Conquistadores que trabajan con nuestras legiones. Nuestra dispensación es muy específica. Porque somos los únicos que tenemos permitido ser tan físicos en la Tierra en estos tiempos.

Y en 1996:

Es imperativo que nos llaméis para mantener el mundo en paz… Hacedme llamados todos los días, aunque sólo me ofrezcáis tres decretos a Hércules. Es suficiente, amados míos. Pero si pronunciáis mi nombre me otorgaréis el poder de trabajar en vuestros niveles.

 


 

O Hercules, Thou Elohim (3x)

 

O HERCULES, THOU ELOHIM

¡OH, HÉRCULES, TÚ, ELOHIM!

In the name of the beloved mighty victorious Presence of God, I AM in me, my very own beloved Holy Christ Self, Holy Christ Selves of all mankind, beloved Mighty Hercules and Amazonia, beloved Guru Ma and Lanello, the entire Spirit of he Great White Brotherhood and the World Mother, elemental life—fire, air, water, and earth! I decree:

En el nombre de la amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, de mi muy amado Santo Ser Crístico, del Santo Ser Crístico de toda la humanidad, amados Poderosos Hércules y Amazonia, amados Guru Ma y Lanello, Hércules y Amazonia, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca y la Madre del Mundo, vida elemental: ¡fuego, aire, agua y tierra!, yo decreto:

1.

O Hercules, thou Elohim,
I AM a child of Love,
Come and seal my being
By might from heaven above

1.

¡Oh, Hércules, tú, Elohim!
YO SOY un hijo del Amor,
ven y sella mi ser
con el poder del cielo en las alturas

Refrain:

Like a bolt of lightning blue,
Power of God flashing through,
Take dominion o'er me now,
To thy Light and Love I bow.

Estribillo:

Como un relámpago azul,
el poder de Dios destellando,
toma dominio sobre mí ahora,
ante tu Luz y Amor me inclino.

 

Purify and guard my being
By thine eye of grace all-seeing,
Clothe me in thy power real,
Fill me now with holy zeal.

 

Purifica y guarda mi ser
con tu ojo de gracia que todo lo ve,
envuélveme en tu poder real,
lléname ahora de sagrado celo.

 

I AM come to do God's Will,
Give me grace now to fulfill
All the plan of heaven's Son,
With thy Light I AM now one

 

He venido a hacer la voluntad de Dios,
dame la gracia ahora para cumplir
todo el plan del Hijo del cielo,
con tu Luz YO SOY ahora uno

2.

O Hercules, thy splendid shining
Shatter failure and opining,
Ope the way in Love divining,
Seal each one in crystal lining.

2.

¡Oh, Hércules! tu espléndido fulgor
hace añicos el fracaso y la obstinación,
abre el camino en Amor divino,
sella a todos en manto de cristal.

3.

O Hercules, for strength I call,
Give me Victory over all;
Let God triumph over me,
Raise thy scepter, set me free.

3.

¡Oh, Hércules! fuerza pido,
dame Victoria sobre todas las cosas;
que Dios triunfe sobre mí,
alza tu cetro, libérame.

4.

O Hercules, beloved one,
Crown me with thy blazing sun;
Set thy hand upon my brow,
Raise me to Perfection now.

4.

¡Oh, Hércules, bienamado!
coróname con tu brillante sol;
pon tu mano sobre mi frente,
elévame a la Perfección ahora.

And in full Faith I consciously accept this manifest, manifest, manifest! [3x] right here and now with full Power, eternally sustained, all-powerfully active, ever expanding, and world enfolding until all are wholly ascended in the Light and free! Beloved I AM! Beloved I AM! Beloved I AM!

¡Y con plena fe conscientemente yo acepto que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste! (3x), ¡aquí y ahora mismo con pleno poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la Luz y sean libres! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY!

© Church Universal and Triumphant

 


 

Hércules quiere que nos concentremos en detener el terrorismo nacional e internacional, los cambios terrestres y todos los desafíos al gobierno divino. Al hacer estos llamados pueden visualizar a los Elohim derramando su luz sobre este mundo desde el cáliz de los Elohim anclado por encima del Corazón del Retiro Interno. Visualicen el fuego blanco y el relámpago azul revirtiendo el terrorismo nacional e internacional y todo lo que se opone al gobierno divino. Hagan sus visualizaciones tan específicamente como sea posible. Cuanto más específicas sean, más eficaces serán los decretos, porque estarán dirigiendo la luz de Dios, como un rayo láser, justo al centro de una situación.

En agosto de 1989 la solicitó a que diera tareas de decretos para realizar “actos meritorios” que ayudaran a la , a El Morya y a los del mundo. Durante la conferencia de otoño de 1989, el anunció que Hércules y los siete Elohim habían venido a darnos trabajos espirituales.

Vienen a daros aquellos trabajos ―dijo― mediante los cuales este mundo puede ser liberado de ciertos incrementos de karma y de ciertas manifestaciones de los cuyo tiempo ha terminado.

Durante la conferencia la mensajera y los s trabajaron en los doce trabajos espirituales correspondientes a los doce trabajos de Hércules en la mitología griega. Los amados Hércules y El Morya periódicamente nos han dado trabajos para atar las fuerzas astrales y a los ángeles caídos que atacan a los portadores de luz. Estas tareas de decretos también son una penitencia, una iniciación y sirven para saldar karma.

Morya nos ha dicho que el motivo de que nuestro amado Hércules esté tan cercano a la octava física es que una vez se ofreció a encarnar en la Tierra:

Llegó un momento en la historia de la Tierra en que el mal era incontrolable y abundaban las naves espaciales y los extraterrestres, y realmente había gigantes en la Tierra y había dioses, tanto que el propio Hércules se ofreció a encarnar para lidiar con esos , para lidiar con su creación mitad animal, mitad humana. Y por tanto, descendió en otra era. Y todos sus días y todas sus horas se dedicó a desafiar a esos caídos.

Y por tanto, hubo un tiempo en que, con corazón, mente, alma y espíritu llenos de determinación, Hércules sacó del apuro al planeta Tierra en una era del pasado. Y salvó a la Tierra para vosotros, amados, para estar aquí otra vez en esta época. Y ahora él agradece que hayáis decidido invocar su y caminar por la Tierra no sólo como chelas de Morya, chelas de Miguel, sino también como chelas de Hércules y Amazonia.

El 16 de diciembre de 1962, vino desde el para hablar de las antiguas civilizaciones de Sudamérica y de una raza gigante de magníficas mujeres que una vez habitaron allí, cuando ella misma “se manifestó físicamente en este planeta”. Sin embargo, las amazonas “se volvieron personas depravadas que utilizaron su enorme fuerza para hacer una guerra destructiva incluso contra el sexo opuesto, degenerando en simples tribus”.

Amazonia entonces nos recordó las muchas conmociones debidas a terremotos que han ocurrido a lo largo de la historia con el fin de “llamar vuestra atención sobre los peligros inherentes al erróneo pensar y el erróneo vivir, así como el juzgar y dirigir mal vuestra energía”. Ella explicó que la Gran Hermandad Blanca anhela ver una era de paz y abundancia en Sudamérica, “ver los antiguos templos erigidos otra vez”. Pero Amazonia advirtió que “el poder de la libertad debe ser conservado en el corazón de los Estados Unidos para que las semillas germinales de luz puedan transmitirse de forma segura hasta Sudamérica en una poderosa unión panamericana”.

© Summit University Press

 

Hercules' Joy of Self-Mastery

 

--------Hercules' Joy of Self-Mastery
-------------Elohim of the First Ray
  --------La alegría de Hércules en la auto-maestría
------------------Elohim del Primer Rayo

(The Devotee Implores Elohim)
Hercules, blue flame of power sevenfold
----Bring self-mastery through joy, by God controlled
Circle round about us now to give true peace
----In its current endless victories release.
Herculean armor, scintillating fire
----Amplify, protect, and strengthen right desire
Humbly we beseech thee, help us now, dear friend
----That in purity and love we shall ascend.

 

(El devoto implora al Elohim)
Hércules, llama azul de poder séptuple,
----trae automaestría mediante la alegría, por Dios controlada
Rodéanos con un círculo ahora para darnos paz verdadera
----en su curso incontables victorias libera.
Hercúlea armadura, centelleante fuego
----amplifica, protege y refuerza el deseo correcto
Humildemente te suplicamos, ayúdanos ahora, querido amigo
----para que en pureza y amor ascendamos.

For the heart yearns to attain its plan divine
----To become like thee a friend to all mankind
Give us strength like thine to labor to the end
----'Til the earth is purified and all ascend.
Now illumine all that we attain life's goal
----Hold the cup of light to every thirsting soul
Robed in holy fire we shall forever stand
----Radiant pillars, golden gates to promised land.

 

Porque el corazón anhela alcanzar su plan divino
----para volverse como tú un amigo de toda la humanidad
Danos fuerza como la tuya para trabajar hasta el final
----hasta que la Tierra sea purificada y todos asciendan.
Ahora ilumínanos a todos para que alcancemos la meta de la vida
----Mantén la copa de luz para toda alma sedienta
Envueltos en fuego sagrado permaneceremos para siempre
----radiantes pilares, doradas puertas a la Tierra prometida.

(Elohim Responds)
Seek the flame upon the altar in the heart
----Holy spark of God's creation set apart
For the earthly journey centuries ago
----Sacred fire, now blaze, expand, and ever grow
To become the river of God's cleansing grace
----Drawing aid from all of heaven throughout space
Bathed in light of iridescent rainbow hue
----Transmutation's flame that maketh all things new.

 

(El Elohim responde)
Buscad la llama en el altar del corazón
----bendita chispa creación de Dios asignada
para el viaje terrenal siglos ha
----Fuego sagrado, destella ahora, expándete y crece siempre
para convertirte en el río de la gracia purificadora de Dios
----atrayendo ayuda del cielo entero a través del espacio
bañada en luz de matiz iridiscente como el arco iris
----llama de la transmutación que hace nuevas todas las cosas.

© The Summit Lighthouse

 

3017 Total vistas 1 Vistas hoy

(plural del hebreo Eloha, “Dios”). El nombre de Dios empleado en el Antiguo Testamento cerca de 2,500 veces con el significado de “El Poderoso” o “El Fuerte”. Elohim es un sustantivo uniplural que hace referencia a las llamas gemelas de la Divinidad que componen el “Divino Nosotros”. Cuando se habla específicamente de la mitad masculina o de la mitad femenina se conserva la forma plural porque se entiende que una parte del Todo Divino contiene y es el Yo andrógino (el Divino Nosotros). Los siete poderosos Elohim y sus contrapartes femeninas son los constructores de la forma; de ahí que Elohim sea el nombre de Dios usado en el primer versículo de la Biblia: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Génesis 1:1). Los cuatro seres de los elementos (las Cuatro Fuerzas Cósmicas) sirven directamente bajo los Elohim y tienen dominio sobre los elementales: gnomos, silfos, salamandras y ondinas.

     Los siete poderosos Elohim son “los siete Espíritus de Dios” nombrados en el Apocalipsis (4:5) y las “estrellas matutinas” que cantaron juntas en principio, tal como el SEÑOR se las reveló a Job (Job 38:7). Hay también cinco Elohim que rodean el núcleo de fuego blanco del Gran Sol Central. En el orden de la jerarquía, los Elohim y los seres cósmicos son portadores de la mayor concentración y de la más alta vibración de luz que podamos percibir en nuestro estadio de evolución. Junto con los cuatro seres de la naturaleza, sus consortes y los constructores elementales de la forma, representan el poder del Padre como Creador (el rayo azul). Los siete arcángeles y sus complementos divinos, los grandes serafines, los querubines y las huestes angelicales representan el amor de Dios en la ardiente intensidad del Espíritu Santo (el rayo rosa). Los siete chohanes de los rayos y todos los maestros ascendidos, junto con los hijos e hijas de Dios no ascendidos, representan la sabiduría de la ley del Logos en la función del Hijo (el rayo amarillo). Estos tres reinos forman una triple manifestación y trabajan equilibradamente para desacelerar las energías de la Trinidad. Entonar el sonido sagrado “Elohim” libera el tremendo poder de la percepción de sí mismos como Dios, desacelerada para que la usemos en santidad por mediación del Cristo Cósmico.

     Para los nombres de los siete Elohim, los rayos en los que prestan su servicio y la ubicación de sus retiros etéricos, véase Tabla de los ocho rayos .

Apocalipsis 3:1; 4:5; 5:6

Haz de luz o de otra energía radiante. Los rayos son las emanaciones de luz de la Divinidad que, cuando se invocan en el nombre de Dios o en el nombre del Cristo, prorrumpen como una llama en el mundo del individuo. Los rayos pueden ser proyectados por la conciencia divina de seres ascendidos o no ascendidos a través de los chakras y del tercer ojo como una concentración de energía que asume numerosas cualidades divinas, como amor, verdad, sabiduría, curación, etc. Haciendo mal uso de la energía de Dios, los practicantes de magia negra proyectan rayos que tienen cualidades negativas, tales como rayos mortales, rayos de sueño, rayos hipnóticos, rayos de enfermedad, rayos psicotrónicos, el mal de ojo, etc. Véase Tabla de los ocho rayos .

El retiro de un maestro es su hogar de luz, su templo y su lugar de servicio. Los retiros son focos de la Gran Hermandad Blanca localizados principalmente en el plano etérico, que es donde presiden los maestros ascendidos. Los retiros anclan una o más de las llamas de la Divinidad así como el moméntum de servicio de los maestros y su realización espiritual para el equilibrio de la luz en los cuatro cuerpos inferiores de un planeta y sus evoluciones. Cumplen múltiples funciones para los consejos de la jerarquía que sirven a las ondas de vida de la tierra y algunos retiros están abiertos para individuos no ascendidos, cuya alma puede viajar a estos focos en su cuerpo etérico entre una encarnación y otra en la tierra, o en su cuerpo sutil durante el sueño o samadhi.

     Muchos de los retiros de los maestros, incluyendo sus escuelas de misterios, estuvieron en el plano físico durante las primeras eras de oro de la tierra e incluso después de la Gran Rebelión y la Caída de los ángeles caídos. Ante la destrucción y la profanación de sus templos, los maestros retiraron sus centros y sus llamas al plano etérico, de ahí el término “retiro”. Después de la ascensión del mensajero Mark L. Prophet el 26 de febrero de 1973, los Señores del Karma dieron otra oportunidad a los hijos de Dios de saldar su karma asistiendo a las clases en los retiros de los siete chohanes, el Maha Chohán y los Instructores del Mundo. El primero de enero de 1986, Gautama Buda y los Señores del Karma respondieron a la petición de los Señores de los Siete Rayos de abrir las universidades del Espíritu que se encuentran en sus retiros etéricos a decenas de miles de estudiantes para proseguir sistemáticamente el camino de la automaestría en los siete rayos. Los estudiantes viajan en su cuerpo sutil durante el sueño y pasan catorce días en el retiro de cada uno de los chohanes y del Maha Chohán. Véase Tabla de los ocho rayos.

Emanación luminosa o campo “electromagnético” que rodea al cuerpo físico; equiparada a menudo al cuerpo astral. Halo o nimbo que se asocia a los santos, que se origina en el alma y en el arquetipo original del alma, y que refleja, según el uso del libre albedrío, los patrones celestiales o los patrones terrenales. La radiación característica de la vida sensible y de los objetos inorgánicos captada por la fotografía Kirlian. Aliento o atmósfera que rodea e interpenetra los cuatro cuerpos inferiores del hombre y sus chakrasen los cuales se registran las impresiones, los pensamientos, los sentimientos, las palabras y las acciones del individuo, incluyendo su karma y los registros de vidas pasadas. El círculo altamente cargado de fuego sagrado que rodea al Cristo, a un maestro ascendido, ángel, Elohim o ser cósmico, que se transfiere como una “gracia” a cualquiera que lo solicite. Corona espiritual. El llamado campo L (inglés: Life-field), capa astral/etérica, que rodea al hombre y a la vida orgánica y que regula y refleja la salud, la vitalidad y la longevidad del cuerpo físico u organismo. Véase El aura humana I, de Kuthumi, y El aura humana II, de Djwal Kul. 

Dios es un Espíritu y el alma es el potencial vivo de Dios. La petición de libre albedrío que el alma hizo  y su consiguiente separación de Dios tuvieron como consecuencia el descenso de este potencial al estado carnal inferior. Sembrada en deshonor, el alma está destinada a elevarse con honores a la plenitud de ese estado divino que es el Espíritu único de toda Vida. El alma puede perderse; el Espíritu no puede morir.

     El alma permanece como un potencial que ha caído a niveles más bajos de vibración y de conciencia, y debe ser imbuida de la realidad del Espíritu, purificada por medio de la oración y la súplica y devuelta a la gloria de la cual descendió y a la unidad del Todo. Esta reunión del alma con el Espíritu es el matrimonio alquímico, que determina el destino del ser y lo convierte en uno con la Verdad inmortal. Cumplido este ritual, el Ser superior se corona Señor de la Vida y se descubre que el potencial de Dios realizado en el hombre es el Todo-en-todo.

La luz espiritual es la energía de Dios; el potencial del Cristo. Como personificación del Espíritu, el término “Luz” puede utilizarse como sinónimo de los términos “Dios” y “Cristo”. Como esencia del Espíritu es sinónimo de “fuego sagrado”. Es la emanación del Gran Sol Central y de la Presencia YO SOY individualizada, y la Fuente de toda vida. Es lo que enciende la chispa divina, porque la Luz verdadera alumbra a toda manifestación de Dios que debe descender a un mundo oscurecido. El portador de Luz es el que desplaza la Oscuridad, y la Luz de su Presencia YO SOY proviene de los reinos del Día Eterno.

Juan 1:7-9

Un maestro ascendido es el que, a través del Cristo y por haberse revestido de la Mente que hubo también en Cristo Jesús, ha alcanzado la maestría del tiempo y el espacio y, en el mismo proceso, también del yo en los cuatro cuerpos inferiores y en los cuatro cuadrantes de la Materia, en los chakras y en la llama trina equilibrada. Ha transmutado cuando menos el 51 por ciento de su karma, cumplido con su plan divino y pasado las iniciaciones del rayo rubí para el ritual de la ascensión: la aceleración por medio del fuego sagrado hacia la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. Los maestros ascendidos habitan en los planos del Espíritu –el reino de Dios (la conciencia de Dios)– y pueden enseñar a las almas no ascendidas en un templo etérico o en las ciudades etéricas del plano etérico (el reino de los cielos).

Filipenses 2:5

El continente isla que se encontraba donde ahora está el océano Atlántico y que se hundió en el cataclismo conocido como el Diluvio de Noé, hace aproximadamente 11,600 años, según cálculos de James Churchward. Platón la describió vívidamente; Edgar Cayce la “vio” y la describió en sus lecturas; Taylor Caldwell la rememora en algunos pasajes de La leyenda de la Atlántida; Otto Muck, fallecido científico alemán, la exploró científicamente y la autentificó, estableciendo la hora y la fecha de su destrucción (por un asteroide que se impactó en el Triángulo de las Bermudas con una fuerza equivalente a treinta mil bombas de hidrógeno), ¡a las 8 pm del 5 de junio de 8498 a.C.! En sus diálogos Platón cuenta que en “la isla de la Atlántida había un gran y maravilloso imperio” que regía África hasta Egipto, Europa hasta Italia y “partes del continente” (se piensa que es una referencia a América, específicamente a América Central, Perú y el valle del Mississippi). Se ha postulado que la Atlántida y las pequeñas islas que la bordeaban al este y al oeste formaban un puente de tierra continuo que iba de América a Europa y África.

Mapa de la Atlántida de W. Scott-Elliot entre 80,000 A.C.y su hundimiento final.

 

 

La entrada estrecha y el camino angosto que conduce a la vida (Mateo 7:14). El sendero de iniciación por el cual el discípulo que va en pos de la conciencia crística supera paso a paso las limitaciones de la individualidad en el tiempo y el espacio y alcanza la reunión con la Realidad a través del ritual de la ascensión.

o del Sol. Seres cósmicos que conforman un anillo de conciencia cósmica alrededor del Gran Sol Central. Doce mandalas de millones de seres cósmicos que personifican doce facetas de la conciencia de Dios y que sostienen la matriz de esa frecuencia para todo el cosmos.

     Cada una de las doce jerarquías encarna la virtud de una línea del reloj cósmico. Se identifican con los nombres de los signos del zodiaco, ya que focalizan sus energías desde estas constelaciones. Por ejemplo, la jerarquía de Capricornio focaliza la virtud del poder divino, la de Acuario la del amor divino, y así sucesivamente.

     Cada mes recibimos la antorcha y la llama de una jerarquía del sol según el ciclo en que personalmente nos encontremos en el reloj cósmico, y nos toca sostener esa llama a través de una serie de iniciaciones bajo esa jerarquía. Véase Compendio de conceptos del reloj cósmico .

Plan de Dios para el alma, para la individualización de la llama divina ordenada en el principio, cuando el arquetipo original de la vida fue impreso sobre el núcleo de fuego blanco de la Presencia YO SOY individual. El plan divino determina los límites de la expresión individual del libre albedrío. Tal como la bellota está destinada a convertirse en roble, cada alma individual está destinada a realizar la plenitud de su potencial preordenado (pero no predestinado) atrayéndolo del Árbol de la Vida: de la Presencia YO SOY y el cuerpo causal, haciendo uso del libre albedrío. Qué es ese potencial y cómo ha de autorrealizarse en esta vida es algo conocido por Dios y puede ser revelado a la conciencia externa a través de la dedicación tanto al Ser Crístico individual como a la Presencia YO SOY y al Gran Director Divino.

Seres cósmicos que transmiten las emanaciones de luz de la Divinidad que fluyen desde Alfa y Omega en el Gran Sol Central hacia los sistemas planetarios. Llamados también Señores Solares.

     [C.W. Leadbeater dice en su libro Los maestros y el sendero que son “los Siete Místicos, los grandes Logos Planetarios, centros de vida en el Logos mismo. Son las verdaderas cabezas de nuestros rayos, en todo el sistema solar, no solamente en nuestro mundo. De uno u otro de esos Siete poderosos descendemos todos”.]

[Los maestros ascendidos utilizan continuamente la palabra momentum en sus enseñanzas, con el significado original del término, que en inglés es “la fuerza del movimiento [motion] adquirida por un objeto en movimiento [moving] como resultado de la prolongación de [dicho] movimiento [motion]” (traducido de Webster Third International Dictionary).

     La palabra momentum en latín significa “movimiento” y fue usada por el físico y matemático Isaac Newton (1643-1727) para describir un cuerpo en movimiento. El latín era la lengua de uso en las universidades europeas a la sazón. Hoy este concepto se llama “movimiento lineal” o “momento lineal”. Se representa por una p y su fórmula es p = m * v, donde m = masa, v = velocidad. Cuando damos un impulso a un objeto, éste empieza a moverse. La Primera Ley del Movimiento de Newton dice que si se retira el impulso el objeto sigue moviéndose a una velocidad constante. Para parar el objeto hay que aplicar una fuerza. Mientras más pesado el objeto (más masa), más fuerza se requiere para detenerlo. Asimismo, mientras más rápido va el objeto (más velocidad), más difícil resulta detenerlo.

     La palabra momentum es una deformación de movimentum, formada por el verbo movere (“mover”) y el sufijo -entum, equivalente a -ento en español, que en este caso indica estado físico.

     Podría traducirse por “momento”, pero para evitar confusión con el significado más común de este término (un instante de tiempo) hemos dejado siempre “moméntum” en nuestras traducciones. Es el equivalente de lo que algunos traducen por "impulso acumulado".]

(sánscrito: “acto, acción, obra”). El karma es energía/conciencia en acción; la ley de causa y efecto y retribución. Llamada también ley del círculo, que decreta que cualquier cosa que hagamos completará un círculo y regresará a nuestra puerta para resolución. Pablo dijo: “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Newton observó: “Para toda acción hay una reacción igual y opuesta.” La ley del karma requiere que el alma reencarne hasta que todos los ciclos kármicos se hayan saldado. Así, de una vida a la siguiente el hombre determina su destino por sus acciones, incluyendo sus pensamientos, sentimientos, palabras y obras. Saint Germain enseña el sendero acelerado de la transmutación del karma con la llama violeta del Espíritu Santo y trascendiendo las rondas de renacimiento a través del sendero de la cristeidad individual que conduce a la ascensión demostrada por Jesús.

Gálatas 6:7

La libertad de crear; la opción de elegir el camino de la derecha o el camino de la izquierda, la Vida o la Muerte, las espirales de conciencia positivas o las negativas. Como el alma posee el don del libre albedrío, puede elegir permanecer en el plano de la relatividad, donde el bien y el mal son relativos según la propia perspectiva en el tiempo y el espacio; o bien puede elegir el plano del Absoluto, donde el Bien es real y el Mal es irreal y el alma contempla “cara a cara” a Dios como la Verdad viva. Libre albedrío o libre arbitrio significa que el individuo puede aceptar o rechazar el plan divino, las leyes de Dios y la oportunidad de vivir en la conciencia del Amor.

     El don del libre albedrío otorgado por Dios conlleva una cierta extensión de conciencia, conocida como extensión de la vida (una serie de encarnaciones) y “los términos de la habitación del hombre”. El alma, por tanto, no solo está confinada al tiempo y el espacio durante su periodo de experimentación con el libre albedrío, sino que también está limitada a un cierto número de ciclos de vida. Al termino de esta oportunidad (compartimentada en días, años y dimensiones), el uso que haya hecho el alma del don del libre albedrío determina su destino. El alma que ha escogido glorificar al Ego Divino (la Realidad) asciende a la Presencia del YO SOY EL QUE YO SOY. El alma que ha elegido glorificar al ego humano (la irrealidad) pasa por la segunda muerte, esto es, su conciencia de negación del Ego será cancelada para siempre; y todas sus energías, que se pasan simultáneamente por el fuego sagrado, se regresan al Gran Sol Central para que ser repolarizadas.

Apocalipsis 20:6, 14; 21:8

Espíritu divino, heraldo, precursor o mensajero enviado por Dios para comunicar Su Palabra a Sus hijos. Espíritu ministrante enviado para asistir a los herederos del Cristo, para confortar, proteger, guiar, fortalecer, enseñar, aconsejar y prevenir. Cohortes de la luz al servicio de los seres crísticos, los hijos e hijas de Dios, por todo el cosmos. Un “ángulo” de la conciencia de Dios –un aspecto de Su Autoconciencia; un ser formado por Dios a partir de Su propia llameante Presencia para asistir a la Vida en la forma. “Y de sus ángeles dijo: El que hizo a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego.” Las huestes celestiales comprenden una evolución que se diferencia de la humanidad por su llameante individualidad y la pureza de su devoción a la Deidad y a los arcángeles jerarcas bajo cuyo mando prestan servicio. Su función es concentrar, acelerar y amplificar los atributos de Dios en beneficio de Su creación. Atienden las necesidades de los hombres atrayendo luz hacia su aura, intensificando los sentimientos de esperanza, fe y caridad, honor, integridad, valor, verdad y libertad, misericordia y justicia, y todo aspecto de la claridad cristalina de la Mente de Dios. Debido a la sacralidad de su presencia invisible, el autor del Libro de Hebreos dijo: “No olvidéis la hospitalidad, porque algunos, sin saberIo, hospedaron ángeles.” Con lo que abunda en el hecho de que los ángeles sí encarnan y andan entre nosotros como nuestros mejores amigos y auxiliadores, aun cuando sean unos perfectos extraños.

     Metafóricamente hablando, los ángeles son electrones que giran alrededor de la Presencia Solar que es Dios, electrones que han elegido, por Su voluntad innata en ellos, expandir Su conciencia en todos los planos de la existencia; que han sido “cargados” de la luz/energía/conciencia del Gran Sol Central para ser “electrodos”, esto es, pilares de la ardiente presencia de Dios que operan como “transformadores de desaceleración” de la Luz inefable, para que Sus hijos puedan recibir una porción de esperanza de la gloria que ha de venir en medio de la noche oscura de su situación kármica en la tierra. Los ángeles pueden adquirir forma humana o de “bastoncillos” y “conos” o espirales y rollos de energía concentrada que puede ser liberada para la curación personal y planetaria, en respuesta al llamado de los seres crísticos, literalmente como una transfusión del Cuerpo y la Sangre del Cristo Cósmico dondequiera y cuandoquiera que se necesite. Hay ángeles de curación, de protección, amor, consuelo y compasión, ángeles que asisten en los ciclos de nacimiento y muerte, ángeles del Ojo Omnividente de Dios que esgrimen la espada llameante de la Verdad para separar de tajo lo real de lo irreal. Hay tipos y órdenes de ángeles que realizan servicios específicos en la jerarquía cósmica, como los serafines y los querubines, o los ángeles devas que sirven con los espíritus de la naturaleza y los elementales del fuego, el aire, el agua y la tierra. Véase ángeles caídos.

Una voluntad predeterminada, un edicto o un fíat, una decisión o declaración de la autoridad, una ley, una ordenanza o regla religiosa; una orden o mandato. El decreto es la más poderosa de todas las peticiones a la Divinidad. Es el “Mandadme” de Isaías 45:11, el mandato original a la luz, el “Lux fiat”, que es un derecho de nacimiento de los hijos e hijas de DiosVéase decretos dinámicos.

De la Gran Hermandad Blanca, Elizabeth Clare Prophet

Chohán del primer rayo, de la Voluntad de Dios. Maestro ascendido. Jefe del Consejo de Darjeeling de la Gran Hermandad Blanca, fundador de The Summit Lighthouse, instructor y patrocinador de los mensajeros Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet. Su extraordinaria devoción a la palabra y las obras de Dios es una poderosa corriente que ha permeado todas las encarnaciones de su alma en la tierra, durante las que permaneció firme en el papel de defensor, instructor y ejemplo delante de nuestro espíritu elevándose vertiginosamente hacia el Amor. Véase Tabla de los ocho rayos .

Orden espiritual de santos occidentales y adeptos orientales que se han reunido con el Espíritu del Dios vivo; las huestes celestiales. Han trascendido los ciclos de karma y renacimiento y ascendido (acelerado) a aquella realidad superior que es la morada eterna del alma. En cada era, cultura y religión han surgido maestros ascendidos de la Gran Hermandad Blanca, unidos para los más altos propósitos de la hermandad del hombre bajo la Paternidad de Dios, para inspirar avances creativos en la educación, las artes y las cien­cias, el gobierno divino y la vida abundante en las economías de las naciones. La palabra “blanca” no se refiere a raza sino al aura (halo) de luz blanca que circunda su forma. La Hermandad comprende entre sus filas a ciertos chelas no ascendidos de los maestros ascendidos. Jesucristo reveló la existencia de esta orden celestial de santos “vestidos de blanco” a su siervo Juan. Véase jerarquía cósmica, Pléyades.

Apocalipsis 3:4, 5; 6:9-11; 7:9, 13, 14; 19:14

Ser un portador de luz significa llevar al Cristo, es el que lleva la Luz que es Cristo; alguien que lleva la responsabi­lidad de la cristeidad en sí mismo y en otros defendiendo la verdad y honrando a Dios; alguien que ha sido ungido por la conciencia crística y profesa esta iluminación para todos. El Portador de Luz es el Guardián de la Llama cuyo lema debe ser “YO SOY el guardián de mi hermano - YO SOY el guardián de la Luz del Cristo en mi hermano”.

Jerarca de las huestes angelicales; el rango más alto entre las órdenes de ángeles. Para cada uno de los siete rayos hay un arcángel que lo preside y que personifica, junto con una arcangelina (su complemento divino), la conciencia divina del rayo y dirige a las bandas de ángeles que bajo su mando prestan servicio en ese rayo. Para sus nombres, rayos y ubicación de sus retiros véase Tabla de los ocho rayos .

(“el que es como Dios”). Arcángel del primer rayo, Príncipe de los Arcángeles, el primero entre sus pares a quien todos los demás arcángeles y sus legiones rinden pleitesía. Conocido como el Defensor de la Fe, el Paladín de la Mujer y Su Simiente y el Líder en la Batalla de Armagedón, que viene en defensa de la conciencia crística en el pueblo de Dios. Su intercesión por los hijos de Dios en esta era está profetizada en Daniel 12:1: “Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro.”

Los que siguieron a Lucifer en la Gran Rebelión y cuya conciencia “cayó” por consiguiente a niveles más bajos de vibración y de conciencia, cuando, en cumplimiento de la ley, fueron “arrojados a la tierra” por el arcángel Miguel y obligados a asumir un cuerpo físico denso y evolucionar en él, debido al karma de su desobediencia a Dios y a Su Cristo y por haber blasfemado de Sus hijos. Aquí, como dijo Pedro, andan de un lado a otro en busca de almas, mentes o cuerpos que puedan devorar, plantando semillas de descontento y la rebelión luciferina entre los hombres y las naciones mediante la subcultura del rock y las drogas, los medios de comunicación y su babilonio culto de idolatría. Se les conoce con los diversos nombres de: caídos, luciferinos, Vigilantes, Néfilim, “gigantes en la tierra”, satánicos, serpientes, hijos de Bélial, entre otros. Véase Anticristo.

Salmos 104:4; Hebreos 1:7, 13:12; Apocalipsis 12:9; Génesis 6:1-7

(hindi: cela, del sánscrito: ceta, “esclavo”, esto es, “sirviente”). En la India, discípulo de un maestro religioso o guru. Término utilizado generalmente para hacer referencia a un estudiante de los maestros ascendidos y sus enseñanzas. Específicamente, estudiante disciplinado y devoto más allá de lo ordinario, iniciado por un maestro ascendido y que sirve a la causa de la Gran Hermandad Blanca. Véase discipulado.

(inglés: Watchers). Véase ángeles caídos, Anticristo.

Un duplicado de la Presencia YO SOY de un maestro ascendido.

Junto con Hércules, Elohim del primer rayo, el rayo del poder, la fe y la voluntad de Dios. El aura de ambos está cargada de relámpago azul y posee una capa envolvente de intenso color rosa.

Véase Elohim, Tabla de los ocho rayos .

Es el centro del cosmos, el punto de integración del cosmos espiritual-material; el punto de origen de toda creación física-espiritual; el núcleo, o núcleo de fuego blanco, del Huevo Cósmico, del universo espiritual-material que incluye una aparentemente interminable cadena de galaxias, sistemas estelares, mundos conocidos y desconocidos. (La Estrella Dios, Sirio, es el foco del Gran Sol Central en nuestro sector de la galaxia.) El Sol detrás del sol es la Causa espiritual que yace tras el efecto físico que vemos como nuestro sol físico y de todas las demás estrellas o sistemas de estrellas, visibles o no visibles. Véase Sol Central.